Skip to main content

Concerta (en espaƱol)

Generic name: methylphenidate (oral)
Brand names: Adhansia XR, Aptensio XR, Concerta, Cotempla XR-ODT, Jornay PM, ... show all 13 brands
Drug class: CNS stimulants

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Aug 24, 2023.

¿Qué es methylphenidate?

Methylphenidate se utiliza para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH; ADHD por sus siglas en inglés) en personas que tienen al menos 6 años de edad.

Ciertas presentaciones de marca de la tableta de liberación prolongada de methylphenidate solo pueden utilizarse para el tratamiento del trastorno por déficit de atención en adultos menores de 65 años y niños de al menos 6 años.

Algunas marcas de este medicamento también se utilizan en el tratamiento de un trastorno del sueño llamado narcolepsia.

Methylphenidate también puede utilizarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de methylphenidate?

Busque ayuda médica de emergencia si observa signos de una reacción alérgica: ronchas, dificultad para respirar, hinchazón en la cara, labios, lengua o garganta.

Los estimulantes han causado accidentes cerebrovasculares, ataques al corazón y muerte repentina en ciertas personas. Busque ayuda médica de emergencia si presenta signos de un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular: dolor de pecho que se extiende a la mandíbula o al hombro, entumecimiento o debilidad repentina en un lado del cuerpo, habla incomprensible o sensación de que le falta aire al respirar.

Llame a su médico de inmediato si tiene:

  • signos de problemas cardíacos o de la circulación sanguínea--dolor de pecho, latido cardíaco desigual, dificultad para respirar, entumecimiento, sensación de frío o apariencia pálida en los dedos de las manos o pies;

  • signos de manía o psicosis-- ver u oír cosas que no son reales, agresión, paranoia, disminución de la necesidad de dormir, comportamiento imprudente o de riesgo, estar agitado o necesidad de hablar más de lo normal;

  • convulsiones, espasmos musculares (tics), cambios en su visión, visión borrosa; o

  • una erección dolorosa que dura 4 horas o más.

Methylphenidate puede afectar al crecimiento de los niños. Informe a su médico si su niño no está creciendo a un ritmo normal mientras esté utilizando este medicamento.

Los efectos secundarios comunes pueden incluir:

  • sudoración, aumento de la presión arterial;

  • cambios de humor, ansiedad, irritabilidad, problemas para dormir (insomnio);

  • inquietud, nerviosismo;

  • latido cardíaco rápido o desigual;

  • pérdida del apetito, pérdida de peso;

  • boca seca, náuseas, vómitos, dolor de estómago, malestar estomacal; o

  • dolor de cabeza, mareo.

Esta lista no incluye todos los efectos secundarios y es posible que aparezcan otros síntomas. Llame a su médico para obtener consejos e información médica relacionada con estos efectos secundarios. También puede informar acerca de efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA-1088.

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre methylphenidate?

Los estimulantes han causado accidentes cerebrovasculares, ataques al corazón y muerte súbita en personas con presión arterial alta, enfermedad del corazón o defectos cardíacos.

Methylphenidate puede crear un hábito de consumo. La utilización incorrecta puede causar adicción, sobredosis o incluso la muerte. Mantenga el medicamento donde otras personas no lo puedan encontrar. Vender o regalar este medicamento se considera ilegal.

Llame a su médico de inmediato si tiene: dolor de pecho, sensación de desvanecimiento, ver o escuchar cosas que no son reales, disminución de la necesidad de dormir, agitación, heridas inexplicables en los dedos de las manos o de los pies.

¿Qué cuestiones debería preguntar al profesional de la salud antes de tomar methylphenidate?

No deberá utilizar methylphenidate si es alérgico a este medicamento o si tiene:

  • glaucoma;

  • un historial personal o familiar de tics (contracciones musculares) o el síndrome de Tourette;

  • dificultad al tragar, problemas estomacales o intestinales;

  • ansiedad, tensión o agitación severas (los medicamentos estimulantes pueden empeorar estos síntomas);

  • incapacidad para digerir ciertos tipos de azúcar; o

  • si ha utilizado un inhibidor de MAO en los últimos 14 días, como isocarboxazid, linezolid, una inyección de methylene blue, phenelzine o tranylcypromine.

Los estimulantes han causado accidentes cerebrovasculares, ataque al corazón, y muerte súbita en ciertas personas. Informe a su médico si tiene:

  • problemas o defectos cardíacos;

  • presión arterial alta; o

  • un historial familiar de enfermedad del corazón o muerte súbita.

Informe a su médico si usted o alguien de su familia ha tenido alguna vez:

  • depresión, enfermedad mental, trastorno bipolar, psicosis, o pensamientos o intentos de suicidio;

  • problemas de la circulación sanguínea en los dedos de las manos o de los pies o enfermedad vascular periférica como el síndrome de Raynaud;

  • convulsiones, epilepsia o una prueba de ondas cerebrales (EEG) anormal;

  • fenilcetonuria;

  • alcoholismo o adicción a las drogas; o

  • alergia a la aspirina o al colorante alimentario amarillo (tartrazina).

Se desconoce si methylphenidate podrá causar daños al bebé no nacido. Informe a su médico si está embarazada o si planea quedarse embarazada. Si está embarazada, su nombre tal vez sea enlistado en un registro de embarazos para poder realizar un seguimiento de los efectos que methylphenidate pueda tener en el bebé.

Consulte con su médico si es seguro amamantar mientras está utilizando este medicamento. Si está amamantando, informe a su médico si nota agitación, insomnio, problemas de alimentación y reducción del aumento de peso en el bebé.

¿Cómo debo tomar methylphenidate?

Siga todas las instrucciones de la etiqueta de su receta y lea todas las guías del medicamento. Es posible que su médico pueda cambiarle la dosis de vez en cuando. Utilice el medicamento exactamente como viene indicado.

Methylphenidate puede crear un hábito de consumo. La utilización incorrecta puede causar adicción, sobredosis o incluso la muerte. Mantenga el medicamento donde otras personas no lo puedan encontrar. Vender o regalar este medicamento se considera ilegal.

La dosis necesaria puede variar si se cambia a otra marca o si se cambia la concentración o presentación de este medicamento. Utilice solamente los medicamentos prescritos por su médico para evitar errores en su administración.

La mayoría de las marcas de methylphenidate se toman de 1 a 3 veces durante el día. Jornay PM se debe utilizar únicamente por la noche. No utilice este medicamento con más frecuencia de la recetada.

Tome este medicamento con un vaso de agua lleno.

Puede tomar methylphenidate con o sin comida, pero deberá tomarlo siempre de la misma manera. Algunas marcas de methylphenidate deben tomarse de 30 a 45 minutos antes de una comida.

Trague la tableta o cápsula de liberación prolongada entera y no la triture, mastique, rompa o abra.

Si no puede tragar una cápsula de liberación prolongada entera, ábrala y mezcle el medicamento con alimentos blandos como puré de manzana o yogur. Trague la mezcla de inmediato sin masticar.

Parte de la cubierta de una tableta de liberación prolongada puede aparecer en las heces, pero esto no provocará que el medicamento sea menos eficaz.

Deberá masticar la tableta masticable antes de tragarla.

Agite la suspensión oral (líquida) por al menos 10 segundos. Mida el medicamento líquido (solución o suspensión) con el medidor que le proporcionaron (no con una cuchara casera).

Saque una tableta de desintegración oral del paquete con las manos secas solo cuando esté listo para utilizar el medicamento. Deje que la tableta de desintegración oral se disuelva en la boca sin masticar.

Informe a su médico si tiene una cirugía planificada.

Su médico necesitará comprobar su progreso con regularidad y es posible que necesite realizar pruebas médicas para comprobar las funciones del corazón. Comunique a cualquier médico que lo atienda que está utilizando este medicamento.

Su tratamiento también puede incluir consejería u otros tratamientos.

No mantenga los medicamentos que le sobren. Bastaría solamente una dosis para causarle la muerte a alguien que los utilizase por accidente o de forma incorrecta. Consulte con su farmacéutico sobre programas de recolección de medicamentos. Asimismo, puede mezclar el medicamento que le sobre con arena o aserrín para gatos o café molido, depositarlo en una bolsa de plástico sellada y tirar la bolsa a la basura.

Mantenga el medicamento bien cerrado en el contenedor original a temperatura ambiente, fuera de la humedad, el calor y la luz. Mantenga su medicamento en un lugar donde nadie pueda utilizarlo de manera inadecuada.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Tome el medicamento tan pronto pueda, pero sáltese la dosis olvidada si ya casi es la hora de tomar la próxima dosis. Si toma Jornay PM, sáltese la dosis olvidada y tome su próxima dosis siguiendo su horario habitual. No tome dos dosis a la vez.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

Busque atención médica de emergencia o llame a la línea de Poison Help al 1-800-222-1222. Una sobredosis de methylphenidate podría resultar mortal.

¿Qué debo evitar mientras tomo methylphenidate?

Evite beber alcohol.

Evite manejar o realizar actividades peligrosas antes de saber cómo puede afectarle este medicamento, ya que sus reacciones podrían verse afectadas.

¿Qué otros fármacos afectarán a methylphenidate?

Informe a su médico acerca del resto de medicamentos que esté utilizando, en particular:

  • un anticoagulante--warfarin, Coumadin, Jantoven;

  • un antiácido;

  • un antidepresivo;

  • medicamento para las convulsiones; o

  • medicamentos para el resfriado o las alergias que contienen descongestionantes.

Esta lista no está completa, puesto que muchos otros fármacos pueden afectar a methylphenidate. Esto incluye los medicamentos obtenidos con o sin receta, vitaminas y productos herbarios. No todas las interacciones posibles se enumeran aquí.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Su médico o farmacéutico puede ofrecerle más información acerca de methylphenidate.
  • Recuerde, mantenga ésta y todas las otras medicinas fuera del alcance de los niños, no comparta nunca sus medicinas con otros, y use este medicamento solo para la condición por la que fue recetada.
  • Se ha hecho todo lo posible para que la información que proviene de Cerner Multum, Inc. ('Multum') sea precisa, actual, y completa, pero no se hace garantía de tal. La información sobre el medicamento incluida aquí puede tener nuevas recomendaciones. La información preparada por Multum se ha creado para uso del profesional de la salud y para el consumidor en los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y por lo cual Multum no certifica que el uso fuera de los EE.UU. sea apropiado, a menos que se mencione específicamente lo cual. La información de Multum sobre drogas no sanciona drogas, ni diagnóstica al paciente o recomienda terapia. La información de Multum sobre drogas sirve como una fuente de información diseñada para la ayuda del profesional de la salud licenciado en el cuidado de sus pacientes y/o para servir al consumidor que reciba este servicio como un suplemento a, y no como sustituto de la competencia, experiencia, conocimiento y opinión del profesional de la salud. La ausencia en éste de una advertencia para una droga o combinación de drogas no debe, de ninguna forma, interpretarse como que la droga o la combinación de drogas sean seguras, efectivas, o apropiadas para cualquier paciente. Multum no se responsabiliza por ningún aspecto del cuidado médico que reciba con la ayuda de la información que proviene de Multum. La información incluida aquí no se ha creado con la intención de cubrir todos los usos posibles, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones con otras drogas, reacciones alérgicas, o efectos secundarios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las drogas que está tomando, consulte con su médico, enfermera, o farmacéutico.

Frequently asked questions

View more FAQ

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.