Skip to Content
Is your RA under control? Take an assessment and find out

Artritis Juvenil

LO QUE USTED DEBE SABER:

La artritis juvenil (AJ) es una enfermedad crónica autoinmune que provoca dolor e inflamación en una o mas articulaciones. Algunos niños tienen síntomas solo por unos meses, otros por el resto de sus vidas. Esto sucede cuando el sistema inmune ataca a los tejidos en las articulaciones. La mayoría de los niños con AJ tienen periodos de remisión con deformación mínima de las articulaciones o pérdida de función.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Antes de usar el medicamento, lea siempre la etiqueta de información y siga sus indicaciones. No administre éstos medicamentos a niños menores de 6 meses de edad sin el consentimiento de su médico.
  • Antireumáticos: Estos podrían retardar el progreso de la AJ y reducir el dolor, la rigidez e inflamación. Estos se utilizan cuando los AINEs no controlan los síntomas por sí solos.
  • Esteroides: Estos se administran para disminuir la inflamación.
  • Terapia biológica: Esta podría ayudar a disminuir la inflamación, el dolor y la rigidez de las articulaciones. Estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de infecciones serias que requieren observación cuidadosa.
  • Administre el medicamento a su niño como se le haya indicado: Llame al proveedor de salud de su niño si piensa que el medicamento no esta funcionando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, o hierbas que toma su niño. Incluya la cantidad que toma, la forma y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visita de seguimiento. Mantenga la lista con usted en caso de emergencia.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años de edad: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño de peligro mortal al cerebro e hígado. Revise las etiquetas del medicamento de su niño para aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Programe una cita con el médico de cabecera o reumatólogo del niño como se le indique:

Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus visitas.

Ayude a controlar los síntomas del niño:

  • Revisión de la vista: Lleve al niño a que le revisen la vista regularmente. Pida al médico de cabecera del niño mayor información acerca de revisiones de la vista y con qué frecuencia debería tener una el niño.
  • Terapia física: Un fisioterapeuta puede enseñarle al niño ejercicios para ayudarlo a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor. Un terapista ocupacional puede enseñarle habilidades para ayudarlo con el juego y otras actividades diarias.
  • Descanso: El descanso es importante si el niño tiene dolor en las articulaciones. Limite las actividades hasta que los síntomas mejoren. Déjelo empezar las actividades normales poco a poco cuando él pueda realizarlas sin dolor. Haga que evite movimientos y actividades que requieran esfuerzo de las articulaciones, como ejercicio o levantamiento pesado.
  • Hielo o calor: Ambos pueden ayudar a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también podría ayudar a evitar daño al tejido. Utilice una bolsa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla y colóquela sobre la articulación del niño de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Usted también puede aplicarle calor en las articulaciones durante 20 minutos cada 2 horas. El tratamiento con calor incluye bolsas de agua caliente, lámparas de calor, baños calientes o duchas
  • Dispositivos de soporte: Es posible que le den al niño férulas para usar en las manos para ayudar a que las articulaciones descansen y que disminuya la inflamación.
  • Actividad física: La actividad física regular puede ayudar a aumentar la fuerza y la flexibilidad. Mantenga al niño tan activo como sea posible, evitando cosas que le aumenten el dolor. Pregunte al médico de cabecera o reumatólogo del niño acerca del mejor plan de ejercicio para él.

Mantenga un registro diario:

Mantenga un registro diario de las actividades del niño y de la gravedad de los síntomas. Escriba las actividades que realizó y si los síntomas mejoraron o empeoraron. Traiga el registro con usted a las citas de seguimiento.

Nutrición:

  • Ofrezca al niño una variedad de alimentos saludables: Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, panes integrales, productos lácteos bajos en grasas, frijoles, carnes magras y pescado. Pregunte si el niño necesita seguir una dieta especial
  • Déle al niño alimentos ricos en calcio y vitamina D: Estos son importantes para los huesos del niño durante el crecimiento. Los alimentos altos en calcio incluyen leche, queso, brócoli y tofu. La vitamina D podría encontrarse en la carne, el pescado, leche fortificada, cereal y pan. Pregunte si el niño necesita vitaminas y minerales adicionales, especialmente calcio y vitamina D.

Comuníquese con el médico de cabecera o reumatólogo del niño si:

  • El niño tiene fiebre.
  • El niño tiene problemas para comer o si usted cree que él no está comiendo lo suficiente.
  • El niño comienza a perder peso, piensa mas lentamente o parece estar triste la mayoría de tiempo.
  • El niño tiene dolor de cabeza o dolor intenso alrededor de los ojos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado del niño.

Regrese al departamento de emergencias si:

  • El niño tiene dolor intenso en los ojos o cambios en la vista.
  • El dolor del niño empeora.
  • El niño tiene enrojecimiento, inflamación o dolor intenso en las articulaciones.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide