Skip to Content
Know what to ask with our GIST Doctor Discussion Guide

Gastroenteritis En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Gastroenteritis

, o gripe estomacal, es una infección del estómago y los intestinos. La causa de la gastroenteritis es una bacteria, parásito o virus. El rotavirus es una de las causas más comunes de gastroenteritis en los niños.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Diarrea o gas
  • Náusea, vómitos o apetito deficiente
  • Calambres, dolor o gorgoteo abdominales
  • Fiebre o escalofríos
  • Cansancio, debilidad o irritabilidad
  • Dolores de cabeza o musculares con cualquiera de los síntomas anteriores

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo tiene dificultad para respirar o tiene el pulso muy acelerado.
  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su niño está muy soñoliento o usted no lo puede despertar.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted ve sangre en la diarrea de su niño.
  • Las piernas o los brazos de su hijo se sienten fríos o se ven azules.
  • Su hijo tiene dolor abdominal severo.
  • Su hijo tiene cualquiera de los siguientes signos de deshidratación:
    • Boca seca o pastosa
    • Poca o ninguna producción de lágrimas
    • Ojos que parecen hundidos
    • El punto blando en la parte superior de la cabeza de su hijo se ve hundido
    • No orinar ni mojar pañales por 6 horas, si se trata de un bebé
    • No orinar por 12 horas, si se trata de un niño mayor
    • Piel fría y húmeda
    • Cansancio, mareos o irritabilidad

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene una temperatura de 102° F (38.9° C) o más.
  • Su niño no toma líquidos.
  • Su hijo continúa vomitando o tiene diarrea después del tratamiento.
  • Usted ve lombrices en la diarrea de su niño .
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

  • Medicamentos se pueden administrar para detener el vómito, disminuir los calambres abdominales o tratar una infección.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Manejo de los síntomas de su hijo:

  • Continúe alimentando a su bebé con fórmula o leche materna. Asegúrese de refrigerar de inmediato cualquier porción de leche materna o fórmula que no haya usado. La fórmula o leche que queda expuesta a temperatura ambiente puede hacer que el niño empeore. El médico de su bebé podría sugerirle que le de una solución rehidratante oral. Esta solución contiene agua, sales y azúcares necesarios para reemplazar los líquidos corporales perdidos. Pregunte qué tipo de solución de rehidratación oral debe usar, qué cantidad debe administrarle al bebé y dónde puede obtenerla.
  • De a su niño líquidos según indicaciones. Pregunte cuánto líquido necesita tomar su niño y cuáles son los más adecuados para él. Es posible que el niño deba tomar más líquido que de costumbre para no deshidratarse. Dele paletas heladas o hielo para que chupe o ofrézcale pequeños sorbitos de agua a menudo si tiene dificultad para mantener los líquidos en su estómago. Su niño podría necesitar una solución de rehidratación oral. Pregunte qué tipo de solución de rehidratación oral debe usar, qué cantidad debe administrarle al niño y dónde puede obtenerla.
  • Alimente a su niño con comidas suaves. Ofrézcale a su hijo alimentos como plátanos, puré de manzana, sopa, arroz, pan o papas. No le dé productos lácteos ni bebidas azucaradas hasta que se sienta mejor.

Evite la propagación de la gastroenteritis:

La gastroenteritis se puede propagar fácilmente. Si el niño está enfermo, manténgalo en su hogar y no lo mande a la escuela o a la guardería infantil. Mantenga al niño, a usted mismo y sus alrededores limpios para ayudar a prevenir la propagación de la gastroenteritis:

  • Lave sus manos y las de su niño con frecuencia. Utilice agua y jabón. Recuerde a su niño que se lave las manos después de usar el baño, estornudar o comer.
    Lavado de manos
  • Limpie las superficies y lave la ropa con frecuencia. Lave la ropa y las toallas del niño por separado del resto de la ropa. Limpie las superficies de su hogar con limpiador antibacterial o con blanqueador.
  • Lave y cocine bien los alimentos. Lave las verduras crudas antes de cocinar. Cocine bien las carnes, pescados y huevos. No utilice los mismos platos para las carnes crudas que para otros alimentos. Ponga en el refrigerador inmediatamente cualquier alimento que haya sobrado.
  • Esté alerta cuando usted vaya de campamento o cuando viaje. Solo ofrezca agua limpia a su niño . No permita que el niño tome agua de ríos o lagos, a menos que usted purifique o hierva el agua primero. Cuando esté de viaje, dele agua embotellada y no le ponga hielo. No permita que coma frutas sin pelar. Evite el pescado crudo o las carnes que no estén bien cocidas.
  • Pregunte sobre las vacunas. Usted puede inmunizar a su niño contra el rotavirus. Esta vacuna se aplica en gotas que su niño puede tragar. Pídale a su médico más información.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide