Skip to Content

Síndrome Del Piramidal

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es el síndrome del piramidal?

El síndrome del piramidal o piriforme es un dolor del nervio ciático causado por una lesión o por el uso excesivo del músculo piramidal. El músculo piramidal se encuentra en el interior de los glúteos el cual le ayuda a mover su pierna. El dolor es causado cuando este músculo comprime o pinza el nervio ciático. Es posible que usted sienta el dolor en su cadera o que se desplaza hacia abajo de su pierna.

¿Cuáles son los signos y síntomas del síndrome piramidal?

  • Dolor de cadera o glúteos después de estar sentado, agachado, de pie o subiendo las escaleras
  • Dolor súbito o gradual que empieza en la nalga y se desplaza hacia abajo de su pierna
  • Dificultad para caminar
  • Dolor cuando cruza las piernas
  • Dolor cuando tiene una evacuación intestinal

¿Cómo se diagnostica el síndrome del piramidal?

Su médico lo examinará y le moverá su pierna en diferentes direcciones para revisar el dolor. Es posible que necesite lo siguiente:

  • Exámenes de diagnostico por imágenes como un ultrasonido, una tomografía axial computarizada (TAC escán) o una resonancia magnética (RM) se pueden utilizar para ayudar a que los médicos observen sus músculos y nervios con más detalle. Antes del procedimiento le pueden administrar un medio de contraste. Informe al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste. No entre a la sala de resonancia con ningún artículo metálico. El metal puede causar graves lesiones. Informe al médico si tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.
  • Una electromiografía se puede utilizar para evaluar la función de sus músculos y de los nervios que los controlan.

¿Cuál es el tratamiento para el síndrome del piramidal?

  • Los medicamentos prescritos se pueden utilizar para relajar los músculos y reducir el dolor y la inflamación.
  • Los medicamentos AINE pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Estos medicamentos pueden comprarse con o sin receta médica. En algunas personas, estos medicamentos pueden provocar sangrados estomacales o problemas en los riñones. Si usted toma medicamentos anticoagulantes, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar, lea siempre la etiqueta y siga cuidadosamente las indicaciones que vienen con este medicamento.
  • El acetaminofén disminuye el dolor. Se puede conseguir sin receta médica. Pregunte cuál es la cantidad que debe tomar y con qué frecuencia se toma. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • La cirugía puede ser necesaria si otros tratamientos no le alivian sus síntomas.

¿Cómo puedo sobrellevar mis síntomas?

  • Guarde reposo según las indicaciones. Evite las actividades que le empeoren el dolor.
  • Aplique hielo en el glúteo del lado afectado. Utilice una compresa de hielo o coloque hielo picado en una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla. Déjese el hielo puesto por 15 a 20 minutos cada hora o según lo indicado. El hielo ayuda a prevenir el daño a los tejidos y reduce la inflamación y el dolor.
  • Aplique calor en el glúteo del lado lastimado. Utilice una compresa de calor por 20 a 30 minutos cada 2 horas por la cantidad de días indicados. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.
  • Realice ejercicios de estiramiento según las indicaciones. Acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas. Coloque el tobillo de su pierna afectada sobre la rodilla de su otra pierna. Con suavidad traiga hacia el pecho su pierna doblada, hasta que sienta el estiramiento o la tensión en la nalga de su pierna lastimada. Un fisioterapeuta puede mostrarle otros ejercicios para relajar y fortalecer los músculos de su cadera.

¿Cuándo debería consultar con mi médico?

  • Su dolor empeora o regresa, incluso con tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o tratamiento.

¿Cuándo debería buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted no puede mover la pierna o el pie.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide