Skip to Content

Trastorno Del Espectro Autista

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el autismo?

El autismo es un trastorno del desarrollo cerebral que conduce a problemas con el lenguaje, el comportamiento y la interacción social. Un niño con autismo a menudo tiene retraso mental. Esto significa que su hijo se va a desarrollar o aprender más lentamente que otros niños de su edad. Puede ser difícil saber qué tan retrasado es el desarrollo y el aprendizaje de su hijo. Es posible que él no muestre signos obvios de autismo hasta que tenga al menos 3 años de edad. Él puede desarrollar normalmente de 1 a 2 años y luego comenzar a perder sus destrezas. Estos problemas continuarán durante toda la vida de su hijo.

¿Qué causa el autismo?

La causa exacta del autismo no se conoce. Los expertos creen que el autismo es un trastorno genético. Su hijo tiene más probabilidades de tener autismo si un padre o un hermano (especialmente un gemelo idéntico) también tienen autismo. Lo siguiente también aumenta el riesgo que su niño padezca de autismo:

  • Él es un varón.
  • Él tiene otro problema genético o médicos como síndrome de Down o síndrome Frágil X.
  • Estuvo expuesto a drogas perjudiciales en el vientre antes de nacer.

¿Cuáles son los signos y síntomas del autismo?

Los signos y síntomas del autismo son leves en algunos niños y graves en otros.

  • Problemas sociales: Es posible que su hijo tenga problemas en la manera en que se lleva con otras personas. Él puede que no lo mire a usted o a otras personas. Es posible que tenga problemas con expresiones faciales y saber lo que significan. Puede que no sea capaz de cambiar su comportamiento para responder a los demás. Su hijo puede querer estar solo y no jugar con otros niños. Él puede parecer que no se divierte cuando juega. También puede tener ansiedad cuando se encuentra en un entorno social, como en la escuela o en fiestas.
  • Problemas de comunicación: Su hijo puede que sea incapaz de hablar tan bien como otros niños de su edad. Es posible que no hable en absoluto. Si su hijo puede hablar, puede que sea incapaz de iniciar o permanecer en una conversación. Su hijo puede que repita las mismas palabras una y otra vez. Él puede que no comprenda o aparente no escuchar cuando usted le habla. Es posible que no responda a su propio nombre.
  • Problemas de comportamiento: Su hijo puede repetir ciertas acciones. Por ejemplo, es posible que aletee sus manos o se meza hacia atrás y hacia delante. Su hijo puede ser más sensible a la luz, los sonidos, el tacto, y los olores. Es posible que no responda al dolor o que muestre emociones en reacción a algo. Se puede reír o llorar sin razón conocida. Él puede tener rabietas o lastimarse como golpearse la cabeza o morderse. Su hijo puede ser hiperactivo (demasiado excitado o agitado) y él puede hacer las cosas sin pensar en el resultado. Podría mostrar interés sólo en algunas partes de un objeto. También podría comer sólo unos cuantos alimentos. Podría comer cosas que no son alimentos como pintura, cuerdas o colillas de cigarrillos.

¿Qué problemas médicos podría tener mi hijo con autismo?

  • Problemas digestivos: Su hijo con frecuencia puede tener dolores de estómago, acidez o hinchazón del estómago. También puede tener diarrea.
  • Convulsiones: Su hijo puede tener convulsiones o tener cambios en su estado mental. Por ejemplo, puede que él tenga la mirada fija y perdida y no responder.
  • Problemas para dormir: Su hijo puede tener problemas para dormirse o puede despertarse varias veces durante la noche. Él puede mecer su cuerpo cuando se despierta. También puede que el se despierte a horas muy tempranas en la mañana.

¿Cómo se diagnostica el autismo?

El médico observará a su hijo mientras juega. Él puede hacer preguntas acerca del comportamiento de su hijo en el hogar. Si el autismo de su hijo es diagnosticado antes de que tenga 3 años de edad, algunas pruebas pueden repetirse a medida que crece. Pregúntele a su médico si sus otros hijos también deben hacer pruebas para detección del autismo. El médico de su hijo podría realizar un examen físico y cualquiera de las siguientes pruebas:

  • Pruebas de desarrollo: estas son pruebas que los médicos usan para ver cómo su hijo está creciendo y desarrollándose. Hay destrezas y actividades normales que los bebés y los niños aprenden a ciertas edades. Estas actividades incluyen la edad en que su hijo comenzó a sentarse, caminar, hablar, jugar e imitar a otros. Los médicos observan estas acciones y comparan a su hijo con otros niños de su misma edad.
  • Análisis de sangre: Su niño podría necesitar análisis de sangre. Su sangre podría ser revisada en busca de productos químicos tales como niveles de plomo o de vitaminas. Estas pruebas se realizan para comprobar si hay otras causas de los retrasos en la conducta y el desarrollo de su hijo. Los análisis de sangre también pueden mostrar trastornos genético que pueden aumentar el riesgo de su hijo ser autista.
  • Pruebas auditivas y visuales: Estas son pruebas que evalúan la audición y la visión de su hijo. Su hijo podría tener retrasos si no puede oír ni ver tan bien como debería.
  • EEG: Este examen también recibe el nombre de electroencefalograma. Se colocan varios parches (electrodos) o botones llanos metálicos en la cabeza de su niño. Cada uno de los parches tiene un cable que se conecta a una máquina. Esta máquina imprime en un papel los trazos que produce la actividad de las ondas cerebrales en las diferentes partes del cerebro de su niño. Los médicos observan estos trazos para ver la forma como el cerebro de su niño está funcionando.

¿Cómo se trata el autismo?

El objetivo del tratamiento es disminuir los síntomas del niño y mejorar sus destrezas sociales, comportamiento y comunicación. El tratamiento que comienza antes de que su hijo tenga 3 años se llama intervención temprana. La intervención temprana puede ayudar a su hijo a aprender y retener nuevas destrezas. El tratamiento puede que cambie varias veces durante la vida de su hijo para ayudarlo a adaptarse a sus necesidades. Los tratamientos primordiales para el autismo incluyen terapias y programas educativos, medicamentos y cambios en los alimentos. Consulte con el médico de su hijo para obtener información acerca de otros tipos de tratamientos.

¿Qué terapias se usan para el autismo?

Su hijo puede trabajar con diferentes terapeutas durante muchas horas cada día. La terapia puede ser de 30 a 40 horas a la semana.

  • Terapia de conducta: Este tipo de terapia se lleva a cabo para ayudar a su hijo a aprender nuevas destrezas. Su hijo puede aprender nuevas maneras de comunicarse. La terapia de conducta también le enseña a su hijo cuáles conductas son apropiadas y cuáles no. La terapia de conducta se hace normalmente en el hogar, en la guardería o en la escuela. A los padres se les anima a participar en la terapia para apoyar y desarrollar relaciones positivas.
  • Terapia ocupacional: Un terapeuta trabajará con su hijo para ayudarlo a aprender actividades diarias comunes. Un terapeuta puede ayudar a enseñar a su hijo a vestirse, alimentarse por sí mismo, y cómo asearse. El terapeuta también puede ayudar a su hijo a aprender a interactuar con los demás. Su hijo puede aprender otras formas de comunicación además de las palabras habladas, como los gestos.
  • Terapia del lenguaje: Un terapeuta le enseña a su hijo a comunicarse. Su hijo puede aprender otras formas de comunicación además de las palabras habladas, como los gestos.
  • Integración sensorial: Esta es una terapia para ayudar a su hijo si tiene problemas con sus sentidos. Esto incluye que le molesten los sonidos u olores o ser tocado. El terapeuta trabajará con su hijo para mejorar su capacidad para enfrentar ciertos sonidos y olores. También le ayudará a su hijo a aprender a aceptar ser tocado por otros.

¿Qué medicamentos se pueden utilizar para el autismo?

  • Medicamentos antipsicóticos: Estos medicamentos se recetan para disminuir la ira y ansiedad. También es posible que ayuda a evitar que su niño se haga daño a sí mismo.
  • Medicamentos anticonvulsivos: estos medicamentos ayudan a detener o disminuir las convulsiones.
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina: Estos medicamentos ayudan a disminuir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo de su hijo. También pueden ayudar a disminuir los comportamientos repetitivos.

¿Qué tipo de cambios en la dieta se sugieren para el autismo?

  • Cambios alimenticios: el médico de su hijo puede sugerir que su hijo no coma alimentos con gluten y caseína. El gluten se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada. La caseína se encuentra en la leche y otros productos lácteos. Siempre consulte con los médicos de su hijo antes de realizar cambios en la alimentación de su hijo.
  • Vitaminas y suplementos: El médico de su hijo puede sugerir vitaminas y suplementos, como vitamina B y ácidos grasos omega-3. Estos pueden ayudar a disminuir sus síntomas.

¿Cuáles son los riesgos del autismo y su tratamiento?

  • Su hijo podría tener efectos secundarios a los medicamentos que toma para disminuir sus síntomas. Aun con tratamiento, su hijo puede que no aprenda a llevarse bien con otros o a que le vaya bien en la escuela. Sus retrasos en el lenguaje y problemas de conducta puede que no mejoren. Su hijo puede que sea incapaz de vivir por su cuenta cuando sea adulto. Puede que él tenga problemas con destrezas básicas como vestirse.
  • Sin tratamiento, es probable que su hijo no aprenda a comunicarse o no pueda tener una vida independiente. Su hijo podría lastimarse a sí mismo o a otros, y sus síntomas podrían empeorar. Se podría tragar objetos. Los objetos tragados podrían contener plomo o gérmenes que causan enfermedades o la muerte. Su hijo podría necesitar cirugía para extraer los objetos tragados. Su hijo puede no recibir la nutrición que necesita debido a problemas alimenticios. Él puede deshidratarse.

¿Cómo puedo ayudar a cuidar a mi hijo con autismo?

  • Siga el plan de tratamiento de su hijo: Siga las pautas que los médicos le den en cuanto a cómo ayudar a su hijo a adquirir destrezas nuevas. Es posible que tenga que pasar muchas horas al día enseñándole nuevas destrezas a su hijo. Hable con todos las personas que cuidan a su hijo en su hogar sobre su plan de tratamiento.
  • Haga de su hogar un lugar seguro: Mantenga a su hijo lejos de objetos que podría tratar de tragarse. Tal vez sea buena idea instalar alarmas de movimiento en su hogar. Estas alarmas se activarán si su hijo se levanta de la cama por la noche. Consulte con el médico de su hijo sobre otras maneras de ayudar a mantener a su hijo seguro.
  • Alimente a su hijo con comidas saludables: Es importante que su hijo reciba las vitaminas adecuadas en su dieta y que tome suficientes líquidos cada día. Si su hijo va a comer sólo alimentos específicos, planifique las comidas con sus médicos. Los médicos pueden sugerirle mezclar alimentos que a su hijo le guste comer con los que se niega comer. Esto podría ayudar a su hijo a obtener los nutrientes que necesita. Consulte con el médico de su hijo acerca de los suplementos de vitamina.
  • Establezca una rutina a la hora de dormir: Haga que su hijo se acueste a dormir a la misma hora todas las noches. Permita que su hijo haga actividades tranquilas antes de acostarse. Trate de despertar a su hijo aproximadamente a la misma hora todas las mañanas. Esto puede ayudar a disminuir sus problemas de sueño.

¿Dónde puedo encontrar apoyo y mayor información?

  • Autism Society of America
    4340 East-West Highway
    Bethesda , MD 20814-3067
    Phone: 1- 800 - 328-8476
    Web Address: http://www.autism-society.org

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo se deprime o tiene problemas nuevos para comer o dormir.
  • Su hijo pierde lenguaje, su habilidad de jugar, u otras destrezas que tenía.
  • Su hijo tiene dolor de estómago, diarrea o se siente que va a vomitar.
  • Su hijo no está tomando líquidos o no está orinando tanto como de costumbre.
  • Su hijo tiene menos energía o está durmiendo más de lo normal.
  • Su hijo está comiendo muy mal y está perdiendo peso.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Su hijo se lastima.
  • Su hijo tiene convulsiones o no lo puede despertar.
  • Su hijo se traga algo que no es comida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide