Skip to Content

Angina De Pecho

LO QUE NECESITA SABER:

La angina de pecho es un dolor, presión o sensación de opresión que por lo general se siente en el pecho. Puede aparecer dolor de pecho cuando está estresado o hace actividades físicas, como caminar o ejercitar. La angina se debe a una disminución en la cantidad de sangre y oxígeno que llegan al corazón. Estos a menudo son causados por ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias). Si no recibe tratamiento, la angina podría empeorar, su riesgo de padecer un ataque cardíaco puede aumentar o su vida puede correr peligro.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o pídale a alguien que llame si:

  • Tiene alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estrujamiento, presión o tensión en su pecho
    • Usted también podría presentar alguno de los siguientes:
      • Malestar o dolor en su espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
      • Falta de aliento
      • Náuseas o vómitos
      • Desvanecimiento o sudor frío repentino
  • Usted tiene dolor en el pecho que no desaparece después de tomar medicamentos como se le indicó.
  • Usted pierde la sensación en su cara, brazos o piernas, o repentinamente se siente débil.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • La angina de pecho se presenta más a menudo, dura más tiempo o el dolor es peor.

Llame a su médico o cardiólogo si:

  • Usted se siente mareado o tiene náuseas después de tomar su medicamento.
  • Le falta el aliento en reposo.
  • Usted tiene inflamación nueva o creciente en sus pies o tobillos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

No tome ciertos medicamentos sin antes preguntarle a su médico. Estos incluyen AINE, suplementos vitamínicos o a base de hierbas u hormonas (estrógeno o progestágeno). Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los medicamentos antiplaquetarios , como la aspirina, ayudan a prevenir coágulos de sangre. Tome sus antiplaquetarios exactamente como se le haya indicado. Estos medicamentos podrían causar mas probabilidad para sangrado y para desarrollar moretones. Si le han indicado el uso de aspirina, no tome acetaminofén o ibuprofeno en su lugar.
  • Los anticoagulantes ayudan a evitar los coágulos sanguíneos. Los coágulos pueden ocasionar derrames cerebrales, ataques al corazón y hasta la muerte. Las siguientes son pautas generales de seguridad para seguir mientras está tomando un anticoagulante:
    • Esté atento a sangrados y hematomas mientras esté tomando anticoagulantes. Esté atento a cualquier sangrado de las encías o nariz. Esté atento a la aparición de sangre en su orina y evacuaciones intestinales. Use una toalla suave para su piel y un cepillo de dientes de cerdas suaves para cepillarse sus dientes. Esto puede evitar que su piel o encías sangren. Si usted se afeita, use una rasuradora eléctrica. No practique deportes de contacto.
    • Informe a su odontólogo y otros médicos que usted toma anticoagulantes. Lleve un brazalete o un collar que indique que usted toma este medicamento.
    • No empiece ni suspenda ningún medicamento, a menos que su médico se lo indique. Muchos medicamentos no se pueden usar junto con los anticoagulantes.
    • Tome el anticoagulante exactamente como se lo ordenó su médico. No omita ninguna dosis ni tome menos de lo indicado. Informe a su médico inmediatamente si usted olvida tomar el anticoagulante o si toma de más.
    • La warfarina es un anticoagulante que usted puede necesitar tomar. Usted debería saber lo siguiente en caso de que tome warfarina:
      • Algunos alimentos y medicamentos pueden afectar la cantidad de warfarina en su sangre. No realice cambios mayores en su alimentación mientras toma warfarina. La warfarina funciona mejor si usted ingiere aproximadamente la misma cantidad de vitamina K todos los días. La vitamina K se encuentra en las hortalizas de hoja verde y algunos otros alimentos. Solicite más información acerca de lo que tiene que comer cuando usted toma warfarina.
      • Usted necesitará acudir a consultas de control con su médico cuando esté tomando warfarina. Deberá hacerse análisis de sangre periódicamente. Estos análisis se usan para determinar la cantidad de medicamento que necesita.
  • Otros medicamentos se puede administrar para abrir las arterias de su corazón, bajar su ritmo cardíaco y disminuir su presión sanguínea o colesterol.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Rehabilitación cardíaca:

Su médico podría recomendarle que asista a rehabilitación cardíaca. Este es un programa dirigido por especialistas que le ayudarán a fortalecer su corazón de manera segura y prevenir más enfermedad del corazón. El plan incluye ejercicio, relajación, manejo de estrés, nutrición saludable para el corazón. Los médicos también se asegurarán de que cualquier medicamento que usted tome esté dando resultados. El plan también podría incluir instrucciones sobre cuando usted puede manejar, regresar al trabajo y realizar otras funciones normales diarias.

Control de la angina:

  • Mantenga un registro o un calendario con los detalles sobre su dolor de pecho. Cada vez que sienta dolor o tenga síntomas, describa el dolor, su duración y gravedad. También registre lo que estaba haciendo cuando comenzó el dolor y qué lo hace desaparecer. Lleve sus notas a todas sus citas con su médico.
  • Evite las actividades que causan angina. Preste atención a sus síntomas y averigüe qué es lo que empeora su angina.
  • Mantenga bajo control las afecciones que pueden causar la angina de pecho. Los médicos pueden ayudarle a controlar una condición médica crónica, como la diabetes. Consulte con su médico para obtener más información.
  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. Las vacunas ayudan a prevenir las infecciones que pueden ejercer más presión sobre el corazón. Vacúnese contra la influenza (gripe) todos los años tan pronto como se recomiende, normalmente en septiembre u octubre. Usted también podría necesitar la vacuna antineumocócica para evitar la neumonía. La vacuna se administra generalmente cada 5 años, a partir de los 65 años. Su médico puede indicarle si debe recibir otras vacunas, y cuándo aplicárselas.

Consejos para vivir saludable:

  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden provocar daño al corazón y al pulmón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Mantenga un peso saludable. Si usted pesa más de lo que se considera saludable para usted, su corazón deberá hacer un mayor esfuerzo. Usted corre un mayor riesgo de tener problemas serios de salud si tiene sobrepeso. Pregúntele a su médico cuál es el peso ideal para usted. Pídale que lo ayude a crear un plan para bajar de peso si tiene sobrepeso.
  • Pregunte acerca de la actividad física. La actividad física, como el ejercicio, puede ayudar a fortalecer el corazón. Su médico puede ayudarle a crear un plan de actividad física que sea seguro.
  • Elija una variedad de alimentos saludables para el corazón tan a menudo como sea posible. Incluya frutas y verduras frescas, congeladas o enlatadas. También incluya productos lácteos bajos en grasa, pescado, pollo (sin piel) y carnes magras. Su médico o dietista pueden ayudarlo a crear planes de alimentos.

  • Reduzca el consumo de sodio (sal). Limite el consumo de alimentos altos en sodio, como comidas enlatadas, bocadillos salados y embutidos. Si añade sal cuando cocina la comida, no añada más en la mesa. Elija alimentos enlatados bajos en sodio tanto como sea posible.

  • Consuma alimentos altos en ácidos grasos omega-3. Los pescados ricos en grasas omega-3 incluyen salmón, atún y arenque. Otras fuentes incluyen el brócoli, las nueces y los huevos.
    Fuentes de Omega 3

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Angina De Pecho (Aftercare Instructions)

Associated drugs

Medicine.com Guides (External)

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.