Skip to main content

Diabetes Tipo 2 En Niños

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Oct 31, 2022.

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que afecta el modo en que el organismo de su hijo utiliza la glucosa (azúcar). La diabetes mellitus tipo 2 se desarrolla ya sea porque el cuerpo no puede producir suficiente insulina, o es incapaz de usarla adecuadamente. Usted puede ayudar a su hijo a controlar la diabetes con opciones de nutrición y actividad física saludables.

Páncreas

¿Qué aumenta el riesgo de mi niño de tener diabetes tipo 2?

Su hijo puede tener un mayor riesgo si tiene sobrepeso y por lo menos 2 de los siguientes factores son ciertos:

  • Su hijo tiene antecedentes familiares de diabetes tipo 2.
  • La madre de su hijo tuvo diabetes durante el embarazo.
  • Su hijo es nativo americano, afro-americano, latino, asiático-americano, o pertenece a las comunidades que viven en las islas del Pacífico.
  • Su hijo tiene presión arterial alta, colesterol alto o es una niña y tiene síndrome de ovario poliquístico (SOPQ).

¿Cuáles son los signos y síntomas de la diabetes tipo 2?

Su hijo podría tener niveles altos de azúcar en la sangre por mucho tiempo antes de que aparezcan los síntomas. Podría no tener ningún síntoma o alguno de los siguientes:

  • Más hambre o sed de lo usual
  • Orina con más frecuencia
  • Manchas oscuras de la piel debajo de los brazos o en la ingle
  • Sentirse cansado
  • Visión borrosa
  • Sensación de hormigueo, entumecimiento o dolor en las manos o los pies

¿Cómo se diagnostica la diabetes tipo 2?

Es posible que su hijo deba realizarse exámenes para determinar si tiene diabetes tipo 2 al cumplir los 10 años de edad o al iniciar la pubertad:

  • Un análisis A1c o de hemoglobina que muestra el promedio de la cantidad de azúcar en la sangre de su niño durante los últimos 2 a 3 meses. El médico de su niño le dirá qué nivel es el adecuado para su hijo. La meta es normalmente de menos del 7.5%.
  • Un examen de glucosa en plasma en ayunas es cuando se analiza el nivel de azúcar en la sangre de su niño después de un ayuno de 8 horas. Ayuno quiere decir que su hijo no ha ingerido ningún alimento o bebida excepto agua.
  • Una prueba de glucosa aleatoria puede hacerse a cualquier hora del día, independientemente de cuándo comió por última vez su hijo.
  • Un examen oral de tolerancia a la glucosa empieza con una revisión del nivel de azúcar en la sangre en ayunas. Luego se le da al niño una bebida con glucosa. El nivel de azúcar en la sangre se vuelve a controlar después de 2 horas. Los médicos analizarán cuánto ha aumentado el nivel de azúcar en la sangre de su niño después de la primera revisión.
  • Se podrían hacer pruebas genéticas para verificar si hay genes que pueden causar diabetes.

¿Cómo se trata la diabetes tipo 2?

La diabetes de tipo 2 puede tratarse con cambios en el estilo de vida y, a veces, con medicamentos.

  • El objetivo es ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre de su hijo. Un nivel de azúcar en la sangre controlado disminuye o retrasa las complicaciones de la diabetes, como la neuropatía y la retinopatía. La diabetes tipo 2 puede causar complicaciones en los niños antes que en los adultos.
  • Su hijo tendrá un equipo de cuidado de la diabetes. El equipo puede incluir médicos, enfermeros especializados y asistentes médicos. También puede incluir enfermeras, dietistas, especialistas en ejercicio, farmacéuticos y un dentista. Usted, su hijo y otros miembros de la familia también serán parte del equipo. El equipo establecerá metas y hará planes para manejar la diabetes y otros problemas de salud. Los planes y las metas serán específicos de las necesidades de su hijo.
  • El equipo de su hijo los ayudará a usted y a su hijo a decidir qué tratamiento es el adecuado para él. Algunos niños pueden controlar los niveles de azúcar en la sangre con un plan de alimentación y actividad física. Su hijo puede comenzar recibiendo inyecciones de insulina. La insulina se administra si no está claro si su hijo tiene diabetes tipo 1 o tipo 2. La insulina también se administra si el azúcar en la sangre de su hijo está por encima de los 250 mg/dl o si la A1c está por encima del 8.5%. En cambio, a su hijo se le puede administrar un medicamento para la diabetes por vía oral o inyectable. Este medicamento le ayudará al cuerpo a utilizar correctamente la insulina que se hace naturalmente. Su hijo puede necesitar insulina y otros medicamentos para la diabetes para controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

¿Qué es la educación sobre la diabetes?

La educación sobre la diabetes se iniciará inmediatamente. Los miembros del equipo de su hijo les enseñarán a usted y a su hijo lo siguiente:

  • Cuándo y cómo comprobar el nivel de azúcar en la sangre de su hijo: Usted y su hijo aprenderán lo que debe ser su nivel de azúcar en la sangre. Se le dará información sobre cuándo comprobar el nivel de azúcar en la sangre de su hijo. Le enseñarán qué hacer si el nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto o demasiado bajo. Es posible que tenga que comprobar una gota de sangre de su hijo en una máquina de glucosa. El equipo de cuidado de la diabetes de su hijo le recomendará un monitor continuo de glucosa (MCG). Un monitor continuo de glucosa es un dispositivo que se lleva puesto en todo momento. El MCG revisa el nivel de azúcar en la sangre de su hijo cada 5 minutos. Envía los resultados a un dispositivo electrónico, como un teléfono inteligente.
    Como revisar su nivel de azúcar en la sangre
    Monitoreo continuo de la glucosa
  • Medicamentos para la diabetes: Es posible que le administren medicamentos orales para la diabetes para controlar el nivel de azúcar en la sangre de su hijo. El médico de su hijo le indicará cómo y cuándo debe tomar sus medicamentos para la diabetes. También se les enseñarán a usted y a su hijo los efectos secundarios que pueden causar los medicamentos orales para la diabetes. Se puede añadir insulina si los medicamentos orales para la diabetes pierden eficacia con el tiempo. La insulina puede administrarse mediante inyección o una bomba de insulina o una pluma. Usted y el equipo de atención de su hijo analizarán qué método es mejor para su niño.
    • La bomba de insulina es un dispositivo implantado que le da insulina las 24 horas del día. Una bomba de insulina previene la necesidad de inyecciones múltiples de insulina en un día.

    • La pluma para insulina es un dispositivo precargado con la cantidad adecuada de insulina.
      Pluma para insulina
    • A usted y su hijo les enseñarán cómo preparar y administrar la insulina si este es el mejor método para su hijo. El equipo de educación de su hijo también le enseñará cómo desechar las agujas y jeringas.
    • Usted y su hijo aprenderán la cantidad de insulina que necesita y cuándo administrarla. Se le enseñará cuándo no administrar la insulina. También se le enseñará lo que debe hacer si el nivel de azúcar en la sangre de su hijo baja demasiado. Esto puede suceder si su hijo recibe insulina y no come la cantidad adecuada de carbohidratos.
  • Acerca de la nutrición: Un dietista lo ayudará a armar un plan de alimentación que ayudará a mantener estable el nivel de azúcar en la sangre de su hijo. Usted aprenderá cómo la comida afecta los niveles de azúcar en la sangre de su hijo. También aprenderá a realizar un seguimiento del azúcar y los alimentos que contienen almidón (carbohidratos). No permita que su niño se salte comidas. Los niveles de azúcar en la sangre pueden disminuir mucho si su hijo ha recibido insulina y no come.
  • Actividad física y diabetes: Usted y su hijo aprenderán por qué la actividad física, como el ejercicio, es importante. Se hará un plan para la actividad de su hijo. El plan incluirá un objetivo de 60 minutos de actividad aeróbica moderada a intensa cada día. Su hijo puede elegir entre caminar a paso ligero, bailar, correr o saltar la cuerda. El médico también recomendará el entrenamiento de flexibilidad y resistencia, que puede incluir yoga y levantamiento de pesas.
    FAMILIA ASIÁTICA CAMINANDO COMO EJERCICIO
    Entrenamiento de fuerza para adolescentes
  • Cómo controlar el nivel de azúcar en la sangre cuando su hijo está enfermo: Los niveles de azúcar en la sangre pueden ser demasiado altos o demasiado bajos cuando su hijo está enfermo. El equipo de atención médica de su hijo le dará información sobre el manejo de la diabetes de su hijo durante los días de enfermedad.
  • Cómo prevenir las complicaciones de la diabetes: La diabetes no controlada puede provocar complicaciones como cetoacidosis diabética (CAD), neuropatía y retinopatía. También aprenderá cómo prevenir condiciones que pueden ocurrir con la diabetes, como presión arterial alta y colesterol alto.

Treatment options

The following list of medications are in some way related to or used in the treatment of this condition.

View more treatment options

¿Qué necesito saber sobre la nutrición de mi niño?

Un dietista los ayudará a usted y a su hijo a crear un plan de alimentación. El plan ayudará a que el nivel de azúcar en la sangre de su hijo se mantenga estable. Los siguientes son consejos para comenzar a ayudar con la alimentación de su hijo:

  • Mantenga un registro de los carbohidratos (alimentos dulces o de almidón). El nivel de azúcar en la sangre de su niño puede subir en exceso si come demasiados carbohidratos. Su dietista lo ayudará a planificar comidas y refrigerios que tengan la cantidad adecuada de carbohidratos. Aquí tiene un ejemplo que lo ayudará a planificar las comidas de su hijo antes de reunirse con un dietista:
    Técnica de réplica en placa
  • Proporcione a su niño alimentos bajos en grasas y sodio. Unos ejemplos de alimentos bajos en grasas son la carne magra, pescado, pollo o pavo sin piel y leche descremada. Limite alimentos altos en sodio, tales como papas de paquete y sopas. No añada sal a la comida que usted prepare. Limite el uso de sal de mesa para su niño.

  • Proporcione a su niño alimentos con alto contenido de fibra. La fibra ayuda a mejorar los niveles de azúcar en la sangre. La fibra también reduce el riesgo de que su hijo sufra enfermedades cardíacas y otros problemas que puede causar la diabetes. Por ejemplo, los alimentos ricos en fibra verduras, pan integral y frijoles, como los frijoles pintos. Un dietista puede indicarle la cantidad de fibra que debe dar a su hijo cada día.

¿Qué más puedo hacer para ayudar a manejar la diabetes tipo 2 de mi niño?

  • Hable con el equipo de atención médica de su hijo si se siente estresado por el cuidado de la diabetes. Aprender sobre el cuidado de la diabetes puede ser estresante. El estrés puede hacer que su hijo no quiera colaborar en su cuidado. El estrés también puede hacer que se sienta abrumado. El equipo de atención de su hijo puede ayudarlo con consejos. El equipo de atención médica puede sugerir que usted y su hijo hablen con un profesional de la salud mental. El médico puede escucharlos y ofrecer ayuda con los problemas y la sensación de estar abrumado. Usted y su hijo pueden elegir ver al médico por separado. En cambio, usted y su hijo pueden optar por acudir juntos a la consulta.
  • Acuda a todas las citas de control. Su hijo deberá regresar para controlar su A1c. El equipo de atención se asegurará de que el tratamiento esté funcionando. Podría ser necesario cambiar el tratamiento de su hijo. Anote las preguntas que usted y su hijo para que no se olvide de hacerlas durante sus citas.
  • Asegúrese de que su niño siempre lleve una medalla de identificación de alerta médica o lleve consigo una tarjeta que indique que tiene diabetes. Pregunte al médico del equipo de cuidados de salud de su hijo dónde puede conseguir estos productos.
    Accesorios de alerta médica
  • Proporcione instrucciones a la escuela y a los cuidadores de su hijo. Asegúrese de que los maestros y cuidadores de su hijo sepan que tiene diabetes. Proporcione instrucciones por escrito indicando lo que se debe hacer si su hijo presenta síntomas de niveles de azúcar en la sangre altos o bajos.
  • Ayude a su niño a mantener un peso saludable. Pregúntele al equipo de su hijo cuál es su peso ideal. El peso saludable puede ayudar a controlar la diabetes y a evitar la enfermedad cardíaca. Pida al equipo que ayude a su hijo a crear un plan de pérdida de peso, si es necesario. El equipo lo ayudará a establecer una meta de pérdida de peso, como el 10% de su sobrepeso. Juntos, usted y su equipo, podrán fijar metas de pérdida de peso alcanzables.
  • No fume alrededor de su niño. No deje que otros fumen cerca de su niño. No permita que su hijo mayor fume. La nicotina y otros químicos contenidos en los cigarrillos y cigarros pueden causar daño a sus pulmones y el corazón. El humo del cigarrillo puede empeorar los problemas que ocurren con la diabetes. Pídale al médico de su equipo de atención más información si usted o su niño fuman actualmente y necesitan ayuda para dejarlo. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de que usted o su niño usen estos productos.
  • Traiga a su hijo para las pruebas de detección como se indica. Su hijo deberá ser examinado para detectar complicaciones de la diabetes y otras condiciones que puedan desarrollarse. Algunos exámenes pueden comenzar inmediatamente y otros pueden ocurrir dentro de los primeros 5 años del diagnóstico. Su hijo tendrá que continuar con las pruebas de detección durante toda su vida. Asista a las citas de seguimiento de su hijo con todos los médicos.
    • Su hijo deberá hacerse revisar su A1c. Esto ayudará a asegurar que la diabetes de su hijo esté bien controlada. Es posible que haya que ajustar su plan de cuidados si el nivel es superior al recomendado.
    • Su hijo se someterá a revisiones para detectar complicaciones u otros problemas. Por ejemplo, problemas renales, colesterol alto, presión arterial alta, problemas vasculares, problemas oculares y apnea del sueño. Su hijo también puede hacerse pruebas de para detectar un trastorno alimentario. Las niñas pueden hacerse pruebas para detectar el síndrome de ovario poliquístico (SOPQ). Los nervios, las arterias, los ojos y los riñones de su hijo pueden resultar dañados.
  • Pregunte acerca de las vacunas que su hijo puede necesitar. Su hijo tiene mayor riesgo de tener una enfermedad grave si contrae gripe, COVID-19 o neumonía. Pregunte si su hijo debe vacunarse para prevenir estas u otras enfermedades, y cuándo debe hacerlo.
    Calendario de vacunación recomendado para 2022

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo tiene una convulsión o no logra despertarlo.
  • Los latidos del corazón de su niño son rápidos y débiles.
  • El aliento de su hijo tiene un olor afrutado y dulce.
  • Su hijo tiene un nivel bajo de azúcar en sangre que no mejora con tratamiento.

¿Cuándo debo llamar al médico o al equipo de cuidados de la diabetes de mi hijo?

  • El nivel de azúcar en la sangre de su hijo es alto después de varias revisiones.
  • El nivel de azúcar en la sangre de su hijo no baja con la insulina adicional.
  • Su hijo tiene niveles de azúcar en la sangre demasiado bajos con frecuencia.
  • Su hijo tiene dolor abdominal, diarrea, o está vomitando.
  • Su hijo tiene los brazos o piernas entumecidos.
  • Su hijo tiene parches rojos y cálidos en la piel o una herida que no sana.
  • Su hijo se siente ansioso o deprimido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.