Skip to Content

Enfisema

LO QUE NECESITA SABER:

El enfisema es una enfermedad de los pulmones a largo plazo y que se presenta principalmente por fumar. Pertenece a un grupo de enfermedades conocidas como enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC). El enfisema daña los alvéolos (bolsas de aire) en sus pulmones. Esto dificulta que el oxígeno llegue de los pulmones al resto del cuerpo.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 si presenta:

  • Usted siente dolor, presión o falta de espacio en el pecho que dura más de unos breves minutos o regresa.
  • Usted tiene dolor o malestar en la espalda, cuello, mandíbula, abdomen o brazo.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene falta de aliento tan grave que no puede hablar.
  • Usted un repentino sudor frío.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted está confundido, mareado, o siente que se va a desmayar.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene dificultad para hacer sus actividades cotidianas porque le cuesta respirar.
  • Usted tiene que usar sus inhaladores o hacer tratamientos de respiración con mayor frecuencia que de costumbre.
  • Usted escupe más flema que de costumbre al toser.
  • Usted jadea más de lo que es normal para usted.
  • Sus piernas o tobillos están inflamados.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

No fume:

Si usted fuma, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo. Dejar de fumar va a mejorar su salud y la salud de toda persona a su alrededor. Si fuma, solicite información sobre como dejar de hacerlo.

Medicamentos:

  • Los broncodilatadores ayudan a abrir las vías respiratorias para que pueda respirar con mayor facilidad. En la mayor parte de los casos se administran mediante uno de los siguientes dispositivos:
    • Un inhalador es un dispositivo portátil que administra el medicamento que usted inhala.
    • Un nebulizador es una máquina que transforma un medicamento líquido en vapor que usted respira a través de una boquilla.
  • Esteroides disminuyen la inflamación de los pulmones. Se podrían inhalar o tomar en forma de pastillas.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su médico si usted piensa que el medicamento no está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Programe una cita con su médico o pulmonólogo como se le indique:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Exacerbación del enfisema:

Se produce una exacerbación cuando los síntomas empeoran repentinamente. Es posible que tenga mayor dificultad para respirar, que su tos empeore o que tosa más flema o esputo. Usted podría presentar fiebre, aceleración del ritmo cardíaco o somnolencia. Una exacerbación podría ser el resultado de una infección en los pulmones, la contaminación del aire u otro irritante pulmonar. Algunas veces se desconoce la causa de la exacerbación. Es posible que su médico o pulmonólogo le cambie de tratamiento para ayudar a aliviar las exacerbaciones.

Controle su enfisema y ayude a evitar la exacerbación:

  • Evite los irritantes. Use protección si en su lugar de trabajo hay polvo o productos químicos que le molestan. Permanezca adentro cuando la calidad del aire sea mala.
  • Busque tratamiento temprano cuando sus síntomas empeoren. Esto podría ayudarlo a mejorarse más pronto. Conozca que debe hacer en caso de una exacerbación.
  • Ejercítese diariamente. Consulte con su médico acerca de cuál es el mejor régimen de ejercicio para usted. Es posible que el ejercicio le ayude a tener menos dificultad para respirar y mejorar su estado de salud.
  • Respire con los labios fruncidos. Puede respirar con los labios fruncidos siempre que sienta que le falta el aliento. Puede resultar particularmente útil antes de comenzar una actividad.
    • Cuente hasta 2 mientras que respira hondo por la nariz.
    • Exhale lentamente a través de la boca con sus labios levemente fruncidos. Debería hacer un silbido tenue cuando echa el aire hacia afuera.
    • Repita este ejercicio 4 o 5 veces al día.Una vez que se acostumbre a respirar con los labios fruncidos, usted puede respirar de este modo siempre que necesite más aire.
    Inhalar y exhalar

  • Use posiciones para dormir que le ayuden a respirar mejor. Duerma con la parte superior de su cuerpo elevada si tiene dificultad para respirar cuando está acostado. Use pedazos de espuma o eleve la cabecera de su cama. Use un dispositivo que incline todo su cuerpo o que doble su cuerpo en la cintura. El dispositivo no debe doblar su cuerpo en la parte alta de la espalda o del cuello. Es posible que duerma mejor en un sillón reclinable.
  • Pregunte a su médico sobre las vacunas para gripe y neumonía. Todo adulto debería recibir la vacuna de gripe (influenza) anualmente, tan pronto esté disponible. La vacuna neumocócica se administra a personas de 65 años que corren un alto riesgo de padecer una enfermedad neumocócica, como la neumonía. Personas entre los 19 y 64 años con mayor riesgo para una enfermedad neumocócica, también debería recibir la vacuna. Es posible que se necesite repetir la vacuna 1 a 5 años más tarde.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide