Skip to Content
Living with relapsing MS? Don’t miss these free events >>

Neuropatía Periférica

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la neuropatía periférica?

La neuropatía periférica es una condición que afecta a los nervios. Los nervios llevan la información desde el cerebro al cuerpo. Cuando usted tiene neuropatía, la información no se transmite correctamente por los nervios. Los nervios de las piernas, los brazos, los pies o las manos se ven afectados. Es posible que también afecte sus órganos, como los pulmones, el estómago, la vejiga o los genitales. Esta condición podría desaparecer por sí sola o usted podría tenerla para siempre.

¿Cuáles son las causas de la neuropatía periférica?

  • Traumatismo o presión en el nervio: Cualquier accidente que daña los nervios puede causar una neuropatía. Si tiene un yeso o usa una férula, podría poner presión y apretar los nervios. Los movimientos repetitivos, como escribir a máquina, pueden poner presión en los nervios y causar dolor.
  • Abuso de bebidas alcohólicas: El abuso de bebidas alcohólicas podría causar una deficiencia de las vitaminas en su cuerpo, y esto a su vez podría producir una neuropatía.
  • Infecciones: Usted podría tener una neuropatía después de estar expuesto a ciertas infecciones, como el herpes y la enfermedad de Lyme.
  • Condiciones de salud o tratamientos: Ciertas condiciones de salud, como la artritis reumatoide, el cáncer, el lupus y algunas enfermedades hereditarias, pueden causar una neuropatía. Ciertos tratamientos médicos, como la quimioterapia o cirugía, aumentan el riesgo de tener una neuropatía periférica. Algunos medicamentos para el tratamiento de condiciones cardíacas o del VIH también hacen que corra un mayor riesgo. Solicite más información sobre éstas u otras condiciones o tratamientos.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la neuropatía periférica?

La neuropatía periférica puede afectar los nervios que le permiten moverse o sentir las cosas. También podría afectar los nervios que controlan las funciones corporales, como la digestión o la micción. Los siguientes son signos o síntomas comunes:

  • Dolor agudo, punzante, ardor u hormigueo en las piernas, los pies, los brazos o las manos
  • Dificultad para caminar o para mantener el equilibrio
  • Debilidad o dificultad para sujetar las cosas
  • Pérdida del sentido del tacto o adormecimiento
  • Le salen moretones con facilidad
  • Dificultad para controlar la vejiga o los intestinos, o para tener relaciones sexuales

¿Cómo se diagnostica la neuropatía periférica?

Su médico lo examinará y le hará preguntas acerca de sus síntomas. Es posible que también le pregunte si tiene otras condiciones de salud y sobre el historial de salud de su familia. Su médico podría tocarle con cuidado la piel de diferentes áreas con una bolita de algodón o un alfiler. Se hace este examen para revisar su sentido del tacto. También podría comprobar cuán bien usted puede sentir el calor y el frío. Su médico le pedirá que haga movimientos sencillos. Por ejemplo, es posible que le pida que camine o mueva los dedos. También se le podría realizar alguno de los siguientes exámenes:

  • Análisis de sangre: Puede que le saquen sangre para comprobar si tiene alguna condición que podría estar causando la neuropatía periférica.
  • Una electromiografía (EMG) es un examen que mide la actividad eléctrica de sus músculos en descanso y en movimiento.
  • Estudios de conducción nerviosa: Los estudios de conducción nerviosa (ECN) examinan la manera en que los nervios responden a la estimulación. Se colocan electrodos (cables) en las áreas afectadas del cuerpo. Estos electrodos envían corrientes eléctricas al nervio para ver con qué velocidad responde.

  • Biopsias de nervio: Se hace una biopsia para obtener una muestra de piel y tejido nervioso. Se puede hacer una biopsia en distintos lugares y utilizar muchos métodos diferentes. Después de seleccionar un lugar, se limpia y duerme el área. Se extrae una pequeña muestra de piel para examinar los nervios. Solicite más información sobre las biopsias de nervio.

¿Cómo se trata la neuropatía periférica?

El tratamiento podría ayudar a aliviar el dolor y permitirle realizar sus actividades diarias. El tratamiento de la condición que causa la neuropatía periférica podría mejorar sus síntomas. Es posible que necesite los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos:
    • Antidepresivos: Estos medicamentos contribuyen a aliviar o detener los síntomas de la depresión. También se usan para calmar el dolor. Siga las indicaciones para tomar el medicamento.
    • Medicamentos anticonvulsivos: Por lo general se recetan estos medicamentos para controlar las convulsiones, pero también ayudan con el dolor de los nervios.
    • Analgésicos: Es posible que le den medicación para disminuir el dolor. Los analgésicos para el dolor se pueden tomar en forma de píldora o se pueden aplicar sobre la piel. No espere a que el dolor sea muy intenso para tomar el medicamento.
  • Fisioterapia: Los fisioterapeutas y los terapeutas ocupacionales podrían ayudarle a ejercitar los brazos, las piernas y las manos. Podrían enseñarle nuevas maneras de hacer las cosas en su hogar.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea: Este tratamiento, conocido como TENS (por sus siglas en inglés) estimula sus nervios y podría disminuir su dolor. Para este tratamiento se pegan cables a las almohadillas. Las almohadillas se pegan a su piel. Los cables envían una corriente leve a través de los nervios. No se haga este tratamiento si tiene un marcapasos o si está embarazada.
  • Soporte o férula: Podría necesitar un dispositivo que brinde soporte o que inmovilice alguna parte de su cuerpo. Por ejemplo, si tiene síndrome del túnel carpiano, es posible que necesite usar un soporte en la muñeca.

¿Cuáles son los riesgos de la neuropatía periférica?

  • Las agujas empleadas durante la electromiografía podrían causar dolor y dejar hematomas. Si le hacen una biopsia de nervio, es posible que pierda el sentido del tacto en esa área. Ciertos medicamentos pueden crear dependencia (el paciente siente la necesidad de tomarlos). Es posible que todavía sienta dolor aun cuando esté tomando los medicamentos. La neuropatía periférica podría dañar los nervios en forma permanente.
  • Podría lastimarse si no puede controlar sus movimientos. Podría perder el sentido del tacto y no poder agarrar las cosas, como los cierres de cremallera o las llaves. Usted puede desarrollar debilidad muscular u ósea, y llagas por falta de movimiento. El dolor podría hacer que se sienta fastidiado o que tenga dificultad para dormir. Podría contraer una infección o enfermedad en los riñones si le resulta difícil controlar la vejiga o los intestinos. Podría tener dificultad para respirar si los nervios de los pulmones se ven afectados. Esto puede poner en peligro su vida.

¿Cómo puedo controlar mi neuropatía periférica?

  • Evite las caídas: Muévase con cuidado y póngase de pie lentamente. Use zapatos que den apoyo a sus pies, y no camine descalzo. Pregunte sobre los dispositivos de asistencia para caminar, como los bastones o andadores. Podría ser conveniente que instale barandas o esterillas antideslizantes en su hogar, especialmente en el baño. Pida más información acerca de cómo evitar las caídas.

  • Revise su piel a diario: Pueden formarse úlceras donde su piel entra en contacto con las sillas, la cama u otras partes de su propio cuerpo. La piel también se puede llagar debajo de las férulas. Mantenga su piel limpia y fíjese a diario si tiene úlceras.
  • Ejercicio: Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted. La actividad física podría mejorar su sentido del equilibrio, aumentar su fuerza y aliviar el dolor. Es mejor empezar a ejercitarse de a poco y hacer más ejercicio a medida que se sienta más fuerte.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Siente mucho dolor.
  • No puede controlar la vejiga.
  • Tiene dificultad para tener relaciones sexuales.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted sufre una caída.
  • No puede caminar en absoluto.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide