Skip to Content

Artritis Juvenil

LO QUE NECESITA SABER:

La artritis reumatoide juvenil es una enfermedad crónica autoinmune que provoca dolor e inflamación en una o mas articulaciones. Su niño podría presentar síntomas solo por unos meses o por el resto de su vida. La artritis reumatoide juvenil se desarrolla cuando el sistema inmunitario ataca los tejidos en las articulaciones. La mayoría de los niños con artritis reumatoide juvenil tienen períodos de remisión (sin signos ni síntomas). Es posible que su niño presente cualquiera de los 6 subtipos de la artritis reumatoide juvenil. Pida más información al médico de su niño sobre qué tipo es el que tiene su niño.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Medicamentos:

  • Los analgésicos podrían administrarse. Averigüe con qué frecuencia su niño debe tomar el medicamento y qué cantidad. Observe si hay signos de dolor. Informe a los médicos si el dolor continúa o empeora.
  • Los fármacos para la artritis reumatoide modificadores de la enfermedad (FARME) ayudan a prevenir el daño articular, a retrasar la evolución de la artritis reumatoide juvenil y a reducir el dolor, la rigidez y la inflamación. Puede pasar un tiempo hasta que los FARME comienzan a actuar. Es posible que su niño también deba tomar otros medicamentos para controlar sus síntomas hasta que los FARME comiencen a actuar.
  • Medicamentos esteroideos ayudan a disminuir la inflamación grave. Por lo general, se administran durante un corto período mientras se comienza a tomar otros medicamentos que pueden tardar más tiempo en ser eficaces.
  • La terapia biológica incluye medicamentos que se usan para ayudar a disminuir la inflamación, el dolor y la rigidez de las articulaciones. Estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de una infección grave. Será necesario vigilar la salud de su niño mientras esté tomando este medicamento.

Exámenes:

  • Los análisis de sangre se usan para revisar si la sangre de su niño presenta signos de infección o inflamación.
  • Radiografía o imagen por resonancia magnética (IRM) de las articulaciones de su niño. Es posible que a su niño le administren líquido de contraste para ayudar a que las articulaciones se vean mejor en las radiografías. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No permita que su hijo entre a la sala de la resonancia magnética con ningún objeto de metal. El metal puede causar lesiones serias. Informe al médico si su hijo tiene cualquier metal en o sobre su cuerpo.
  • La artrocentesis es un procedimiento que se usa para drenar líquido de una articulación. El líquido se examina para determinar si hay infección u otros problemas que pueden provocar artritis.
  • La biopsia sinovial podría usarse si el líquido de la articulación de su niño no puede drenarse o si el niño tiene signos de infección. Se extrae un pedazo de tejido del revestimiento de una articulación. El tejido es examinado en busca de posibles causas de la artritis de su niño.

Tratamiento:

  • Un fisioterapeuta puede enseñarle a su niño ejercicios para ayudarlo a mejorar el movimiento y la fuerza, y disminuir el dolor. Un terapeuta ocupacional puede enseñarle habilidades para ayudarlo a jugar y con sus actividades diarias.
  • La cirugía podría ser necesaria si las articulaciones de su niño se ven afectadas gravemente. La cirugía se puede realizar para sacar toda o parte de la articulación y reemplazarla con una artificial. Esto se podría realizar para aliviar el dolor y reparar la articulación. También podría realizarse si los huesos en la espina dorsal de su niño están presionando los nervios.

RIESGOS:

La artritis reumatoide juvenil que no recibe tratamiento puede provocar problemas con el crecimiento de su niño y sus actividades diarias. La artritis reumatoide juvenil podría afectar a otros órganos del cuerpo, como los ojos, el corazón o el hígado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.

Learn more about Artritis Juvenil (Inpatient Care)

Associated drugs

Medicine.com Guides (External)

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.