Skip to Content

Convulsión Febril En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una convulsión febril en niños?

Una convulsión febril es una convulsión (temblores incontrolables) causada por una fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta. Una fiebre causada por cualquier razón puede provocar una convulsión febril en niños. Las convulsiones febriles pueden ser simples o complejas. Una convulsión febril simple dura menos de 15 minutos y no vuelve a suceder dentro de las siguientes 24 horas. Una convulsión febril compleja dura más de 15 minutos o puede volver a ocurrir dentro de 24 horas. Las convulsiones febriles no causan daño cerebral u otros problemas de salud a largo plazo.

¿Qué aumenta el riesgo de mi hijo de tener una convulsión febril?

La convulsión febril es la convulsión más común en niños de 6 meses a 5 años de edad. Lo siguiente podría aumentar el riesgo de su niño de sufrir de una convulsión febril:

  • Un historial familiar de epilepsia o convulsiones febriles
  • Reciente vacunación para sarampión, paperas, rubéola (MMR) o difteria, tétanos y tos ferina (DTaP)
  • Convulsión febril anterior
  • Anemia por deficiencia de hierro
  • Atraso en el desarrollo o parto prematuro
  • Uso maternal de alcohol o tabaco durante el embarazo con el niño

¿Cuáles son los signos y síntomas de una convulsión febril?

  • Brazos o piernas rígidas
  • El brazo, pierna o cara de su hijo podría tener espasmos o hacer movimientos bruscos
  • Los ojos se repliegan hacia arriba y hacia atrás
  • Pérdida del conocimiento

¿Cómo se diagnostica una convulsión febril?

El proveedor de atención médica de su hijo le preguntará el aspecto de la convulsión y cuánto tiempo duró. El médico de su hijo le preguntará sobre cualquier enfermedad o vacuna reciente que su hijo haya recibido. También dígale a él o ella acerca de cualquier antecedente familiar de convulsiones. El médico también examinará al niño. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • Exámenes de sangre u orina puede hacerse para verificar si hay infección y obtener información sobre su salud en general.
  • Un examen neurológico también llamado signos neurológicos, revisiones neurológicas o estado neurológico. Un examen neurológico puede mostrar a los médicos cuán bien funciona su cerebro. Los médicos revisarán la reacción de las pupilas (puntos negros en el centro de los ojos) de su niño a la luz. Pueden revisar su memoria. Es posible también que examinen la fuerza de sus manos y su equilibrio.
  • Una punción lumbar, es u procedimiento usado para tomar una muestra del líquido que rodea la médula espinal de su niño. El médico insertará una aguja en la columna de su niño. El líquido será removido usando una aguja. El líquido se probará en busca de signos de infección.

¿Cómo se tratan las convulsiones febriles?

Su hijo puede recibir medicamentos para tratar la causa de su fiebre, tales como medicamentos para tratar una infección. Su hijo también puede recibir medicamento para prevenir otra convulsión si él o ella tuvo una convulsión que duró 5 minutos o más. Su hijo además puede recibir lo siguiente:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que su hijo esté tomando para saber si también contienen acetaminofén, o consulte con su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.

¿Qué debo hacer si mi hijo tiene otra convulsión febril?

  • No entre en pánico.
  • Escriba la hora en que comenzó la convulsión. Registre cuánto tiempo dura.
  • Guíe cuidadosamente a su niño al suelo o a una superficie suave. Quite artículos afilados o duros del área que rodea al niño o use una almohada para ponerle debajo de la cabeza.
    Primeros auxilios: Convulsiones
  • Coloque a su hijo de costado para evitar que se trague la saliva o vómito.
    Primeros auxilios: Convulsiones
  • Extraiga cualquier objeto de la boca de su niño. No coloque nada en la boca de su hijo. Esto podría impedirle respirar.
  • Realice reanimación cardiopulmonar si su niño deja de respirar o si no puede sentirle el pulso.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo deja de respirar, se pone de color azulado o usted no puede sentir su pulso.
  • Su hijo no se despierta después de su convulsión.
  • La convulsión de su hijo dura más de 5 minutos.
  • Su hijo sufre más de 1 convulsión antes de estar totalmente despierto o consciente.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo parece somnoliento después de tener una convulsión que dura menos de 5 minutos.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • La fiebre de su hijo no mejora después de darle medicamento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide