Skip to Content

Epoc (enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)

LO QUE NECESITA SABER:

La EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) puede empeorar rápidamente. Sus médicos lo ayudarán a crear un plan de cuidado para aplicar en su hogar. El plan le dará instrucciones sobre cómo prevenir o controlar la falta de aliento. Sus familiares o cualquier persona que se preocupe por usted también recibirán instrucciones para ayudarlo.

Inhalación y exhalación

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted se siente mareada, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.

Llame a su médico si:

  • Usted está confundido, mareado, o siente que podría desmayarse.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene más falta de aire.
  • Usted necesita más medicamento de lo usual para controlar sus síntomas.
  • Usted está tosiendo o tiene sibilancia más de lo acostumbrado.
  • Usted está expectorando más mucosidad, o esta es de un color diferente o tiene un olor diferente.
  • Usted aumenta más de 3 libras en una semana.
  • Usted tiene fiebre, congestión nasal y dolor de garganta u otros síntomas de resfriado o gripe.
  • Su piel, los labios o las uñas se empiezan a tornar azules.
  • Se le hinchan las piernas o los tobillos.
  • Usted se siente muy cansado o débil por más de un día.
  • Usted nota cambios de su temperamento o cambios en la capacidad de pensar y concentrarse.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Los broncodilatadores de acción rápida pueden llamarse aliviadores o inhaladores de rescate. Ellos alivian síntomas súbitos y graves, y empiezan a trabajar de inmediato.
  • Los broncodilatadores de acción prolongada pueden llamarse controladores o medicamentos de mantenimiento. Este medicamento ayuda a abrir las vías respiratorias con el pasar del tiempo, y se utiliza para disminuir y prevenir problemas respiratorios. Los broncodilatadores de acción prolongada no deben usarse para aliviar los síntomas súbitos y severos, como la dificultad para respirar.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Para que la respiración sea más fácil, pruebe lo siguiente:

  • Use la respiración con los labios fruncidos cada vez que se sienta corto de respiración. Respire profundo tomando el aire por su nariz. Lentamente, exhale por la boca con los labios fruncidos. Trate que la exhalación dure el doble que la inhalación. Esto le ayuda a deshacerse de la mayor cantidad de aire de sus pulmones como sea posible. También puede practicar este patrón de respiración mientras se agacha, levanta algo, sube escaleras o hace ejercicio. Esto desacelera la respiración y lo ayuda a movilizar más aire dentro y fuera de sus pulmones.
    Inhalar y exhalar
  • Evite cualquier cosa que empeore sus síntomas. Evite ir a lugares de mucha altitud y lugares con humedad elevada. Permanezca adentro o cúbrase la boca y nariz con una bufanda cuando esté afuera durante la temporada fría. Quédese adentro en los días cuando la contaminación del aire o el conteo de polen están altos. No use aerosoles como desodorante, repelente para insectos y laca para el cabello.
  • Ejercítese diariamente. Realice una actividad física por lo menos por 20 minutos cada día para aumentar su energía y disminuir su falta de aliento. Consulte con su médico acerca de cuál es el mejor régimen de ejercicio para usted.
    Caminar para ejercitarse

Maneje la EPOC y ayude a prevenir las exacerbaciones:

La EPOC es una condición grave que se puede empeorar con el transcurso del tiempo. Una exacerbación de la EPOC significa que sus síntomas de repente empeoran. Es importante prevenir las exacerbaciones. Una exacerbación puede causar más daño a los pulmones. La EPOC no puede curarse, pero puede tomar medidas para sentirse mejor y prevenir las exacerbaciones:

  • No fume. Si actualmente fuma, dejar de fumar es la mejor manera de evitar que la EPOC empeore. La nicotina y otras substancias pueden causar irritación o daño a los pulmones y puede hacer que le sea más difícil respirar. No use cigarrillos electrónicos ni fume tabaco sin humo. Todos estos aún contienen nicotina. Puede ser difícil dejar de fumar. Su médico puede ayudarlo a encontrar recursos si necesita ayuda para dejar de fumar. Para apoyo y más información:
    • Smokefree.gov
      Phone: 1- 800 - 784-8669
      Web Address: www.smokefree.gov
  • Evite el humo del cigarrillo cuando alguien más está fumando. Esto es humo que otra persona exhala. Incluso si usted nunca ha fumado o ha dejado de fumar, es importante evitar el humo de segunda mano. Este humo también puede causar daño pulmonar o desencadenar una exacerbación.
  • Acuda a sus citas de rehabilitación pulmonar según las indicaciones. La rehabilitación es un programa dirigido por especialistas que lo ayudan a aprender a controlar la EPOC. Por ejemplo, un neumólogo (especialista en pulmones), un dietista o un terapeuta del ejercicio. Los especialistas lo ayudarán a hacer un plan para evitar los desencadenantes que causan una exacerbación.
  • Tómese sus medicamentos como se le indique. Surta sus medicamentos antes que se le vayan a terminar para que no vaya a faltar una dosis. Pregunte a su médico en caso de tener alguna pregunta de cómo tomarse sus medicamentos.
  • Protéjase contra los gérmenes. Los gérmenes pueden llegar a sus pulmones y causar una infección. Una infección en sus pulmones puede crear mayor mucosidad y hacer la respiración más difícil. Una infección también puede crear una inflamación en sus vías aéreas y evitar que el aire entre en ellas. Usted puede disminuir el riesgo de una infección al realizar lo siguiente:
    • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Tenga siempre a mano un gel antibacterial. Usted puede usar el gel para limpiar sus manos cuando no haya jabón y agua disponibles.
      Lavado de manos
    • No se toque los ojos, la nariz o la boca a menos que se haya lavado las manos primero.
    • Siempre cubra su boca al toser. Tosa en un pañuelo desechable o en la manga de su camisa para no contagiar los gérmenes con sus manos.
    • Trate de evitar a las personas que están resfriadas o tienen gripe. Si usted está enfermo, manténgase alejado de otras personas lo más que pueda.
  • Tome más líquido. El líquido lo ayudará a mantener sus vías respiratorias humectadas y a toser más efectivamente. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.
  • Pregunte sobre las vacunas. La influenza (gripe) y la neumonía pueden ser potencialmente mortales para una persona que tiene EPOC. Hágase aplicar una vacuna contra la gripe cada año tan pronto como esté disponible. La vacuna contra la neumonía puede administrarse cada 5 años o según se indique. Pregunte acerca de otras vacunas que pueda necesitar y cuándo recibirlas.

Decida sobre sus opciones para sus tratamientos en el futuro:

Solicite información sobre las instrucciones médicas a seguir y sobre la elaboración del documento de autorización de vida. Estos documentos pueden ayudar a que usted ponga por escrito sus decisiones de tratamiento y cuidado para el final de la vida, como por ejemplo, cuidado de hospicio. Es mejor completarlos cuando usted se sienta bien y pueda pensar con claridad sobre sus deseos. Esta información se puede guardar para utilizarla en un futuro en caso que usted esté en el hospital o se enferme de gravedad.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Es posible que necesite más exámenes. Su médico puede derivarlo a un especialista, dependiendo de sus necesidades. Algunos servicios especializados pueden estar disponibles a través de su programa de rehabilitación pulmonar. Su médico también puede derivarlo a cuidados de salud en el hogar o a cuidados paliativos (de confort). Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Learn more about Epoc (enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) (Discharge Care)

Associated drugs

Hide