Skip to Content

Prostatitis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la prostatitis?

La prostatitis es la inflamación de la glándula prostática. La glándula prostática es la glándula sexual masculina que produce el líquido que es parte del semen. Tiene el tamaño aproximadamente de una nuez y está localizado debajo de la vejiga. Usted puede desarrollar la prostatitis a cualquier edad y podría tenerla mas de una vez. Podría ser una condición aguda (a corto plazo) o crónica (a largo plazo). La prostatitis no es contagiosa.


¿Qué provoca la prostatitis?

La prostatitis puede deberse a una infección o inflamación, o la causa podría desconocerse. Una infección en la próstata podría deberse a una bacteria que se desplaza en la sangre o en la orina a la próstata. Lo siguiente podría aumentar el riesgo de prostatitis:

  • Un catéter urinario (tubo que se coloca en la uretra para drenar la orina)
  • Una lesión en el área pélvica, como al pasearse en una bicicleta o en un caballo
  • Enfermedad de transmisión sexual (ETS), como la clamidia
  • Una infección reciente o infecciones frecuentes en la vejiga
  • Deshidratación

¿Cuáles son los signos y síntomas de la prostatitis?

Es posible que no presente ningún signo ni síntoma o que tenga alguno de los siguientes:

  • Dolor:
    • Dolor profundo en el área que está entre el escroto y el ano
    • Dolor en la parte baja de la espalda
    • Dolor durante una evacuación intestinal
    • Dolor durante o inmediatamente después del contacto sexual
  • Problemas al orinar:
    • Ardor al orinar
    • Sensación de que la vejiga no está vacía
    • La orina no fluye inmediatamente cuando usted comienza a orinar
    • Sentir la necesidad de orinar inmediatamente
    • Orinar con frecuencia, especialmente durante la noche
  • Otros signos y síntomas:
    • Fiebre, escalofríos y fatiga
    • Sangre en la orina o en el semen

¿Cómo se diagnostica la prostatitis?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas. El realizará un examen físico de la próstata. Es posible que el médico necesite realizarle pruebas de sangre para determinar si tiene una infección. También podrían tomarle una muestra de orina y de líquido proveniente de la próstata y enviarlas al laboratorio para examinarlas. El médico tendrá que frotar la glándula prostática para obtener la muestra del líquido. El médico también podría necesitar una muestra de semen.

¿Cómo se trata la prostatitis?

El tratamiento para la prostatitis dependerá de la causa, de los signos y síntomas y de otros factores. La prostatitis podría tratarse con lo siguiente:

  • Masaje prostático: El masaje prostático podría utilizarse para tratar la prostatitis crónica. Podría ayudar a disminuir la llenura de la próstata y a evitar una infección.
  • Terapia por calor: Coloque una almohada eléctrica en el área de la próstata para ayudar a que fluya la sangre en el área. Los baños con agua tibia podrían disminuir la llenura y molestia de la próstata.
  • Medicamentos:
    • Bloqueante alfa: Estos medicamentos relajan los músculos de la próstata y de la vejiga. Podrían ayudarlo a orinar con mas facilidad.
    • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
    • AINEs (analgésicos antiinflamatorios no esteroides): Estos medicamentos disminuyen la inflamación, dolor y fiebre. Los AINEs se pueden obtener sin receta médica. Consulte con su médico cuál medicamento es el adecuado para usted. Pregunte cuánto tomar y cuándo. Tómelos como se le indique. Cuando no se toman de la manera indicada, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides pueden causar sangrado estomacal y problemas renales.
    • Analgésicos: Es posible que le receten un medicamento para aliviar el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo antes de tomar este medicamento.

¿Cuáles son los riesgos de la prostatitis?

Aún con tratamiento, usted podría desarrollar la prostatitis de nuevo, o podría llegar a ser crónica. Sin tratamiento, usted podría desarrollar un absceso (bolsa llena de pus) en la próstata si tiene una infección. La infección también podría propagarse a la sangre. Usted podría tener dificultad para orinar. La inflamación del epidídimo podría desarrollarse, lo cual puede provocar dolor en los testículos. El epidídimo es el tubo que está conectado a la parte posterior del testículo.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted orina con sangre.
  • Usted no puede orinar.
  • Los síntomas están empeorando o han vuelto después de recibir tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide