Skip to main content

Trombocitopenia Inmune En Niños

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Jan 5, 2023.

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la trombocitopenia inmune?

La trombocitopenia inmune es un trastorno hemorrágico. La trombocitopenia inmune puede presentarse cuando el sistema inmunitario de su hijo ataca y destruye sus plaquetas. Esto provoca bajos niveles de plaquetas. Las plaquetas son células que ayudan a que la sangre coagule y a detener una hemorragia. Si los niveles de plaquetas están bajos, puede producirse una hemorragia en cualquier parte del cuerpo de su hijo. La trombocitopenia inmune también puede llamarse trombocitopenia idiopática o TI.

¿Que aumenta el riesgo de mi niño de tener trombocitopenia inmune?

  • Una infección viral o bacteriana reciente como el sarampión o el H pylori
  • Un trastorno del sistema inmunológico
  • Medicamento que podría provocar niveles bajos de plaquetas, como los antibióticos o el medicamento para las convulsiones
  • Raramente, las vacunas, como las del sarampión, las paperas y la rubéola (MMR)

¿Cuáles son los signos y síntomas de la trombocitopenia inmune?

Los signos y síntomas de su niño dependerán del conteo de sus plaquetas. Es posible que su niño no presente síntomas si sus niveles de plaquetas están normales. Si su nivel de plaquetas es bajo, puede tener cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Moretones o manchas rojas o moradas en la piel o en las membranas mucosas
  • Sangrado de las encías o de la nariz
  • Sangre en la orina o en las evacuaciones intestinales
  • Sangrado menstrual abundante en las adolescentes

¿Cómo se diagnostica la trombocitopenia inmune?

El médico del niño lo examinará y le hará preguntas acerca de sus signos y síntomas. Infórmele al médico acerca de cualquier medicamento o suplemento que tome su niño. Se realizarán exámenes de sangre para revisar los niveles de plaquetas de su niño y qué tan rápido coagula su sangre.

¿Cómo se trata la trombocitopenia inmune?

La mayoría de la TI en los niños mejorará en unas pocas semanas o meses. Podrían ser necesarios medicamentos para tratar la TI, o podría mejorar por sí sola. La TI en los niños puede durar por varios meses hasta años y puede volverse una condición crónica. El médico de su niño decidirá si él necesita tratamiento. El tratamiento dependerá de los niveles de plaquetas de su niño y de sus síntomas. Sus niveles de plaquetas se controlarán de cerca con o sin tratamiento. Su niño podría necesitar cualquiera de lo siguiente:

  • Los medicamentos podrían administrarse para evitar que el sistema inmunológico de su niño destruya sus plaquetas. También podrían darle medicamentos para ayudarlo a aumentar los niveles de plaquetas y a evitar hemorragias. Los medicamentos podrían administrarse en forma de píldora o a través de una vía intravenosa.
  • Las transfusiones de plaquetas si los niveles de plaquetas de su niño están muy bajos. Las transfusiones de plaquetas también podrían realizarse para ayudar a detener un sangrado abundante. Su niño podría necesitar transfusiones de plaquetas antes de la cirugía o de los procedimientos para ayudar a que su sangre coagule.
  • Raramente es necesaria una cirugía para remover el bazo de su niño pero podría realizarse para evitar que su cuerpo destruya sus plaquetas.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo a prevenir o controlar el sangrado?

  • Cuide las cortadas, raspaduras o sangrados de nariz. Examine la piel de su hijo para ver si tiene pequeñas protuberancias, rasguños y cortadas. Estas lesiones pueden aumentar el riesgo de sangrado de su hijo, que a la vez puede llegar a representar una amenaza para la vida. Aplique presión firme y constante a las cortadas o raspaduras. Use una gasa o una toalla limpia. Si es posible, eleve la parte del cuerpo por encima del nivel del corazón de su hijo. Si está sangrando la nariz de su hijo, apriete la parte superior de la nariz hasta que el sangrado se detenga.
  • Tenga precaución con el cuidado de su piel y boca. Use una toalla suave cuando se bañe a su hijo pequeño. Use un cepillo de dientes suave para evitar que sus encías sangren. Use pomada de labios para evitar que se agrieten. Aplique loción a su piel seca. Corte las uñas del niño. Enséñele a su niño mayor cómo cuidarse la piel y la boca. Si su hijo adolescente se afeita la cara, pídale que use una afeitadora eléctrica.
  • Enseñe a su hijo a no hacer fuerza cuando evacue el intestino. El esfuerzo puede aumentar la presión en el cerebro de su hijo y podría provocar sangrado. Pregunte al médico de su hijo sobre un ablandador de heces o laxante para prevenir o tratar el estreñimiento. No use enemas o supositorios.
  • Use un humidificador de vapor frío para aumentar la humedad del aire en su casa- La humedad podría ayudar a evitar la tos o el sangrado de nariz. La tos puede aumentar la presión en el cerebro de su hijo y podría provocar sangrado.
  • Evite que su hijo haga actividades que podrían provocarle rasguños o moretones. Es posible que no pueda practicar deportes de contacto, como el fútbol, el jockey o la lucha. Pregunte al médico de su niño qué actividades son seguras para él.
  • No le dé aspirina o AINE a su niño. Estos medicamentos pueden provocar sangrado y moretones con más facilidad.

Treatment options

The following list of medications are in some way related to or used in the treatment of this condition.

View more treatment options

¿Qué necesito saber acerca de la identificación de alerta médica?

Haga que su niño use una identificación o que lleve consigo una tarjeta que indique que tiene trombocitopenia inmune. Pregunte al médico de su niño dónde usted puede conseguir esos artículos.

Accesorios de alerta médica

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo se cae y se golpea en la cabeza.
  • Su hijo sufre una convulsión.
  • No es posible despertar a su hijo.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo tiene un dolor de cabeza repentino e intenso.
  • Su hijo está confundido o tiene problemas para ver, hablar o escuchar.
  • Su niño vomita repetidamente.
  • Su bebé tiene un punto suave abultado (fontanela) en la cabeza.
  • Su hijo tiene debilidad, adormecimiento o problemas repentinos con el equilibrio y movimiento.
  • El sangrado de su niño no se detiene o se vuelve más abundante.
  • El brazo o pierna de su niño se ve más grande, se siente cálido y está adolorido.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su hijo tiene sangrado en sus encías, boca o nariz.
  • Su hijo tiene dolor abdominal.
  • La orina o las heces de su hijo tienen sangre.
  • Usted nota nuevos moretones o manchas rojas o moradas en la piel de su niño.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.