Skip to Content

Convulsión No Epiléptica

LO QUE NECESITA SABER:

Una convulsión no epiléptica (CNE) es un conjunto de cambios que se presentan durante un breve período de tiempo y alteran la manera en que usted se mueve, piensa o siente. A veces se llama un evento o episodio no epiléptico. Las convulsiones no epilépticas se parecen a las convulsiones epilépticas, con la diferencia de que no se producen cambios eléctricos en el cerebro. La medicina de epilepsia no detiene ni previene una CNE. Una CNE es una condición grave. El diagnóstico y tratamiento tempranos son necesarios para evitar que se produzcan otros problemas en el futuro.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted tiene dolor, presión o pesadez en el pecho que pueden llegar a propagarse a sus hombros, brazos, mandíbula, cuello o espalda
  • Usted tiene dificultad para respirar y sus labios, uñas o rostro se ponen de color azulado.
  • Usted sufrió una convulsión que duró más de 5 minutos.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted siente que se va a desmayar o está demasiado mareado como para ponerse de pie.
  • Usted se lastimó durante o después de una convulsión.
  • Usted considera la posibilidad de hacerse daño o quitarse la vida o de lastimar o matar a otra persona.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted se siente deprimido y siente que no puede afrontar su enfermedad.
  • Usted está confundido o no puede pensar con claridad.
  • Usted presenta nuevos síntomas que no tenía en su última consulta médica.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos, pueden administrarse para el tratamiento de una causa física, como problemas de azúcar en la sangre o la presión arterial. Pueden administrarse medicamentos para el estrés mental severo si esa es la causa de su CNE. Es posible que también necesite medicamentos ansiolíticos para mantenerlo calmado y relajado. Los antidepresivos ayudan a disminuir la depresión.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Lo que puede hacer para controlar CNE:

  • Pregunte qué precauciones de seguridad usted debería tomar. Consulte con su médico sobre la posibilidad de conducir. Es posible que no sea capaz de conducir hasta que se libre de la convulsión durante un período de tiempo. Necesitará comprobar la ley de donde usted vive. También debe hablar con su proveedor de atención médica acerca de nadar y bañarse. Puede ahogarse o desarrollar daño cardíaco o pulmonar potencialmente mortal si tiene una convulsión en el agua.
  • Informe a sus amistades, familiares y compañeros de trabajo que usted tuvo una convulsión. Deles instrucciones por escrito para que las sigan en caso de que tenga otra convulsión. Su médico puede ayudarle a crear una lista específica de sus signos y síntomas.
  • Mantenga un diario de sus convulsiones. Esto puede ayudarle a determinar los factores desencadenantes y evitarlos. Escriba las fechas de sus convulsiones, dónde se encontraba y qué estaba haciendo. Incluya cómo se sintió antes y después. Los posibles factores desencadenantes incluyen enfermedades, falta de sueño, cambios hormonales, alcohol, drogas, luces o estrés.

Qué hacer para prevenir una CNE:

Lo más probable es que usted no pueda prevenir todas las convulsiones. Lo siguiente puede ayudarle a controlar los desencadenantes que pueden iniciar de una convulsión:

  • Establezca un horario y una rutina para ir a dormir. Trate de acostarse y levantarse a la misma hora todos los días. Los problemas de sueño pueden desencadenar una CNE. Hable con su médico si usted tiene problemas para dormir.
  • Haga ejercicio con la mayor frecuencia posible. El ejercicio puede reducir el estrés y ayudar a que duerma mejor. Usted puede sentirse mejor con 30 minutos de ejercicio casi todos los días de la semana. Su médico puede ayudarle a crear un plan de ejercicios que sea seguro.
  • Limite o no consuma bebidas alcohólicas. El alcohol puede desencadenar una CNE. Pregunte a su médico cuánto alcohol es adecuado para que usted tome. Una bebida de alcohol equivale a 12 onzas de cerveza, 1½ onzas de licor o 5 onzas de vino.
  • No use drogas ilegales. Las drogas pueden desencadenar una CNE. Consulte con su médico si usted actualmente consume drogas ilegales y necesita ayuda para dejar de hacerlo.
  • Controle el estrés. Respire profunda y lentamente cuando se sienta estresado o ansioso. Relaje cada parte del cuerpo, una a la vez. Pruebe actividades que le resulten relajantes, como yoga o una caminata corta. La música puede ayudarle a relajarse. También puede unirse a un grupo de apoyo para que pueda hablar con otras personas que tienen CNE. Hable con alguien de confianza sobre sus sentimientos.
  • No fume. La nicotina y otros químicos de los cigarrillos y los cigarros pueden empeorar el estrés y la ansiedad. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que su médico le recomiende un terapeuta o psicólogo. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide