Skip to Content

Radiculopatía Lumbar

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la radiculopatía lumbar?

La radiculopatía lumbar es una enfermedad dolorosa que sucede cuando un nervio de su espina lumbar (parte baja de la espalda) se pinza o se irrita. Los nervios controlan las sensaciones y movimientos de su cuerpo.

¿Qué causa la radiculopatía lumbar?

Uno de sus nervios puede pincharse en su espina lumbar si usted sufre de daños neurológicos. Los discos son almohadones naturales y esponjosos que están entre las vértebras (huesos de la espalda) y que le permiten moverse a su espina dorsal. Sus discos podrían salirse de lugar y pellizcar el nervio en la espina dorsal. Su riesgo de tener un disco pinchado y de radiculopatía lumbar aumenta si:

  • Usted fuma.
  • Usted tiene diabetes, una infección en la espina dorsal o una protuberancia en la espina dorsal.
  • Usted tiene sobrepeso.
  • Usted es hombre.
  • Usted es un adulto mayor.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una radiculopatía lumbar?

Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Dolor que se mueve de la parte de abajo de la espalda a los glúteos, ingle, y la parte trasera de su pierna. El dolor casi siempre se siente por debajo de la rodilla. Su dolor podría empeorar cuando usted tose, estornuda, se pone de pie, o se sienta.
  • Adormecimiento, debilidad, u hormigueo en la espalda o piernas.

¿Cómo se diagnostica la radiculopatía lumbar?

Su médico lo revisará y le preguntará sobre sus antecedentes familiares con respecto al dolor de espalda y piernas. También podría examinar lo débil que se siente usted, si siente adormecimiento, u hormigueo en la espalda, glúteos, y piernas. Es probable que su médico le pida que se acueste de espaldas y levante la pierna para localizar el dolor. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Análisis de sangre: Es posible que le extraigan sangre para proveer información a sus médicos sobre el funcionamiento de su cuerpo. La sangre podría extraerse de la mano, del brazo o por medio de una vía IV.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Se usa una máquina de resonancia magnética para tomar una imagen de la parte baja de su espalda. Su médico utilizará esta imagen para ver si hay problemas y cambios en los huesos de su espalda, nervios, y discos. Usted tendrá que acostarse y no moverse durante este examen. La máquina de resonancia magnética contiene un imán muy poderoso. Nunca entre a una habitación de resonancia magnética con algún objeto de metal. Esto puede causar lesiones graves. Dígale a su médico si usted tiene un implante de metal en su cuerpo.
  • Radiografía: Un rayos X es una imagen de la parte de abajo de su espalda. Un rayos X lumbar podría mostrar signos de infección u otros problemas con su espina dorsal.
  • Una electromiografía (EMG) es un examen que mide la actividad eléctrica de sus músculos en descanso y en movimiento.
  • Tomografía computarizada: Una máquina especial de rayos X utiliza una computadora para tomar imágenes de la parte de abajo de su espalda. Esta máquina podría utilizarse para ver sus huesos, discos, y nervios. Es probable que le administren un tinte en su vía IV para ver mejor las imágenes. Consulte con su médico si usted es alérgico a los mariscos o si tiene otras alergias o condiciones médicas. Las personas que son alérgicas al yodo o a los mariscos (langosta, cangrejo o camarones) podrían ser alérgicos a algunos tintes.

¿Cómo se trata la radiculopatía lumbar?

El tratamiento para la radiculopatía lumbar podría reducir el dolor y la inflamación, y mejorar su habilidad de caminar y hacer sus actividades normales. Pídale al médico más información sobre estos y otros tratamientos para la radiculopatía lumbar:

  • Medicamentos:
    • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
    • Relajantes musculares ayudan a reducir dolor y espasmos musculares.
    • Opioides: Estos son medicamentos muy fuertes que se administran para reducir el dolor severo. También se les conoce como medicamentos narcóticos para el dolor. Tome el medicamento exactamente como le indicó su médico.
    • Esteroides orales: Los esteroides se administran para reducir la inflamación y el dolor.
    • Inyecciones de esteroides: Es probable que los médicos le administren esteroideos por medio de una aguja (inyección) en su columna lumbar. Esto podría disminuir su dolor e inflamación de nervio. Es posible que usted necesite mas de 1 inyección si los síntomas no mejoran después del primer tratamiento.
  • Fisioterapia: Su médico podría recomendarle fisioterapia. Su fisioterapeuta le podría enseñar ejercicios para ayudar a mejorar su postura (la forma que usted se para y se sienta), flexibilidad, y fuerza en la parte inferior de su espalda. También podría mostrarle cómo seguir siendo activo con cuidado de no lesionarse más. Siga el plan de ejercicios que su terapeuta físico le ha dado.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea: Este tratamiento, conocido como TENS (por sus siglas en inglés) estimula sus nervios y podría disminuir su dolor. Para este tratamiento se pegan cables a las almohadillas. Las almohadillas se pegan a su piel. Los cables envían una corriente leve a través de los nervios.
  • Cirugía: Usted podría necesitar cirugía para aliviar su nervio pinchado si su condición no ha mejorado dentro de 4 a 6 semanas. Usted también podría necesitar cirugía si sufre de radiculopatía lumbar más de una vez.

¿Cuáles son los riesgos del tratamiento de la radiculopatía lumbar?

  • El dolor podría empeorar si no recibe tratamiento. El nervio pinchado e inflamado podría conllevar a problemas cuando camina o se mueve. En casos graves, podría perder control de la orina o las heces. Guardar cama podría empeorar sus síntomas.
  • Los medicamentos para el dolor pueden causar vómito, molestias estomacales, estreñimiento (heces grandes y duras que son difíciles de pasar), o problemas de riñón o hígado. Los medicamentos opioides pueden ser adictivos (difícil de dejar de tomar una vez que comienza). Los esteroides orales e inyecciones de esteroides pueden tener efectos secundarios como enrojecimiento facial, retención de líquidos (aumento de peso de agua) y cambios de humor. Las inyecciones esteroideas podrían ser dolorosas y pueden causar dolores de cabeza fuertes, infecciones, reacciones alérgicas, o daño neurológico. Los riesgos de la cirugía incluyen problemas de sanación retrasada, infección de la vejiga o espina dorsal, daños a la médula ósea u otros nervios, y dolor continuo. En raras ocasiones, usted podría quedar paralizado (puede mover sus brazos o piernas).

¿Cuáles cuidados debo tener con mi radiculopatía lumbar?

  • Manténgase activo: Es mejor ser activo cuando se padece de radiculopatía lumbar. Su médico probablemente le recomendará que salga a caminar para poco a poco regresar a su rutina diaria. Evite guardar cama por largos periodos de tiempo. Guardar cama podría empeorar sus síntomas. No se mueva en formas que empeoran su dolor. Pregúntele a su médico por más información sobre la mejor forma de permanecer activo.
  • Uso de compresas frías o calientes: Use compresas frías o calientes en el área adolorida para disminuir el dolor y la inflamación. Ponga hielo en una bolsa plástica y cúbrala con una toalla y colóquela sobre la parte de abajo de su espalda. Cubra las compresas calientes con una toalla para evitar quemaduras. Use el hielo como se lo indican.
  • Evite levantar objetos pesados: Su condición podría empeorar si usted levanta cosas pesadas. Si es posible evite alzar del todo.
  • Mantenga un peso saludable: El peso en exceso podría torcer su espalda. Hable con su médico sobre formas de adelgazar si usted sufre de sobre peso.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • El dolor que siente no mejora dentro de 1 a 3 semanas después del tratamiento.
  • El dolor y la debilidad que siente evitan que usted lleve a cabo sus actividades normales en el trabajo, casa o escuela.
  • Usted baja más de 10 libras en 6 meses sin proponérselo.
  • Usted está deprimido o triste debido al dolor que siente.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Tiene temperatura de más de 100.4°F por más de 2 días.
  • Tiene un dolor de espalda o pierna severo que no sentía antes, o el dolor se propaga a ambas piernas.
  • Presenta señales nuevas de adormecimiento o debilidad, sobre todo en la parte de abajo de la espalda, piernas, brazos o genitales.
  • Tiene problemas nuevos para controlar la orina y heces.
  • Usted siente como si su vejiga no se vaciara cuando orina.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide