Skip to Content
Is your RA under control? Take an assessment and find out

Artritis Reumatoide

CUIDADO AMBULATORIO:

La artritis reumatoide (AR)

es una enfermedad autoinmune a largo plazo que causa inflamación y daño en las articulaciones. La artritis reumatoide hace que el sistema inmunológico del cuerpo ataque la membrana sinovial (revestimiento) de las articulaciones. La AR también puede afectar otros órganos, como los ojos, el corazón o los pulmones. Es posible que también aumente su riesgo de tener osteoporosis (debilidad de los huesos).

Los síntomas comunes incluyen los siguientes:

  • Dolor y rigidez en las articulaciones que dura más de 1 hora
  • Inflamación de la misma articulación en los dos lados del cuerpo
  • Pérdida de movimiento en las articulaciones
  • Nódulos (protuberancias) firmes y redondos en las articulaciones
  • Fatiga o debilidad muscular
  • Falta de apetito o pérdida de peso

Busque atención médica inmediata si:

  • Usted tiene más inflamación, dolor o enrojecimiento en sus articulaciones.
  • A usted le falta el aliento de forma repentina.
  • Usted pierde la sensación en las manos o los pies.

Comuníquese con su proveedor de salud o reumatólogo si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene inflamación, comezón o salpullido en la piel.
  • Sus síntomas empeoran, incluso con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la artritis reumatoide

podría incluir cualquiera de lo siguiente:

  • Los antireumáticos ayudan a retardar el progreso de la artritis reumatoide y a aliviar el dolor, la rigidez y la inflamación.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, siempre lea la etiqueta de información y siga sus indicaciones.
  • Los esteroides ayudan a disminuir la inflamación.
  • La terapia biológica ayuda a disminuir la inflamación, el dolor y la rigidez de su articulación. Estos medicamentos aumentan el riesgo de una infección grave y requieren de una supervisión cuidadosa.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.
  • Una cirugía podría ser necesaria para remover una parte o la totalidad de su articulación. Podrían colocarle un implante para ayudarle a aliviar el dolor y a reparar la articulación.

Controle sus síntomas:

  • Acuda a terapia física y ocupacional como se le indique. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios que contribuyan a mejorar su movimiento y fuerza, y a aliviar el dolor. Un especialista en terapia ocupacional puede enseñarle destrezas para las actividades diarias.
  • Use dispositivos de apoyo. Es posible que le indiquen que use una férula para dejar descansar las articulaciones de las manos y permitir que baje la inflamación.
  • Descanse cuando sienta dolor en sus articulaciones. Limite sus actividades hasta que sus síntomas mejoren. Comience sus actividades normales gradualmente cuando pueda hacerlas sin sentir dolor. Evite los movimientos y las actividades que ejercen presión en las articulaciones, como el ejercicio intenso y levantar objetos pesados.
  • Use hielo o calor. Ambos pueden contribuir a aliviar la inflamación y el dolor. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra el hielo con una toalla y colóquelo sobre la articulación durante 15 a 20 minutos cada hora, o como le indiquen. Usted puede aplicarse calor durante 20 minutos cada 2 horas. El tratamiento con calor incluye paquetes calientes o compresas tibias.
  • Mantenga un peso saludable para disminuir el esfuerzo de las articulaciones en su espalda, rodillas, tobillos y pies. Pregunte a su proveedor de salud cuánto debería pesar. Pídale ayuda para elaborar un programa para adelgazar si usted tiene sobrepeso.
  • La actividad física puede ayudarlo a aumentar la fuerza y la flexibilidad. Esté tan activo como sea posible mientras evita las cosas que aumentan su dolor. Pregunte a su proveedor de salud o reumatólogo acerca del mejor plan de ejercicio para usted.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide