Skip to Content

Celontin

Generic Name: methsuximide
Brand Name: Celontin

¿Qué es methsuximide?

Methsuximide es una medicina antiepiléptica, también conocida como anticonvulsivante.

Methsuximide es usado solo o en combinación con otras medicinas para el tratamiento de crisis de ausencia (conocido también como "estado de ausencia epiléptica") en los adultos y los niños.

Methsuximide puede también usarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento.

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre methsuximide?

Infecciones graves, y a veces fatales pueden ocurrir durante el tratamiento con methsuximide. Deje de usar esta medicina y llame de inmediato a su médico si usted tiene síntomas de infección, como: fiebre, glándulas hinchadas, dolor de garganta, moretones fáciles, sangrado inusual (nariz, boca), sentirse muy débil o cansado.

No deje de usar methsuximide de forma repentina. Dejar de usarlo de forma repentina puede aumentar las convulsiones.

¿Qué debería discutir con el profesional del cuidado de la salud antes de tomar methsuximide?

Usted no debe tomar esta medicina si usted es alérgico a methsuximide u otras medicinas para las convulsiones.

Para asegurarse que methsuximide es seguro para usted, dígale a su médico si usted tiene:

  • lupus;

  • enfermedad del hígado;

  • enfermedad del riñón; o

  • un historial de depresión, problemas de ánimo, o pensamientos o intentos de suicidio.

Algunas personas tienen pensamientos de suicidio cuando toman un anticonvulsivante. Su médico debe chequear su progreso durante visitas regulares. Su familia o quienes lo cuidan también deben mantenerse alerta a los cambios en su humor o síntomas.

Siga las instrucciones de su médico acerca de tomar medicamento para las convulsiones si usted está embarazada. No empiece o deje de tomar esta medicina sin el consejo de su médico, y dígale a su médico de inmediato si usted queda embarazada. Methsuximide puede hacer daño al bebé nonato, pero tener una convulsión durante el embarazo le puede hacer daño a la madre y al bebé. El beneficio de prevenir las convulsiones puede ser mayor que cualquier riesgo para el bebé.

Si usted está embarazada, su nombre tal vez esté enlistado en un registro del embarazo. Esto es para seguir el resultado del embarazo y para evaluar cualquier efecto de methsuximide en el bebé.

No se sabe si methsuximide pasa a la leche materna o si le puede hacer daño al bebé lactante. Dígale a su médico si está dando de amamantar a un bebé.

¿Cómo debo tomar methsuximide?

Siga todas las instrucciones en la etiqueta de su prescripción. Tal vez su médico en ocasiones cambie su dosis para asegurarse de que está obteniendo los mejores resultados. No use esta medicina en cantidades mayores o menores, o por más tiempo de lo recomendado.

Methsuximide puede debilitar su sistema inmunológico. Su sangre puede necesitar ser examinada con frecuencia.

No deje de usar methsuximide de forma repentina, aunque se sienta bien. Dejar de usarlo de forma repentina puede aumentar las convulsiones. Siga las instrucciones de su médico de cómo disminuir su dosis de forma gradual.

Llame a su médico si sus convulsiones empeoran o las tiene con más frecuencia mientras está tomando methsuximide

Lleve con usted una tarjeta de identificación que indique que usted está tomando methsuximide. Cualquier proveedor del cuidado médico que lo trate debería saber que usted está tomando medicamento para las convulsiones.

Use methsuximide regularmente para obtener el mayor beneficio. Vuelva a llenar su prescripción antes de que se quede completamente sin medicina.

Guarde a temperatura ambiente fuera de la humedad y del calor. No permita que la medicina liquida se congele.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Tome la dosis que dejó de tomar tan pronto se acuerde. Sáltese la dosis que dejó de tomar si ya casi es hora para la siguiente. No use más medicina para alcanzar la dosis que dejó de tomar.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

Busque atención médica de emergencia o llame a la línea de Poison Help al 1-800-222-1222.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir náusea, vómito, somnolencia extrema, y respiración débil o superficial.

¿Qué debo evitar mientras tomo methsuximide?

Tomar alcohol con esta medicina puede causar efectos secundarios.

Este medicamento puede perjudicar su pensamiento o reacciones. Tenga cuidado si usted conduce un vehículo o tiene que hacer algo que demande se mantenga alerta.

Evite estar en contacto con personas enfermas o que tengan infecciones. Hable con su médico de inmediato si usted desarrolla síntomas de infección.

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de methsuximide?

Busque atención médica de emergencia si tiene síntomas de una reacción alérgica: ronchas, dificultad para respirar; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

Informe a su médico de algún síntoma nuevo o que empeora, como: cambios del humor o del comportamiento, ansiedad, ataques de pánico, dificultad para dormir, o si se siente impulsivo, irritado, agitado, hostil, agresivo, inquieto, hiperactivo (mentalmente o físicamente), deprimido, o piensa en suicidarse o hacerse daño.

Infecciones graves, y a veces fatales pueden ocurrir durante el tratamiento con methsuximide. Deje de usar esta medicina y llame de inmediato a su médico si usted tiene síntomas de infección, como:

  • fiebre;

  • glándulas hinchadas, dolor de garganta;

  • moretones fáciles, sangrado inusual (nariz, boca); o

  • sentirse muy débil o cansado.

Llame a su médico de inmediato si usted tiene:

  • confusión, alucinaciones, pensamientos o comportamiento inusual, miedo extremo;

  • empeoramiento de convulsiones;

  • síndrome similar al lupus--dolor de las articulaciones o hinchazón con fiebre, glándulas inflamadas, músculos adoloridos, dolor de pecho, vómito, pensamientos o comportamiento inusual, color de la piel con parches; o

  • reacción severa de la piel--fiebre, dolor de garganta, hinchazón en su cara o lengua, quemazón en sus ojos, dolor de la piel seguido por un sarpullido rojo o púrpura que se extiende (especialmente en la cara o la parte superior del cuerpo) y causa ampollas y descamación.

Efectos secundarios comunes pueden incluir:

  • náusea, vómitos, dolor de estómago, pérdida del apetito;

  • diarrea, estreñimiento;

  • pérdida de peso;

  • dolor de cabeza, mareo, somnolencia;

  • hinchazón en su lengua o encías;

  • visión borrosa; o

  • pérdida del equilibrio o de la coordinación.

Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros. Llame a su médico para consejos médicos relacionados a efectos secundarios. Usted puede reportar efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA-1088.

¿Qué otras drogas afectarán a methsuximide?

Tomar esta medicina con otras drogas que le causen mareo o sueño puede empeorar este efecto. Pregúntele a su médico antes de tomar methsuximide con una pastilla para dormir, narcótico para el dolor, relajante muscular, o medicina para la ansiedad, depresión, o convulsiones.

Dígale a su médico todas las medicinas para las convulsiones que usa, y cualquiera que comience o deje de usar.

Otras drogas pueden interactuar con methsuximide, incluyendo medicinas que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. Dígale a cada uno de sus proveedores de salud acerca de todas las medicinas que usted esté usando ahora, y cualquier medicina que usted comience o deje de usar.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Su farmacéutico le puede dar más información acerca de methsuximide.
  • Recuerde, mantenga ésta y todas las otras medicinas fuera del alcance de los niños, no comparta nunca sus medicinas con otros, y use este medicamento sólo para la condición por la que fue recetada.
  • Se ha hecho todo lo posible para que la información que proviene de Cerner Multum, Inc. ('Multum') sea precisa, actual, y completa, pero no se hace garantía de tal. La información sobre el medicamento incluida aquí puede tener nuevas recomendaciones. La información preparada por Multum se ha creado para uso del profesional de la salud y para el consumidor en los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y por lo cual Multum no certifica que el uso fuera de los EE.UU. sea apropiado, a menos que se mencione específicamente lo cual. La información de Multum sobre drogas no sanciona drogas, ni diagnóstica al paciente o recomienda terapia. La información de Multum sobre drogas sirve como una fuente de información diseñada para la ayuda del profesional de la salud licenciado en el cuidado de sus pacientes y/o para servir al consumidor que reciba este servicio como un suplemento a, y no como sustituto de la competencia, experiencia, conocimiento y opinión del profesional de la salud. La ausencia en éste de una advertencia para una droga o combinación de drogas no debe, de ninguna forma, interpretarse como que la droga o la combinación de drogas sean seguras, efectivas, o apropiadas para cualquier paciente. Multum no se responsabiliza por ningún aspecto del cuidado médico que reciba con la ayuda de la información que proviene de Multum. La información incluida aquí no se ha creado con la intención de cubrir todos los usos posibles, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones con otras drogas, reacciones alérgicas, o efectos secundarios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las drogas que está tomando, consulte con su médico, enfermera, o farmacéutico.

Copyright 1996-2012 Cerner Multum, Inc. Version: 11.01. Revision Date: 8/1/2016 1:51:08 PM.

Hide