Skip to Content
Be ready for a severe allergy emergency. Read more >>

Asma En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

El asma es una enfermedad pulmonar que hace que a su niño se le dificulte la respiración. La inflamación crónica y las reacciones intensas a los desencadenantes hacen que las vías respiratorias de los pulmones se hagan más pequeñas. Las alergias, las infecciones pulmonares de bebé, o un historial familiar de asma pueden aumentar el riesgo de que su niño desarrolle asma.

Normal vs Asthmatic Bronchioles

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Los medicamentos disminuyen la inflamación, abren las vías respiratorias y facilitan la respiración. Puede que su niño necesite medicamentos que funcionan rápidamente durante un ataque de asma, o que funcionan con el tiempo para prevenir ataques. Los medicamentos para el asma se pueden inhalar, tomar en píldora o inyectarse. Asegúrese de que su niño sepa cómo usar un inhalador.
  • Dele a su niño los medicamentos según instrucciones. Comuníquese con el médico de cabecera de su niño si usted cree que el medicamento no está funcionando o si su niño tiene efectos secundarios. Dígale si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista reciente de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Lleve la lista o los medicamentos en sus recipientes a las citas de seguimiento. Lleve en todo momento la lista de medicamentos del niño en caso de una emergencia. Deseche toda lista vieja de medicamentos.

Programe una cita con el proveedor de salud de su niño según indicaciones:

Su niño tendrá que regresar para asegurarse de que el medicamento está funcionando y que sus síntomas están siendo controlados. Puede que su niño sea referido a un especialista en asma. A usted le pedirán que mantenga un registro de los puntajes del flujo máximo y los síntomas. Lleve este registro a todas las citas de seguimiento. Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus visitas.

Controle el asma de su niño:

  • Siga el plan de acción del asma (AAP, por sus siglas en inglés) que su niño recibió de su médico de cabecera. El plan explica cuales medicamentos necesita su niño y cuando cambiar las dosis si es necesario. Además explica como usted y su niño pueden monitorear síntomas y usar un medidor de flujo máximo. El medidor mide lo bien que el aire se mueve dentro y fuera de los pulmones de su niño.
  • Comparta el plan de acción del asma con los médicos de su niño. El plan de acción da instrucciones sobre lo que se debe hacer en caso de un ataque de asma.
  • Identifique y evite los desencadenantes conocidos. Mantenga su casa libre de mascotas, ácaros y moho.

  • Explíquele a su niño los peligros de fumar. El humo del tabaco aumenta el riesgo de que su niño tenga ataques de asma. Mantenga a su niño alejado del tabaquismo indirecto.
  • Controle las otras condiciones médicas de su niño , como alergias, obesidad y reflujo gástrico.
  • Pregunte sobre vacunas. Puede que su niño necesite de una vacuna anual para la gripe. La gripe puede empeorar el asma de su niño.

Comuníquese con el proveedor de salud de su niño si:

  • Se le acaba el medicamento a su niño antes que le toque resurtir el medicamento.
  • Su niño necesita más medicamento de lo usual para controlar sus síntomas.
  • Su niño tiene dificultad para realizar sus actividades usuales debido a sus síntomas.
  • Los síntomas del niño empeoran o se despierta por las noches con más frecuencia de la usual.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su niño.

Busque ayuda inmediata o llame al 911 si:

  • Los números del flujo máximo del niño están más bajos de lo que deberían estar (en la zona roja de su plan para el asma).
  • Su niño tiene dificultad para hablar o para caminar debido a la falta de aliento.
  • La falta de aliento es tan severa que su niño no puede dormir o hacer sus actividades usuales.
  • La falta de aliento es igual o peor aún después de tomarse los medicamentos.
  • Los labios o uñas del niño se ponen azules o grises.
  • La piel del cuello y la caja torácica de su niño se hunden con cada respiro.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide