Skip to Content

Crisis Hipertensiva

LO QUE NECESITA SABER:

La crisis hipertensiva es un aumento repentino en la presión sanguínea de 180/120 o más. Una presión arterial normal es 119/79 o inferior. Una crisis hipertensiva se denomina también hipertensión aguda. Esto es una emergencia médica que puede causar daño en los órganos o ser potencialmente mortal.

Lecturas de la presión arterial

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted tiene dolor de pecho
  • Usted tiene dolor de espalda o falta de aire.
  • Usted siente debilidad o adormecimiento en la cara, brazos o piernas.
  • Usted no puede ver o hablar tan bien como usualmente lo hace.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza.

Comuníquese con su médico si:

  • Su presión arterial es de 180/110 o más alta pero no tiene otros síntomas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos para la presión arterial se administra para disminuir su presión arterial. Existen muchos tipos diferentes de medicamentos para la presión arterial y es probable que usted necesite más de un tipo. Es muy importante tomar el medicamento de la presión arterial exactamente como se indica. Omitir dosis puede provocar una crisis hipertensiva. Hable con su médico si usted tiene efectos secundarios de su medicamento. No deje de tomarlo sin hablar primero con su médico.
  • Los diuréticos ayudan a eliminar el exceso de líquido que se acumula en sus vasos sanguíneos. Esto reduce la presión arterial al disminuir la presión en las arterias. Los diuréticos se conocen también como píldoras de agua. Es posible que orine más seguido mientras toma este medicamento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Programe una cita con su médico para dentro de 1 a 5 días o según indicaciones dadas:

Usted tendrá que regresar a que le tomen la presión arterial y también para realizarse otras pruebas. Su médico podría también remitirlo a un cardiólogo. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Prevenir otra crisis hipertensiva:

  • Controle su presión arterial en casa. Siéntese y descanse por 5 minutos antes de tomarse la presión arterial. Extienda su brazo y apóyelo en una superficie plana. Su brazo debe estar a la misma altura que su corazón. Siga las instrucciones que vienen con el monitor para la presión arterial. Si es posible, tome por lo menos 2 lecturas de la presión cada vez. Tómese la presión arterial al menos 2 veces al día a la misma hora cada día, como por la mañana y por la noche. Mantenga un registro de su peso y llévelo con usted a las citas de control. Pregúntele a su médico cuál debería ser su presión arterial.
    Cómo tomar la presión arterial
  • Controle cualquier otra condición médica que usted tenga. Algunas condiciones médicas como la diabetes pueden aumentar su riesgo de hipertensión. Siga las instrucciones de su médico y tómese sus medicamentos según dichas instrucciones.
  • Pregunte sobre los medicamentos. Ciertos medicamentos pueden aumentar su presión arterial. Los ejemplos incluyen las píldoras anticonceptivas orales, los descongestivos, los suplementos herbales y los AINE, como el ibuprofeno. Su médico puede indicarle qué medicamentos son seguros para usted. Estos medicamentos incluyen los recetados y de venta libre.
  • Limite el sodio (la sal) como se le haya indicado. Demasiado sodio puede afectar el equilibrio de líquidos. Revise las etiquetas para buscar alimentos bajos en sodio o sin sal agregada. Algunos alimentos bajos en sodio utilizan sales de potasio para añadir sabor. Demasiado potasio también puede causar problemas de salud. Su médico le dirá qué cantidad de sodio y potasio es segura para el consumo en un día. Él puede recomendarle que limite el sodio a 2,300 mg al día.

  • Siga el plan de comidas recomendado por su médico. Un dietista o médico puede darle más información sobre planes de bajo contenido de sodio o el plan de alimentación DASH (enfoques dietéticos para detener la hipertensión). El plan DASH es bajo en sodio, grasas saturadas y grasa total. Es alto en potasio, calcio y fibra.

  • Ejercítese para mantener un peso saludable. Realice actividad física por lo menos 30 minutos al día, la mayoría de los días de la semana. Esto ayudará a bajar su presión arterial. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted.
    Caminar para ejercitarse
  • Disminuya el estrés. Es posible que esto contribuya a bajar su presión arterial. Aprenda sobre formas de relajarse, como respiración profunda o escuchar música.
  • Limite el consumo de alcohol según le indicaron. El alcohol puede aumentar la presión arterial. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden aumentar su presión arterial y también provocar daño al pulmón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide