Skip to Content

Relistor (oral/injection)

Generic Name: methylnaltrexone (oral/injection)
Brand Name: Relistor

¿Qué es methylnaltrexone?

Methylnaltrexone reduce el estreñimiento causado por usar medicinas opioides. Methylnaltrexone trata el estreñimiento sin reducir los efectos del opioide.

Methylnaltrexone se administra a los adultos que usan una medicina opioide para tratar el dolor severo y crónico que no es causado por el cáncer. Methylnaltrexone injection también se usa para los adultos que tienen enfermedad avanzada y que reciben cuidado paliativo (tratamiento para aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida durante una enfermedad seria).

Methylnaltrexone puede también usarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento.

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre methylnaltrexone?

Methylnaltrexone puede causar una perforación (hueco o rasgón) en el estómago o los intestinos. Deje de usar esta medicina y obtenga ayuda médica de inmediato si tiene dolor severo de estómago.

Mientras se usa esta medicina, usted puede tener síntomas de abstinencia de opioides, como ansiedad, sudoración, escalofrío, bostezos, dolor de estómago, o diarrea.

Deje de usar methylnaltrexone y llame a su médico si tiene diarrea grave o continua.

¿Qué debería discutir con el profesional del cuidado de la salud antes de usar methylnaltrexone?

Usted no debe usar methylnaltrexone si tiene un bloqueo en su estómago o intestinos.

Dígale a su médico si alguna vez ha tenido:

  • una úlcera gástrica;

  • perforación (un hueco o rasgón) en su estómago o intestinos;

  • enfermedad del riñón;

  • enfermedad del hígado; o

  • colitis u otro trastorno intestinal como la enfermedad de Crohn, diverticulitis, o el síndrome de Ogilvie.

Dígale a su médico si está embarazada. Si usa methylnaltrexone mientras está embarazada, su bebé recién nacido podría tener síntomas de abstinencia.

Usted no debe amamantar mientras usa methylnaltrexone.

Methylnaltrexone no está aprobada para usarse en cualquier persona menor de 18 años de edad.

¿Cómo debo usar methylnaltrexone?

Deje de usar laxantes antes de empezar a usar methylnaltrexone.

Siga todas las instrucciones en la etiqueta de su prescripción y lea todas las guías del medicamento o las hojas de instrucción. Use la medicina exactamente como indicado.

Methylnaltrexone puede producir un movimiento intestinal dentro de 30 minutos. Asegúrese de estar cerca de un baño cuando use esta medicina.

Methylnaltrexone oral se toma por la boca.

Tome las tabletas de methylnaltrexone con el estómago vacío, por lo menos 30 minutos antes de la primera comida del día.

Tome las tabletas con un vaso de agua lleno.

Methylnaltrexone injection se inyecta bajo la piel. Un proveedor del cuidado de la salud le puede enseñar cómo usar el medicamento por sí mismo de forma adecuada.

Lea y siga con cuidado cualquier instrucción de uso que viene con su medicina. Pregúntele a su médico o farmacéutico si no entiende todas las instrucciones.

Su profesional del cuidado de la salud le enseñará los lugares en su cuerpo para inyectarse methylnaltrexone. Use un lugar diferente cada vez que se administre una inyección. No inyecte en el mismo lugar dos veces seguidas.

Prepare una inyección solamente cuando esté listo para usarla. No use si ésta medicina se ve turbia, ha cambiado de color, o tiene partículas. Llame a su farmacéutico para recibir una medicina nueva.

Cada vial (botella) o jeringa prellenada de methylnaltrexone injection es para usarse solo una vez. Bote después de usar una vez, aunque todavía tenga medicina.

No use methylnaltrexone más de una vez cada 24 horas.

Llame a su médico si sus síntomas no mejoran después de 3 días. Usted puede usar otros laxantes después de 3 días de tratamiento con methylnaltrexone.

Guarde a temperatura ambiente fuera de la humedad, el calor, y la luz. No congele. Mantenga las tabletas en su contenedor original, junto con los 2 frascos del conservante que absorben humedad.

Use una aguja y jeringa solo una vez y después colóquelos en un contenedor para elementos cortopunzantes. Siga las leyes locales o estatales acerca de cómo desechar este contendor. Mantenga fuera del alcance de los niños y mascotas.

Después de dejar de usar el medicamento opioide para el dolor, usted también debe dejar de usar methylnaltrexone.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Use la dosis que dejó de usar tan pronto se acuerde. Sáltese la dosis que dejó de usar si ya casi es hora para la siguiente dosis. No use más medicina para alcanzar la dosis que dejó de usar.

No use esta medicina más de una vez en un período de 24 horas.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

Busque atención médica de emergencia o llame a la línea de Poison Help al 1-800-222-1222.

Cuando usted tiene medicina opioide en su sistema, una sobredosis de methylnaltrexone puede estimular síntomas de abstinencia a los opioides. Los síntomas comunes de abstinencia son bostezos, irritabilidad, sudoración, escalofríos, vómito, diarrea, y dolores en el cuerpo.

¿Qué debo evitar mientras uso methylnaltrexone?

No use ningún otro laxante que su médico no le haya recetado.

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de methylnaltrexone?

Busque atención médica de emergencia si usted tiene signos de una reacción alérgica: ronchas; dificultad para respirar; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

Methylnaltrexone puede causar una perforación (hueco o rasgón) en el estómago o los intestinos. Deje de usar esta medicina y obtenga ayuda médica de inmediato si tiene dolor severo de estómago que empeora o que no pasa.

Deje de usar methylnaltrexone y llame a su médico de inmediato si usted tiene:

  • diarrea severa o continua;

  • mareo extremo, o sensación de que se puede desmayar;

  • heces con sangre o alquitranadas, tos con sangre o vómito que parece café molido;

  • náusea o vómito que son síntomas nuevos o que empeoran; o

  • síntomas de abstinencia a los opioides--ansiedad, sudoración, escalofrío, bostezos, dolor de estómago, diarrea.

Efectos secundarios comunes pueden incluir:

  • dolor de estómago, gas, distensión;

  • náusea o diarrea leve;

  • dolor de cabeza, espasmos musculares;

  • mareos, temblores, sentirse ansioso;

  • nariz mocosa; o

  • escalofríos, sudor, o sensación repentina de calor.

Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros. Llame a su médico para consejos médicos relacionados a efectos secundarios. Usted puede reportar efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA-1088.

¿Qué otras drogas afectarán a methylnaltrexone?

Otras drogas pueden afectar a methylnaltrexone, incluyendo medicinas que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. Dígale a su médico todas las medicinas que usa, y cualquier medicina que comience o deje de usar.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Su médico o farmacéutico le pueden dar más información acerca de methylnaltrexone.
  • Recuerde, mantenga ésta y todas las otras medicinas fuera del alcance de los niños, no comparta nunca sus medicinas con otros, y use este medicamento solo para la condición por la que fue recetada.
  • Se ha hecho todo lo posible para que la información que proviene de Cerner Multum, Inc. ('Multum') sea precisa, actual, y completa, pero no se hace garantía de tal. La información sobre el medicamento incluida aquí puede tener nuevas recomendaciones. La información preparada por Multum se ha creado para uso del profesional de la salud y para el consumidor en los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y por lo cual Multum no certifica que el uso fuera de los EE.UU. sea apropiado, a menos que se mencione específicamente lo cual. La información de Multum sobre drogas no sanciona drogas, ni diagnóstica al paciente o recomienda terapia. La información de Multum sobre drogas sirve como una fuente de información diseñada para la ayuda del profesional de la salud licenciado en el cuidado de sus pacientes y/o para servir al consumidor que reciba este servicio como un suplemento a, y no como sustituto de la competencia, experiencia, conocimiento y opinión del profesional de la salud. La ausencia en éste de una advertencia para una droga o combinación de drogas no debe, de ninguna forma, interpretarse como que la droga o la combinación de drogas sean seguras, efectivas, o apropiadas para cualquier paciente. Multum no se responsabiliza por ningún aspecto del cuidado médico que reciba con la ayuda de la información que proviene de Multum. La información incluida aquí no se ha creado con la intención de cubrir todos los usos posibles, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones con otras drogas, reacciones alérgicas, o efectos secundarios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las drogas que está tomando, consulte con su médico, enfermera, o farmacéutico.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.