Skip to Content

Ampollas

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué son las ampollas?

Una ampolla es una bolsa llena de líquido en la superficie de su piel. El líquido puede ser suero, sangre u otro líquido, dependiendo de la causa de la ampolla. Se crea una capa de líquido para proteger la piel hasta que sane. Las ampollas suelen sanar por sí solas dentro de las 2 semanas.

¿Cómo cuidar de mis ampollas?

No se reviente la ampolla ni le quite la piel que la cubre. Esto podría causar infección y hacer el proceso de sanación más lento. Lo siguiente le ayudará a proteger el área de su ampolla:

  • Lávese las manos antes de cuidar de su ampolla. Esto ayudará a evitar una infección. Use un desinfectante para manos a base de gel si no hay agua y jabón disponibles.
    Lavado de manos
  • Cúbrase la ampolla con un vendaje, de ser necesario. Un vendaje puede ayudar a prevenir que la ampolla se rompa o explote. Si la ampolla se rompe, el vendaje mantendrá el área limpia para prevenir infecciones.
    • Use un vendaje que sea lo suficientemente grande para cubrir toda la ampolla. Esto evitará que el vendaje se pegue a la ampolla. Es posible que su médico le pida que use ciertos vendajes húmedos o hidrogeles.
    • También es probable que usted necesite un vendaje que absorba bien si su ampolla tiene líquido en exceso. Puede ser que le indiquen que use una segunda venda para protección adicional.
    • Retire cuidadosamente el vendaje para cuidar el área. Si la venda se le pega a la ampolla, póngale agua con sal. Esto ayudará a que el vendaje se desprenda con más facilidad y prevendrá más daño a la piel.
    • Aplique vendas limpias según indicaciones. Cambie sus vendas cuando se mojen, ensucien o empapen de líquido.
  • Mantenga limpia y seca el área de la ampolla. Lave el área con jabón o con agua y solución salina. Seque el área usando palmaditas suaves. Revise por signos de infección, como enrojecimiento, inflamación o pus.

¿Qué puedo hacer para prevenir las ampollas?

  • Aplíquese una crema o un ungüento espeso. Esto puede ayudar a prevenir la fricción. Su médico puede recomendarle un producto específico.
  • Escoja ropa que no amarre, frote o irrite su piel. Algunas telas pueden prevenir ampollas al absorber la humedad de la piel. Elija una tela que permita que el aire fluya alrededor de su piel. La ropa ligera que se ajusta sin apretar evita la fricción a medida que usted se mueve. Use guantes de trabajo cuando use herramientas, como un rastrillo o un martillo.
  • Proteja sus pies. Mantenga los pies limpios y secos durante el día. Use zapatos que le calcen bien. Los zapatos que le lastiman los pies pueden llegar a causar o empeorar sus ampollas. Las plantillas acolchadas, las almohadillas o una tela suave de algodón pueden evitar que sus pies rocen sus zapatos. También puede usar 2 pares de calcetines para darle más protección a sus pies.
  • Use almohadillas para proteger las áreas de presión, como los talones. La gasa, la tela suave de algodón o una almohadilla similar pueden prevenir o aliviar la presión. También puede usar una almohadilla para proteger un área que tenga una ampolla. Haga un agujero en el centro de la almohadilla. Coloque la almohadilla de modo que la ampolla pase a través del agujero. Cubra toda el área con un vendaje.
  • Detenga su actividad si se forma un área roja. La piel roja o dolorosa durante la actividad puede ser un signo de que se puede formar una ampolla. Es posible que deba detenerse y agregar una almohadilla o un vendaje en el área. Es posible que tenga que cambiarse de ropa o de zapatos.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Si observa signos de infección, como líneas rojas, pus o hinchazón.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Tiene un incremento del dolor, enrojecimiento o inflamación alrededor de la ampolla.
  • Un líquido mal oliente le sale de la ampolla.
  • La ampolla no cicatriza en un lapso de 2 semanas o cuando el médico lo recomendó.
  • Usted tiene fiebre, escalofríos o dolor corporal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Ampollas

Associated drugs

Medicine.com Guides (External)

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.