Skip to Content
Living with hypothyroidism? Explore treatment options >>

Hipotiroidismo Congénito En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Hipotiroidismo congénito es una condición que se presenta al nacimiento. Su niño podría nacer sin glándula tiroides, o su glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. Hormonas tiroidea ayudan controlar la temperatura corporal, el ritmo cardíaco, el crecimiento y cómo se aumenta o pierde de peso. En niños, las hormonas tiroidea juegan un papel importante en el crecimiento y desarrollo.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Hormona tiroidea: Este medicamento le ayudará a que el nivel de hormona tiroidea de su niño regrese a lo normal.
  • Administre el medicamento a su niño como se le haya indicado: Llame al proveedor de salud de su niño si piensa que el medicamento no esta funcionando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, o hierbas que toma su niño. Incluya la cantidad que toma, la forma y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visita de seguimiento. Mantenga la lista con usted en caso de emergencia.

Acuda a las citas de seguimiento con el médico de cabecera o endocrinólogo de su niño tal como se le ha indicado:

Su niño podría regresar para más análisis de sangre para revisar su nivel de hormona tiroidea. Esto mostrará si él está recibiendo la cantidad adecuada de hormona tiroidea. Anote sus preguntas para que así recordará hacerlas durante las citas de su niño,

Yodo:

La glándula tiroides utiliza el yodo para funcionar bien y para que produzca las hormonas tiroidea. El médico de cabecera de su niño podría decirle que consuma alimentos ricos en yodo. El le dirá qué cantidad de estos alimentos necesita consumir su niño. La leche y los mariscos son buenas fuentes de yodo.

Consulte con el médico de cabecera o endocrinólogo de su niño si:

  • Su niño tiene fiebre.
  • Su niño tiene escalofríos, tos o se siente débil o adolorido.
  • Su niño tiene dolor, enrojecimiento o inflamación en los músculos o las articulaciones.
  • Su niño tiene picor, inflamación o salpullido en la piel.
  • A su niño se le ha acabado el medicamento tiroideo, o ha dejado de tomarlo sin la aprobación de su médico de cabecera.
  • Usted tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la condición o los medicamentos de su niño.

Regrese a la sale de emergencia si:

  • Su niño se pone nervioso o inquieto.
  • Su niño tiene episodios de asfixia de repente problemas al respirar.
  • Su niño tiene diarrea, temblores o problemas al dormir,
  • Su niño tiene inflamación alrededor de los ojos, o en las piernas, los tobillos o los pies.
  • Su niño se desmaya o sufre de una convulsión.
  • Los signos y síntomas de su niño regresan o se empeoran.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide