Skip to Content

Hipertensión

CUIDADO AMBULATORIO:

Hipertensión

es la presión arterial alta. La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. La presión arterial alta está es entre 140/90 o más elevada. La hipertensión causa que su presión arterial se eleve tanto que su corazón se ve forzado a trabajar mucho más fuerte de lo normal. Esto puede causar daño al corazón.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Dolor de pecho
  • Mareos o debilidad
  • Dificultad para respirar
  • Hemorragias nasales (sangrado de la nariz)

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza o pérdida de la visión.
  • Usted tiene debilidad en un brazo o en una pierna.
  • Usted se siente confundido o tiene dificultad para hablar.
  • Usted tiene malestar en el pecho que se siente como estrujamiento, presión, llenura o dolor.
  • Repentinamente se siente aturdido o con dificultad para respirar.
  • Usted tiene dolor o malestar en la espalda, cuello, mandíbula, abdomen o brazo.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted se siente mareado, confundido, somnoliento o como si se fuera a desmayar.
  • Usted se ha tomado su medicamento para la presión arterial pero su presión arterial todavía está más alta de lo que le indicó su médico.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la hipertensión

podría incluir medicamento para bajar la presión arterial. Es probable que usted también necesite hacer algunos cambios en su estilo de vida. Tómese sus medicamentos exactamente como se lo indicaron.

Maneje su hipertensión:

Consulte con su médico sobre estos y otros cambios en su estilo de vida que usted puede realizar para controlar su hipertensión:

  • Revise su presión arterial en casa. Siéntese y descanse por 5 minutos antes de tomarse la presión arterial. Extienda su brazo y apóyelo en una superficie plana. Su brazo debe estar a la misma altura que su corazón. Siga las instrucciones que vienen con el monitor para la presión arterial o tensiómetro. Si es posible tome por lo menos 2 lecturas de la presión cada vez. Tómese la presión arterial por lo menos dos veces al día a la misma hora todos los días, una en la mañana y la otra en la noche. Mantenga un registro de las lecturas de su presión arterial y llévelo consigo a sus consultas. Pregúntele a su médico cuál debe ser su presión arterial.

  • Comer menos sodio (sal). No agregue sodio a sus alimentos. Limite el consumo de alimentos altos en sodio, como por ejemplo comidas enlatadas, papas fritas, y embutidos. Su médico podría sugerirle que siga el plan de alimentación con enfoque dietético para reducir la hipertensión conocido como dieta DASH, por sus siglas en inglés. El régimen es bajo en sodio, grasas saturadas y la grasa en total. Es alto en potasio, calcio y fibra.
  • Ejercítese para mantener un peso saludable. Realice actividad física por lo menos 30 minutos al día, la mayoría de los días de la semana. Esto ayudará a bajar su presión arterial. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted.
  • Disminuya el estrés. Esto podría ayudarlo a bajar su presión arterial. Aprenda sobre formas de relajarse, como respiración profunda o escuchar música.
  • Limite el consumo de alcohol. Las mujeres deben limitar su consumo de alcohol a 1 trago por día. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden aumentar su presión arterial y también pueden provocar daño al pulmón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Controle cualquier otra condición médica que usted tenga. Algunas condiciones médicas como la diabetes pueden aumentar su riesgo de hipertensión. Siga las instrucciones de su médico y tómese sus medicamentos según dichas instrucciones.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Usted tendrá que regresar para que le revisen la presión arterial y para que le hagan otras pruebas de laboratorio. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide