Skip to Content

Hipertensión Crónica

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la hipertensión crónica?

La hipertensión crónica es una condición en la cual la presión arterial es más alta de lo normal durante un período prolongado de tiempo. La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. La presión arterial normal está por debajo de 120/80. La prehipertensión es cuando la presión arterial está entre 120/80 y 139/89. La presión arterial alta está es entre 140/90 o más elevada.

¿Qué aumenta mi riesgo de tener hipertensión crónica?

  • Ser mayor de 55 años (hombres)
  • Ser mayor de 65 años (mujeres)
  • Antecedentes familiares de hipertensión o enfermedades cardíacas
  • Obesidad o falta de ejercicio
  • Consumir demasiado sodio (sal)
  • Estrés
  • Uso de tabaco, alcohol o drogas ilegales
  • Una condición médica como la diabetes, colesterol alto o enfermedad renal
  • Medicamentos, como esteroides o píldoras anticonceptivas

¿Cuáles son los signos y síntomas de la hipertensión crónica?

Es posible que no presente ningún signo ni síntoma o que tenga alguno de los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Dolor de pecho
  • Mareos o debilidad
  • Dificultad para respirar
  • Hemorragias nasales (sangrado de la nariz)

¿Cómo se diagnostica la hipertensión crónica?

Su médico le preguntará sobre sus síntomas y los medicamentos que esté tomando. También le preguntará si tiene un historial familiar de hipertensión y sobre cualquier condición de salud que tenga. Le tomará la presión arterial y su peso corporal y le examinará su corazón, pulmones y ojos. Es posible que usted necesite hacerse alguno de los siguientes estudios:

  • Los análisis de sangre: podrían ayudar a los médicos a determinar la causa de su hipertensión. Los exámenes de sangre también pueden ayudar a encontrar otros problemas de salud provocados por la hipertensión.
  • Análisis de orina se realizarán para revisar sus riñones.
  • Un electrocardiograma registra la actividad del corazón. Se usa para comprobar si la hipertensión provoca algún problema con su ritmo cardíaco u otras afecciones.

¿Cuál es el tratamiento para la hipertensión crónica?

  • Medicamentos para la presión arterial se administra para disminuir su presión arterial. La presión controlada ayuda a proteger sus órganos como su corazón, pulmones, cerebro, y riñones. Es probable que necesite más de 1 tipo de medicamento para la presión arterial. Tome su medicamento para la presión exactamente como se lo indiquen.
  • Diuréticos ayudan a eliminar el exceso de líquido que se acumula en el organismo. Esto contribuirá a bajar su presión arterial. Es posible que orine más seguido mientras toma este medicamento.

¿Cuáles son los riesgos de la hipertensión crónica?

Usted podría perder la visión en uno o ambos ojos. Es posible que desarrolle una enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos. Esto aumenta su riesgo de tener un ataque cardíaco, un derrame cerebral, una insuficiencia cardíaca o una enfermedad en los riñones que pongan en riesgo su vida.

¿Cómo puedo controlar la hipertensión crónica?

  • Tómese la presión arterial en su casa. Siéntese y descanse por 5 minutos antes de tomarse la presión arterial. Extienda su brazo y apóyelo en una superficie plana. Su brazo debe estar a la misma altura que su corazón. Siga las instrucciones que vienen con el monitor para la presión arterial o tensiómetro. Si es posible tome por lo menos 2 lecturas de la presión cada vez. Tómese la presión arterial por lo menos dos veces al día a la misma hora todos los días, una en la mañana y la otra en la noche. Mantenga un registro de las lecturas de su presión arterial y llévelo consigo a sus consultas. Pregúntele a su médico cuál debería ser su presión arterial.

  • Comer menos sodio (sal). No agregue sodio a sus alimentos. Limite el consumo de alimentos altos en sodio, como por ejemplo comidas enlatadas, papas fritas, y embutidos. Su médico podría sugerirle que siga el plan de alimentación con enfoque dietético para reducir la hipertensión conocido como dieta DASH, por sus siglas en inglés. El régimen es bajo en sodio, grasas saturadas y la grasa en total. Es alto en potasio, calcio y fibra.
  • Ejercítese para mantener un peso saludable. Realice actividad física por lo menos 30 minutos al día, la mayoría de los días de la semana. Esto ayudará a bajar su presión arterial. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted.
  • Disminuya el estrés. Esto podría ayudarlo a bajar su presión arterial. Aprenda sobre formas de relajarse, como respiración profunda o escuchar música.
  • Limite el consumo de alcohol. Las mujeres deben limitar su consumo de alcohol a 1 trago por día. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden aumentar su presión arterial y también pueden provocar daño al pulmón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza o pérdida de la visión.
  • Usted tiene debilidad en un brazo o en una pierna.
  • Usted se siente confundido o tiene dificultad para hablar.
  • Usted tiene malestar en el pecho que se siente como estrujamiento, presión, llenura o dolor.
  • Repentinamente se siente aturdido o con dificultad para respirar.
  • Usted tiene dolor o malestar en la espalda, cuello, mandíbula, abdomen o brazo.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted se siente mareado, confundido, somnoliento o como si se fuera a desmayar.
  • Usted se ha tomado su medicamento para la presión arterial pero su presión arterial todavía está más alta de lo que le indicó su médico.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide