Skip to Content
Living with relapsing MS? Don’t miss these free events >>

Dolor De Espalda

LO QUE NECESITA SABER:

El dolor de espalda es común. Puede ser causado por una gran cantidad de afecciones, como la artritis o por el deterioro de los discos de la columna vertebral. El riesgo del dolor de espalda aumenta al sufrir lesiones, por falta de actividad física, o inclinarse hacia adelante o girar de un lado a otro de forma repetitiva. Usted puede estar adolorido o sentir rigidez en uno o ambos lados de la espalda. El dolor se puede propagar a sus glúteos o muslos.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) ayudan a disminuir la inflamación y el dolor. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • El acetaminofén alivia el dolor. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda en 2 semanas a su cita de control con su médico, o según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

La forma de controlar su dolor de espalda:

  • Aplique hielo en su espalda o en el área afectada de 15 a 20 minutos cada hora o según le indicaron. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo disminuye el dolor y ayuda a evitar el daño en los tejidos.
  • La aplicación de calor en su espalda o en el área afectada de 20 a 30 minutos cada 2 horas durante los días que le indicaron. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.
  • Manténgase activo lo más que pueda sin causar más dolor. El reposo en cama puede empeorar su dolor de espalda. Evite levantar objetos hasta que ya no tenga dolor.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene dolor, entumecimiento o debilidad en una o en ambas piernas.
  • El dolor se vuelve tan intenso que lo incapacita para caminar.
  • Usted no puede controlar su orina ni sus deposiciones intestinales.
  • Usted tiene dolor de espalda intenso con dolor en el pecho.
  • Usted tiene dolor de espalda intenso, náuseas y vómito.
  • Usted tiene un dolor de espalda intenso que se propaga a un costado o al área genital.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene dolor de espalda que no mejora con el reposo, ni con el medicamento para el dolor.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene un dolor que empeora cuando está acostado boca arriba o al descansar.
  • Usted tiene dolor que empeora cuando tose o estornuda.
  • Usted pierde peso sin proponérselo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide