Skip to Content

Trastorno Del Espectro Autista

CUIDADO AMBULATORIO:

El trastorno del espectro autista (TEA)

es una serie de condiciones de desarrollo que pueden dificultar la interacción social y la comunicación. El espectro significa que los signos y síntomas pueden variar de un niño a otro y variar de leves a severos. El TEA incluye el trastorno autista, el síndrome de Asperger y el trastorno generalizado del desarrollo, no especificado de otra manera. Estos términos a veces se usan indistintamente con TEA.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su niño tiene una convulsión por primera vez.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo está tomando medicamentos para las convulsiones pero todavía tiene una convulsión.
  • Su hijo se traga algo que no es comida.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo se deprime o tiene problemas nuevos para comer o dormir.
  • Su hijo está comiendo muy mal y está perdiendo peso.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Los signos y síntomas del TEA

Los principales signos y síntomas son los problemas de interacción social y los comportamientos repetidos. Estos impiden que su hijo funcione fácilmente en entornos sociales, como la escuela. Los signos y síntomas generalmente se notan durante el período de desarrollo temprano, a menudo a los 3 años. Es posible que su hijo no alcance los hitos esperados. Tal vez alcance los hitos pero luego perder las habilidades que adquirió. El TEA a veces se hace notar más tarde, cuando los niños necesitan interactuar con otros en la escuela. Usted puede notar cualquiera de lo siguiente acerca de su hijo, dependiendo del tipo de TEA:

  • No interactúa con otros. Usted puede notar primero que su hijo no responde a su nombre a los 12 meses. Su hijo no puede apuntar a objetos ni jugar juegos de fantasía como disfrazarse. Es posible que no quiera hacer contacto visual o jugar con otros niños. Puede tener problemas para interpretar el lenguaje corporal, los gestos o las expresiones faciales.
  • Las habilidades del habla y el lenguaje son diferentes a las de los niños de su edad. Es posible que su hijo haya comenzado a hablar más tarde o antes que otros niños de su edad. Las habilidades del lenguaje pueden variar desde no hablar hasta el habla altamente desarrollada. Su hijo puede usar vocabulario grande u oraciones complejas pero habla en un tono robótico y vacilante. Su hijo puede repetir palabras o frases una y otra vez. Es posible que no sepa cómo mantener una conversación. Por ejemplo, su hijo puede decir algo que no está relacionado con el tema discutido, o no responder en absoluto.
  • El comportamiento es diferente al de los niños de su edad. Su hijo puede sentirse molesto por un cambio en la rutina o por el lugar donde se almacena un objeto. Puede tener movimientos repetitivos, como aletear con las manos, balancearse del cuerpo o girar en círculos. Puede tener rabietas (llorar o gritar sin control). Puede que intente hacerse daño a sí mismo. Su hijo puede enfocarse en partes de un objeto, como las ruedas de un carro de juguete. Puede enfocarse fuertemente en ciertos temas y no mostrar interés en otros. Su hijo también puede tener problemas para tolerar la luz, el sonido, las texturas o los sabores.

Cómo se diagnostica el TEA:

Dígale al médico del niño si este tiene antecedentes familiares de TEA. A su hijo le realizarán exámenes para detectar otras condiciones que se parecen al síndrome de Asperger. Algunos ejemplos son la ansiedad, depresión y Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad. Si los exámenes descartan otras causas, lo siguiente puede ayudar a diagnosticar el TEA:

  • La detección es parte de la visita de niño sano. Las pruebas de detección de TEA generalmente se realizan entre los 18 y 24 meses. El médico de su hijo puede recomendar más pruebas de detección si el riesgo de su hijo de padecer TEA es mayor. Los ejemplos incluyen tener un hermano o hermana con TEA o mostrar signos que hacen que el TEA sea probable. Las pruebas de detección incluyen exámenes para comprobar la capacidad de su hijo para resolver problemas. Se comprobará la coordinación, la visión y la audición de su hijo. Se comprobará su capacidad para tolerar el sonido, la luz, los olores, los sabores y las texturas.
  • El médico de su hijo le preguntará si alcanzó los hitos del desarrollo. Los siguientes son ejemplos de posibles hitos perdidos:
    • A los 12 meses, su hijo puede no responder a su nombre.
    • A los 14 meses, su hijo puede no parecer interesado en personas u objetos. No puede apuntar a objetos o personas.
    • A los 18 meses, su hijo puede no querer estar cerca de otras personas. Puede que empiece a pasar tiempo solo o que no haga contacto visual. No puede hablar o puede repetir las palabras una y otra vez. Las respuestas pueden no estar relacionadas con las preguntas que se le hacen.
  • Los médicos pueden preguntarle a usted o al maestro del niño sobre el comportamiento de su hijo en casa y en la escuela. Ellos pueden observar mientras su niño juega o habla con otros niños.

Cómo se maneja el TEA:

El médico de su niño podría hablar con usted sobre los niveles de apoyo para su hijo. Esto se basa en los retos que su hijo tiene con las habilidades sociales, la comunicación y los comportamientos repetitivos. El nivel de apoyo oscila entre 1 y 3. El nivel 3 es el que más apoyo necesita.

  • La intervención temprana puede ayudar a su hijo a aprender y retener nuevas habilidades. La intervención temprana comienza antes de que su hijo cumpla los 3 años de edad. La intervención puede que cambie varias veces durante la vida de su hijo para ayudarlo a adaptarse a sus necesidades. Los médicos trabajarán con usted y con todos los que cuidan a su hijo. Esto ayudará a asegurar que todos sepan cómo apoyar a su hijo.
  • También se puede recomendar la terapia. El objetivo de la terapia es ayudar a su hijo a sentirse seguro y apoyado. El apoyo puede incluir habilidades sociales, comportamiento, habla o terapia física. La terapia también puede ayudar a su hijo a tolerar ciertos sonidos y olores más fácilmente. Un terapeuta también puede ayudar a su hijo con los problemas de sueño. El terapeuta puede ayudar a su hijo a crear una rutina relajante para la hora de acostarse y encontrar maneras de hacer que su habitación sea cómoda.
  • Es posible que se necesiten o se cambien los medicamentos. Se pueden administrar medicamentos para ayudar a disminuir la ansiedad, disminuir los comportamientos repetitivos o disminuir el enojo. Algunos niños con TEA también tienen convulsiones. Su hijo puede necesitar medicamentos para controlar o prevenir las convulsiones. Se pueden recomendar medicamentos como la melatonina para ayudar a su hijo a dormir mejor. Algunos medicamentos utilizados para controlar el TEA también pueden causar problemas de sueño. Entre los ejemplos se incluyen los medicamentos estimulantes y los medicamentos anticonvulsivos. El médico de su hijo puede cambiar el horario actual de los medicamentos de su hijo si su sueño se ve afectado.

Apoye a su niño:

Su hijo podría tener dificultad para dormir. Es posible que su bebé no quiera comer alimentos saludables. Esto puede conducir a problemas de control de peso, como la obesidad. Es posible que su hijo se sienta ansioso o que a menudo tenga dolor de estómago o diarrea. Puede tener problemas de atención como el TDA o el TDAH. Su hijo puede vagar y salir de la casa sin ser notado. Lo siguiente puede ayudarle a apoyar a su hijo y a mantenerlo seguro y saludable:

  • Mantenga un horario. Su hijo se puede sentir cómodo siguiendo rutinas. Los cambios se deben introducir lentamente. La actividad debe ser parte de la rutina diaria de su hijo. El ejercicio regular puede ayudar a disminuir el estrés y la ansiedad en su niño.
  • Muéstrele a su hijo cómo se relaciona con los demás. Por ejemplo, preséntese a otras personas mientras su hijo está con usted. Dígale a su hijo los pasos antes de hacerlos, como saludarlo e intercambiar nombres. Después de que usted y la nueva persona se conozcan, repase los pasos de nuevo con su hijo. Dele oportunidades de practicar la interacción social. No lo fuerce. No mejorará en la interacción si lo fuerza. Su hijo puede estar abierto a que le presenten a una nueva persona que va a conocer, pero pregunte primero.
  • Tenga paciencia. A su hijo le será más fácil calmarse y comunicarse si usted se mantiene calmado. Usted puede sentirse frustrado si su hijo se altera con frecuencia. Puede ser útil tomar un pequeño descanso. Asegúrese de que su hijo esté seguro y con un adulto responsable antes de alejarse.
  • Aproveche y celebre las fortalezas de su hijo. Ayude a su hijo a encontrar las actividades que disfruta y hace bien. Su hijo puede tener fortalezas asombrosas, como habilidades avanzadas con la música o las matemáticas. Anime a su hijo a probar cosas nuevas, pero no lo fuerce. Anime a su hijo mientras intenta algo nuevo o adquiere nuevas habilidades.
  • Hable con los oficiales de la escuela de su niño. Es posible que su hijo necesite apoyo en la escuela. Es posible que necesite ayuda para sentirse más cómodo en clase. Se puede usar un programa individualizado de educación hasta la graduación de la escuela secundaria. El programa individualizado de educación identifica las necesidades de aprendizaje de su hijo y ayuda a que sus profesores sepan cómo asistirlo con el aprendizaje. El programa individualizado de educación puede llegar a ayudar al niño a formar las destrezas que necesitará después de la secundaria.
  • Trabaje con los médicos para crear un plan de alimentación para su hijo. Si su hijo va a comer solo alimentos específicos, planifique las comidas y los bocadillos con sus médicos. Los médicos pueden sugerirle mezclar alimentos que a su hijo le guste comer con los que se niega comer. Esto podría ayudar a su hijo a obtener los nutrientes que necesita.
  • Establezca una rutina a la hora de dormir. Los problemas del sueño son comunes en los niños con TEA. Una rutina que calme a su hijo antes de irse a la cama puede ayudarlo a dormirse o a permanecer dormido más fácilmente. Anime a su niño a acostarse y levantarse a la misma hora todos los días. Esto puede ayudar a disminuir sus problemas para dormir. Tal vez sea buena idea instalar alarmas de movimiento en su hogar. Estas alarmas se activarán si su hijo se levanta de la cama por la noche. Consulte con el médico de su hijo sobre otras maneras de ayudar a mantener a su hijo seguro.

Acuda a las consultas de control con el médico de su niña según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Para apoyo y más información:

  • Autism Speaks
    1 East 33rd Street, 4th Floor
    New York , NY 10016
    1 East 33rd Street, 4th Floor
    New York , NY 10016
    Phone: 1- 888 - 288-4762
    Web Address: https://www.autismspeaks.org/
  • Autism Society of America
    4340 East-West Highway
    Bethesda , MD 20814-3067
    Phone: 1- 800 - 328-8476
    Web Address: http://www.autism-society.org

Learn more about Trastorno Del Espectro Autista (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.