Skip to Content

Anemia Hemolítica

LO QUE NECESITA SABER:

La anemia hemolítica es una condición que hace que los glóbulos rojos mueran más pronto que lo normal. La médula ósea no puede producir glóbulos rojos nuevos con la suficiente velocidad para reemplazar a los que murieron. La anemia hemolítica puede ser un problema de corta o larga duración.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 si presenta:

  • Usted tiene dolor en el pecho.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene falta de aliento incluso cuando descansa.
  • Usted tiene dificultad para pensar con claridad.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tienen fiebre, dolores musculares, tos o dolor de garganta.
  • Usted tiene signos de infección como enrojecimiento, dolor, o inflamación en cualquier lugar de su cuerpo.
  • Usted tiene comezón, hinchazón o sarpullido en su piel. Su medicamento puede estar provocando estos síntomas.
  • Usted orina con sangre.
  • Usted está mareado o más cansado de lo usual.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Esteroides podría administrarse para disminuir la inflamación.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidados personales:

  • Descanse el mayor tiempo posible. La anemia hemolítica puede hacer que usted se sienta más cansado de lo usual.
  • Consuma alimentos saludables y variados. Esto podría ayudar a que usted tenga más energía y se recupere más pronto. Los alimentos saludables incluyen fruta, vegetales, panes integrales, productos lácteos bajo en grasa, frijoles, carnes sin grasa, y pescado. Consulte con su médico si usted necesita seguir una dieta especial.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Pregúntele al médico cuánto líquido debe tomar y qué líquidos son mejores para usted. Para la mayoría de las personas, los líquidos más adecuados son agua, jugo y leche.
  • Ejercítese según indicaciones. Consulte con su médico acerca de cuál es el mejor régimen de ejercicio para usted. El ejercicio podría reducir su presión sanguínea y podría mejorar su salud.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide