Skip to Content

Alergia A La Leche

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una alergia a la leche?

Una alergia a la leche es una condición que se desarrolla debido a que el sistema inmune de su niño reacciona de manera excesiva a las proteínas de la leche. El sistema inmune del niño registra las proteínas como si fueran peligrosas y por lo tanto las ataca. La reacción puede suceder minutos o hasta horas después de que el niño consuma productos lácteos. Las alergias a la leche son más comunes durante los primeros años de vida de su niño. Su niño puede superar la alergia cuando cumpla entre 2 a 5 años. Menos común, es que la siga teniendo hasta que sea un adolescente. Rara vez una alergia puede continuar hasta la edad adulta. Un historial familiar de alergias, eczema, o la alergia a la leche pueden aumentar el riesgo en su niño. Una alergia a la leche aumenta el riesgo de que su niño presente alergias estacionales o alergias a otros alimentos, como los huevos, maní o soya.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una alergia a la leche?

  • Un salpullido, ronchas o comezón alrededor de la boca o la barbilla
  • Náuseas, vómito, diarrea o sangre en sus evacuaciones intestinales
  • Escurrimiento o congestión nasal, tos, sibilancias o dificultad para respirar
  • Comezón en los ojos u ojos llorosos, inflamación o voz ronca
  • Aturdimiento o sensación que se va a desmayar

¿Cómo se diagnostica una alergia a la leche?

Informe al médico del niño si alguien en la familia del niño tiene un historial de alergias o una alergia a la leche. Informe cuando el niño empezó a tener una reacción a la leche. Describa la reacción y cuánto le dura. Su niño podría necesitar exámenes adicionales si desarrolló anafilaxia después de estar expuesto a un factor desencadenante y luego hizo ejercicio. Esto se conoce como anafilaxia inducida por el ejercicio. Un factor desencadenante puede ser cualquier alimento o un alimento específico al que su niño es alérgico. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • Una prueba de punción cutánea se usa para determinar si tiene una reacción alérgica. Su médico le raspará la piel al niño y añadirá una cantidad pequeña de una proteína de la leche. Luego observará los signos de una reacción alérgica, como las ronchas o inflamación.
  • Una muestra de sangre del niño es analizada por la reacción a la proteína de la leche.
  • Una prueba de eliminación se puede usar si su niño no tiene una reacción alérgica inmediata a la proteína de la leche. Su niño no consumirá alimentos ni bebidas ni ningún producto lácteo por unas semanas. Luego le darán productos lácteos. Su médico lo supervisará por una reacción. Su niño puede necesitar que le repitan el examen cada 6 a 12 meses para ver si el niño puede empezar a consumir leche.

¿Cuáles alimentos necesita evitar mi niño?

Incluso probar una pequeña cantidad de un producto lácteo puede producir una reacción alérgica. No le dé ninguno de los siguientes productos a su niño:

  • Leche de vaca, leche de cabra o leche de oveja
  • Queso, requesón, leche en polvo o mantequilla
  • Crema agria, yogur o kumis
  • Helados, queso de untar, o crema de leche
  • Pudines, natillas, o leche achocolatada
  • Palomitas de maíz para microondas, o palomitas de maíz de teatro que puede contener diacetil que da el sabor artificial de mantequilla
  • Productos que contengan soya, si también es alérgico a la soya

¿Cómo se trata la alergia a la leche?

El tratamiento principal para tratar una alergia a la leche es no consumir ningún producto lácteo. Esto se conoce como una dieta de eliminación. El médico de su niño o el dietista puede ayudarle a crear un plan de alimentación que no incluya productos lácteos.

  • Medicamentos, pueden ser suministrados para tratar los síntomas de una reacción alérgica o para detener la respiración sibilante. También podrían darle medicamento para reducir la inflamación. El medicamento de nombre epinefrina podría ser recetado en caso de una reacción alérgica severa.
  • Si su bebé es alimentado con leche materna, la mamá necesita dejar de consumir leche y productos lácteos. Si el bebé necesita dejar de ser alimentado con leche materna, no le de a él leche, hasta que el médico le diga que puede hacerlo. Es posible que sea necesario mantener al bebé bajo observación por una reacción alérgica cuando empieza a tomar leche.
  • Si su bebé es alimentado con leche de fórmula el bebé puede necesitar una fórmula que no contenga la proteína de la leche. El médico puede recomendarle una fórmula antialérgica que sea correcta para su bebé.
  • Si su bebé es mayor de 1 año, el tratamiento incluirá no darle productos lácteos. Su médico podría entonces darle a su bebé productos horneados que contengan leche. Esto es debido a que el calor cambia las proteínas de la leche y disminuye el riesgo de reacciones alérgicas. Si su niño no tiene una reacción alérgica, podría darle comidas como la mantequilla o margarina. Luego le podrá dar queso cocinado, leche achocolatada, o yogur. El último paso es darle leche de vaca y queso sin cocinar. No le dé leche, productos lácteos, o productos horneados a su niño sin el permiso del médico de su niño. Su hijo puede tener rápidamente una reacción alérgica, aún si usted sólo le da cantidades pequeñas.

¿Qué pasos necesito seguir cuando hay señales o síntomas de anafilaxis?

El médico de su niño puede indicarle si su niño corre el riesgo de sufrir un episodio de anafilaxis. El médico puede prescribirle a su niño una medicamento llamado epinefrina para ser usada a la primera señal de anafilaxis. Algunos síntomas incluyen dificultad para respirar o tragar, inflamación en la boca o garganta de su niño, cambio en la voz, o tener sibilancias.

  • Inmediatamente aplíquese 1 inyección de epinefrina pero hágalo solamente en el músculo del muslo que da hacia afuera. Mantenga la inyección en su lugar hasta por 10 segundos antes de retirarla. Esto ayuda a asegurarse de que toda la epinefrina sea aplicada.
  • Llame al 911 y vaya al servicio de urgencias, aunque la inyección haya mejorado sus síntomas. Lleve con usted la inyección de epinefrina que usó.

¿Qué puedo hacer para manejar o prevenir un episodio de alergia a la leche?

  • Lea todas las etiquetas de los alimentos. Lea las etiquetas cada vez que compre alimentos para asegurarse que los ingredientes no han cambiado. Busque la proteína de la leche en la lista de ingredientes. La proteína de la leche puede aparecer como caseína o trigo. También revise por diacetilo, el suero de la mantequilla (ghee), lactosa, lactoalbúmina, lactoglobúlina, lactoferrina, y tagatosa. Pídale al médico de su niño una lista completa de los ingredientes que usted debe revisar cuando compra alimentos empacados.
  • Hable con los meseros y gerentes de restaurantes cuando salga a comer. Dígale a los meseros o a los administradores acerca de la alergia a la leche antes de ordenar la comida. Pregunte sobre los ingredientes de los platos que desea ordenar para su niño. Pregunte si le adicionan leche a las salsas o a las sopas. Solicite que el plato se lo preparen sin mantequilla ni crema agria.
  • Evite la contaminación cruzada. No use utensilios de cocina que hayan tocado productos que contengan leche. Por ejemplo, no use un cuchillo, para cortar comida después de que hayan tocado productos que contengan leche. A esto se le conoce como contaminación cruzada y todavía puede provocar una reacción alérgica. Mantenga los utensilios, tablas de cortar, y platos que hayan tocado leche, separados. Use agua caliente y jabón para lavar todos los utensilios de cocina que entren en contacto con los alimentos. Lave todos los utensilios cada vez, después de que toquen comida cuando usted cocina.
  • Amamante a su bebé durante el primer año de vida. La leche materna es el mejor alimento para su bebé. La lactancia puede ayudar a prevenir alergias, y puede ayudar al desarrollo del sistema inmune de su bebé. Si es posible, déle a su bebé sólo leche materna durante los primeros 4 a 6 meses de vida.

¿Qué precauciones de seguridad debo tomar si mi niño está en riesgo de anafilaxis?

  • Coméntele a los demás acerca de la alergia de su niño. Dígale a los miembros de su familia, amigos y a los directores del colegio, profesores y niñeras. El colegio o la guardería pueden ayudar para estar seguros que su niño no será expuesto a la proteína de la leche. Esto incluye asegurase de que su niño no coma alimentos horneados que lleven al salón de clases para celebrar algún día festivo o un cumpleaños. Pregunte si su niño debería llevar con él una jeringa de epinefrina todo el tiempo. Algunos colegios mantienen epinefrina en el consultorio médico. Asegúrese de que otros sepan qué hacer en caso de una reacción anafiláctica.
  • Mantenga siempre disponibles 2 dosis de epinefrina para su niño. Su niño puede necesitar una segunda inyección de epinefrina si la primera dosis no le ayuda a aliviar sus síntomas o si los síntomas regresan. El médico de su niño puede mostrarle a usted y a los miembros de su familia como aplicar la inyección. Revise la fecha de vencimiento todos los meses y reemplace el medicamento de su vencimiento.
  • Elabore un plan de acción. El médico de su niño puede ayudarle a diseñar un plan escrito que explique la alergia y también crear un plan de emergencia en caso de que su niño presente una reacción alérgica. El plan explica cuándo aplicar una segunda inyección de epinefrina si los síntomas vuelven o no mejoran después de la primera inyección. Déle una copia de las instrucciones del plan de acción y emergencia a seguir, a los miembros de su familia, al personal del colegio y a los entrenadores de deportes, y a los proveedores de la guardería. Muéstreles cómo aplicar la inyección de epinefrina. Actualice el plan conforme cambien las alergias.
  • Dígale a su niño que tenga cuidado cuando ejercita. Si su niño tuvo anafilaxia inducida por el ejercicio, dígale que no se ejercite inmediatamente después de comer. Su niño debe parar de ejercitarse de inmediato si empieza a desarrollar cualquier signo o síntoma de anafilaxia. Es probable que primero se sienta cansado, caliente, o tenga comezón en la piel. También podría desarrollar urticaria, inflamación y problemas graves de respiración si continúa ejercitándose.
  • Haga que su niño lleve una identificación de alerta médica. Haga que su niño use un brazalete o una tarjeta que indique que es alérgico a la leche. Pregunte al médico de su niño dónde usted puede conseguir esos artículos.
  • Mantenga una buena higiene. No permita que su niño comparta cubiertos ni comida. Lave las manos de su niño antes y después de cada comida.

Llame al 911 en caso de presentar signos o síntomas de anafilaxia,

como dificultad para respirar, inflamación en la boca o garganta de su niño o tiene sibilancias (sonido agudo en el pecho). Su hijo también puede tener picazón, sarpullido, ronchas o una sensación como si se fuera a desmayar.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo tiene sarpullido o ronchas que se esparcen por todo su cuerpo.
  • La piel de su niño o las uñas se tornan azules o pálidas.
  • Su hijo tiene diarrea con sangre.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • A su hijo le empieza o se le empeora un sarpullido, ronchas, o comezón.
  • Su hijo tiene malestar estomacal o está vomitando.
  • Su hijo tiene cólicos estomacales o diarrea.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide