Skip to Content
Is your RA under control? Take an assessment here >

sarilumab

Generic Name: sarilumab
Brand Name: Kevzara

¿Qué es sarilumab?

Sarilumab reduce los efectos de una sustancia en el cuerpo que puede ocasionar inflamación.

Sarilumab se usa en el tratamiento de artritis reumatoide moderada a severa en adultos. Sarilumab a veces se usa junto con otros medicamentos para la artritis.

Sarilumab generalmente se administra después de que otros medicamentos han sido usados sin éxito en el tratamiento de los síntomas.

Sarilumab puede también usarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento.

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre sarilumab?

Sarilumab puede causar que usted tenga un rasgón en su estómago o intestinos. Esto es más probable si usted tiene diverticulitis o una úlcera gástrica, o si también toma esteroides, methotrexate, o un AINE (droga antiinflamatoria no esteroide; NSAID, por sus siglas en inglés). Llame de inmediato a su médico si usted tiene una fiebre con dolor de estómago que continúa.

Antes y durante su tratamiento con sarilumab, usted va a necesitar exámenes de sangre con frecuencia. Su tratamiento puede ser retrasado o parado basado en los resultados de estas pruebas.

Infecciones graves, y a veces fatales pueden ocurrir durante el tratamiento con sarilumab. Deje de usar esta medicina y llame de inmediato a su médico si usted tiene síntomas de infección, como: fiebre, escalofríos, dolor en el cuerpo, toser moco con sangre, sensación de cansancio o le falta de aire al respirar, pérdida de peso, diarrea, dolor de estómago, llagas en la piel, o dolor al orinar.

¿Qué debería discutir con el profesional del cuidado de la salud antes de tomar sarilumab?

Usted no debe usar sarilumab si es alérgico a éste.

Dígale a su médico si usted ha tenido tuberculosis, si alguna persona en su casa ha tenido tuberculosis, o si usted recientemente ha viajado a algún área donde ciertas infecciones son comunes (Valles del Río Ohio, del Río Mississippi, o el Suroeste).

Dígale a su médico si usted tiene cualquier síntomas de infección como fiebre, escalofríos, tos, cansancio, diarrea, dolor de estómago, pérdida de peso, o dolor al orinar.

Para asegurarse que sarilumab es seguro para usted, dígale a su médico si alguna vez ha tenido:

  • una infección como herpes, neumonía, o infección por hongos;

  • hepatitis B u otros problemas del hígado;

  • dolor de estómago, diverticulitis, o úlceras en el estómago o el intestino;

  • diabetes;

  • VIH o SIDA;

  • un sistema inmunológico débil;

  • cáncer; o

  • si usted ha recibido o están programados para recibir cualquier vacuna.

El tratamiento con sarilumab le puede aumentar su riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Hable con su médico sobre su riesgo específico.

No se conoce si esta medicina causará daño al bebé nonato. Dígale a su médico si usted está embarazada o planea quedar embarazada.

Si usted está embarazada, su nombre tal vez este enlistado en un registro del embarazos. Esto es para seguir el resultado del embarazo y para evaluar cualquier efecto de sarilumab en el bebé.

No se sabe si sarilumab pasa a la leche materna o si podría afectar al bebé lactante. Dígale a su médico si está dando de amamantar.

¿Cómo debo tomar sarilumab?

Antes de empezar el tratamiento con sarilumab, es probable que su médico le realice exámenes para asegurarse que usted no tiene tuberculosis u otras infecciones.

Sarilumab se inyecta bajo la piel. Tal vez le muestren como usar este tipo de inyección en su casa usando una jeringa prellenada. No se inyecte la medicina si no entiende cómo usar la inyección y cómo deshacerse de las agujas y jeringas usadas.

Sarilumab por lo general se administra una vez cada 2 semanas. Siga las instrucciones de su médico.

No agite la jeringa prellenada. Prepare su dosis sólo cuando esté listo para ponerse la inyección. No use la medicina si ha cambiado de color o tiene partículas por dentro. Llame a su farmacéutico para recibir una medicina nueva.

Cada jeringa prellenada de sarilumab es para usarla sólo una vez. Bote después de usarla una vez, aunque tenga todavía algo de medicina después de inyectarse su dosis.

Use una aguja y jeringa desechable sólo una vez. Siga cualquier ley local o estatal acerca de cómo desechar las agujas y jeringas usadas. Use un contenedor para elementos cortopunzantes (pregúntele a su farmacéutico acerca de cómo conseguir uno y cómo desecharlo). Mantenga este contenedor fuera del alcance de los niños y mascotas.

Guarde las jeringas prellenadas en su contenedor original en una refrigeradora. Proteja de la humedad y la luz. No congele.

Una jeringa prellenada debe ser usada dentro de 14 días si se mantiene a temperatura ambiente.

Sarilumab puede disminuir las células de la sangre que ayudan a su cuerpo a combatir infecciones y que ayudan a que su sangre coagule. Esto puede hacer que usted sangre más fácilmente por una herida o se enferme por estar alrededor de otros enfermos. Su sangre puede necesitar ser examinada con frecuencia. Sus inyecciones tal vez pueden ser retrasados basado en los resultados de estos exámenes.

Algunas infecciones van a tener más probabilidades de ocurrir en ciertas áreas del mundo. Dígale a su médico dónde usted vive y dónde ha viajado recientemente o planea viajar durante el tratamiento.

Si necesita cirugía, dígale al cirujano por adelantado que usted está usando sarilumab. Quizás necesite dejar de usar la medicina por un breve tiempo.

Sarilumab puede tener efectos de larga duración sobre su cuerpo. Usted puede necesitar ciertas pruebas médicas cada 6 meses después de que deje de usar este medicamento.

Usted puede ser tratado con una combinación de drogas. Use todos sus medicamentos como le indicó su médico. Lea la guía del medicamento o las instrucciones para el paciente que vienen con cada medicamento. No cambie la dosis o el horario de sus medicamentos sin el consejo de su médico.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Llame a su médico para recibir instrucciones si usted pierde una cita médica para su inyección de sarilumab.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

Busque atención médica de emergencia o llame a la línea de Poison Help al 1-800-222-1222.

¿Qué debo evitar mientras tomo sarilumab?

Evite estar en contacto con personas enfermas o que tengan infecciones. Dígale a su médico de inmediato si usted desarrolla síntomas de infección.

No reciba una vacuna "viva" mientras usa sarilumab, o podría desarrollar una infección grave. Las vacunas vivas incluyen sarampión, paperas, rubéola (MMR), polio, rotavirus, tifoidea, fiebre amarilla, varicela, zóster (culebrilla), y la vacuna nasal para la influenza.

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de sarilumab?

Busque atención médica de emergencia si usted tiene síntomas de una reacción alérgica: ronchas; dolor de pecho, dificultad para respirar, sentir que se puede desmayar; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

Infecciones graves, y a veces fatales, pueden ocurrir durante el tratamiento con sarilumab. Deje de usar esta medicina y llame de inmediato a su médico si usted tiene síntomas de infección como:

  • fiebre, escalofríos, sudoración, dolor en el cuerpo;

  • toser moco con sangre;

  • sensación de falta de aire al respirar;

  • diarrea, dolor de estómago, pérdida de peso;

  • llagas en la piel;

  • dolor o quemazón al orinar; o

  • sensación de mucho cansancio.

También llame a su médico de inmediato si usted tiene signos de una perforación (un hueco o rasgón) en su estómago o intestinos:

  • fiebre;

  • dolor de estómago continuo; o

  • cambio en sus hábitos intestinales.

Efectos secundarios comunes pueden incluir:

  • nariz mocosa o congestionada, dolor de sinusitis, dolor de garganta;

  • pruebas anormales de la función del hígado;

  • dolor al orinar; o

  • enrojecimiento de la piel donde la medicina fue aplicada.

Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros. Llame a su médico para consejos médicos relacionados a efectos secundarios. Usted puede reportar efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA-1088.

¿Qué otras drogas afectarán a sarilumab?

Dígale a su médico todas las medicinas que usa, y cualquiera que comience o deje de usar, especialmente:

  • cualquier otra medicina para tratar la arteritis reumatoide, como abatacept, adalimumab, anakinra, certolizumab, etanercept, golimumab, infliximab, o rituximab.

Esta lista no está completa y muchas otras drogas pueden interactuar con sarilumab. Esto incluye las medicinas que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. Dele una lista de todas sus medicinas a cualquier profesional de la salud que lo atienda. No todas las interacciones posibles aparecen en esta guía del medicamento.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Su médico o farmacéutico le puede dar más información acerca de sarilumab.
  • Recuerde, mantenga ésta y todas las otras medicinas fuera del alcance de los niños, no comparta nunca sus medicinas con otros, y use este medicamento sólo para la condición por la que fue recetada.
  • Se ha hecho todo lo posible para que la información que proviene de Cerner Multum, Inc. ('Multum') sea precisa, actual, y completa, pero no se hace garantía de tal. La información sobre el medicamento incluida aquí puede tener nuevas recomendaciones. La información preparada por Multum se ha creado para uso del profesional de la salud y para el consumidor en los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y por lo cual Multum no certifica que el uso fuera de los EE.UU. sea apropiado, a menos que se mencione específicamente lo cual. La información de Multum sobre drogas no sanciona drogas, ni diagnóstica al paciente o recomienda terapia. La información de Multum sobre drogas sirve como una fuente de información diseñada para la ayuda del profesional de la salud licenciado en el cuidado de sus pacientes y/o para servir al consumidor que reciba este servicio como un suplemento a, y no como sustituto de la competencia, experiencia, conocimiento y opinión del profesional de la salud. La ausencia en éste de una advertencia para una droga o combinación de drogas no debe, de ninguna forma, interpretarse como que la droga o la combinación de drogas sean seguras, efectivas, o apropiadas para cualquier paciente. Multum no se responsabiliza por ningún aspecto del cuidado médico que reciba con la ayuda de la información que proviene de Multum. La información incluida aquí no se ha creado con la intención de cubrir todos los usos posibles, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones con otras drogas, reacciones alérgicas, o efectos secundarios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las drogas que está tomando, consulte con su médico, enfermera, o farmacéutico.

Copyright 1996-2012 Cerner Multum, Inc. Version: 1.01. Revision Date: 6/8/2017 2:43:55 PM.

Hide