Skip to Content

Migraña En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una migraña es un dolor de cabeza intenso. La migraña es común en niños. El dolor puede ser tan intenso que interfiere con las actividades diarias de su niño. Una migraña puede durar desde pocas horas hasta varios días. La causa exacta de la migraña no es conocida. La migraña casi siempre es un mal de familia.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo tiene un dolor de cabeza intenso con fiebre o con rigidez en el cuello.
  • Su hijo tiene problemas nuevos con la visión, el equilibrio, el habla o el movimiento.
  • Su hijo tiene debilidad en un brazo o pierna, o no puede moverlos.
  • El vómito de su niño no se detiene.
  • La migraña de su hijo es peor de lo normal.
  • Las migrañas de su niño no mejoran o empeoran, incluso tomando medicamentos para el dolor (analgésicos).

Consulte con su médico sí:

  • Los dolores de cabeza de su niño son más frecuentes o usted nota que cambia el momento en que comienza el dolor de cabeza.
  • Las migrañas de su niño ocurren en la mañana con o sin vómito.
  • La migraña despierta a su niño cuando duerme.
  • La migraña de su niño empeora cuando tose, orina o tiene una evacuación intestinal.
  • Su hijo tiene dolor de migraña regular en la misma área.
  • Usted nota un cambio en la personalidad de su niño.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Los medicamentos para ayudar a evitar las migrañas se pueden dar si su niño tiene dolores de cabeza frecuentes.
  • Los medicamentos contra las náuseas podrían administrarse para calmar el estómago de su niño y ayudar a evitar el vómito. El medicamento también podría ayudar a aliviar el dolor.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que su hijo esté tomando para saber si también contienen acetaminofén, o consulte con su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Manejo de los síntomas de su hijo:

  • Haga que su niño repose en una habitación oscura y tranquila. Esto ayudara a disminuir el dolor. El dormir también podría ayudarlo a aliviar su dolor.
  • Aplique hielo para reducir el dolor. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra el paquete de hielo con una toalla y colóquelo en la cabeza de su hijo. Aplique hielo durante 15 a 20 minutos cada hora.
  • Aplique calor para disminuir el dolor y los espasmos musculares. Utilice una toalla pequeña humedecida con agua tibia o una almohada térmica, o haga que su niño tome un baño de tina con agua tibia. Aplique la compresa caliente sobre el área por 20 a 30 minutos cada 2 horas. Usted puede alternar el calor y el hielo.
  • Mantenga un registro de las migrañas. Escriba cuándo comienzan y terminan las migrañas de su niño. Lleve un control de la frecuencia con que se producen los dolores de cabeza. Pídale a su niño que le describa el dolor y en dónde le duele. Anote la cantidad de días que dio a su hijo medicamentos para el dolor. Si su niño consume cafeína, anote con qué frecuencia lo hace. Anote cualquier cosa que parezca desencadenar los dolores de cabeza. Lleve este registro a las citas que su niño tenga con el médico.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Lleve el registro de migrañas a la cita. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

Ayude a evitar que su niño tenga otra migraña:

  • Ayúdele a su niño a dormir lo suficiente. Su niño debería dormir de 8 a 10 horas cada noche. Ayude a su hijo a crear una rutina de sueño regular. Anime a su niño a acostarse y levantarse a la misma hora todos los días. Puede ser útil para su niño hacer algo que lo relaje antes de acostarse. No permita que su niño mire televisión inmediatamente antes de acostarse.
  • Anime a su niño a hacer una actividad física regularmente. La actividad física regular podría ayudar a evitar una migraña y a reducir el número de dolores de cabeza. La mayoría de los expertos recomiendan 1 hora de actividad física cada día. Ayude a su niño a que realice al menos 30 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana.
  • Anime a su niño a comer comidas regulares. Haga que su niño coma 3 comidas y 1 o 2 bocadillos cada día a horas regulares. Incluya alimentos saludables como fruta, verduras, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carne magra y pescado. No permita a su niño consumir alimentos o bebidas que le desencadenen las migrañas.
  • Anime a su niño a tomar bastante líquidos. El médico de su niño podría recomendarle de 8 a 12 vasos cada día. Asegúrese de que éstas bebidas no contengan cafeína. La cafeína puede desencadenar las migrañas e interrumpir su rutina de sueño.
  • Ayude a su niño a controlar el estrés. El estrés puede desencadenar las migrañas. Podría ser de ayuda que le permita a su niño tener un rato para relajarse después de cada día de escuela. Considere reducir la cantidad de actividades en las que su niño participa, si esas actividades le provocan estrés. Pregunte al médico de su niño acerca de otras maneras de disminuir el estrés en su niño.
  • Hable con su adolescente sobre no fumar. La nicotina y otras sustancias químicas en los cigarrillos y puros pueden desencadenar dolor de cabeza agudo o agravarlo. No fume cerca de su hijo ni deje que nadie fume cerca de su hijo. El humo de segunda mano también puede desencadenar una migraña o empeorarla. Solicite al médico de su hijo adolescente información si su hijo fuma y necesita ayuda para dejar de hacerlo. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Hable con el médico de su hijo adolescentes antes de que éste use esos productos.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide