Skip to Content

Prostatitis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la prostatitis?

La prostatitis es la inflamación de la glándula prostática. La glándula prostática es la glándula sexual masculina que produce el líquido que es parte del semen. Tiene el tamaño aproximadamente de una nuez y está localizada debajo de la vejiga. La prostatitis no es contagiosa. La prostatitis podría ser una afección aguda (a corto plazo) o crónica (a largo plazo). Puede tener prostatitis a cualquier edad y más de 1 vez.

Sistema reproductor masculino

¿Qué aumenta mi riesgo de prostatitis?

La prostatitis puede deberse a una infección bacteriana o a inflamación, o la causa podría desconocerse. Los siguientes podrían aumentar su riesgo:

  • Tener entre 30 y 50 años de edad
  • Un catéter urinario (tubo que se coloca en la uretra para drenar la orina)
  • Una lesión en el área genital, un procedimiento como una biopsia de próstata o un agrandamiento de la próstata
  • Uretra estrecha (tubo que lleva la orina desde la vejiga) o calcio endurecido que se forma en la próstata
  • Sexo sin protección, o una infección de transmisión sexual (ITS), como la clamidia o el VIH
  • Una infección reciente de la vejiga, tener infecciones urinarias frecuentes o retención de orina (dificultad para orinar)
  • Deshidratación

¿Cuáles son los signos y síntomas de la prostatitis?

Es posible que no presente ningún signo ni síntoma o que tenga alguno de los siguientes:

  • Dolor profundo en el área que está entre el escroto y el ano o en la parte baja de la espalda
  • Dolor durante una evacuación intestinal
  • Dolor durante o inmediatamente después del contacto sexual
  • Ardor al orinar
  • Sensación de que la vejiga no está vacía
  • La orina no fluye inmediatamente cuando usted comienza a orinar
  • Sentir la necesidad de orinar con frecuencia o de inmediato, especialmente durante la noche
  • Fiebre, escalofríos y fatiga
  • Sangre en la orina o en el semen

¿Cómo se diagnostica la prostatitis?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas. Le realizará un examen físico de la próstata. Cualquiera de los siguientes se puede usar para encontrar la causa de sus síntomas:

  • Los análisis de sangre podrían usarse para revisar si hay infección.
  • Una muestra de orina, líquido prostático o semen podría mandarse al laboratorio para examinarse.
  • Un ultrasonido para tomar imágenes del escroto podría hacerse si tiene dolor en los testículos.
  • La tomografía computarizada puede utilizarse si tiene dolor en el abdomen. Es posible que le administren un medio de contraste que sirve para que los problemas vean con mayor claridad en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste.
  • Una prueba de volumen de orina puede utilizarse para medir la cantidad de orina que queda en la vejiga después de orinar. Para esta prueba se pueden utilizar imágenes de ultrasonido o un catéter dirigido a la vejiga.

¿Cómo se trata la prostatitis?

El tratamiento dependerá de la causa de la prostatitis, los signos y síntomas y de otros factores. La prostatitis podría tratarse con lo siguiente:

  • El masaje prostático podría utilizarse para tratar la prostatitis crónica. El masaje puede ayudar a disminuir la llenura de la próstata y a evitar una infección. Los médicos pueden enseñarle a realizar un masaje prostático.
  • Alfabloqueantes relajan los músculos de la próstata y la vejiga para ayudar a orinar más fácilmente.
  • Los antibióticos podrían administrarse para tratar una infección bacteriana.
  • Los AINE, pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • La cirugía podría usarse si otros tipos de tratamiento no funcionan. La cirugía podría usarse para drenar un absceso. Con menos frecuencia, la cirugía llamada resección transuretral de la próstata (RTUP) puede utilizarse para reducir el tamaño de la próstata.

¿Qué puedo hacer para controlar la prostatitis?

  • Coloque una almohadilla térmica en la zona. El calor puede ayudar a que la sangre fluya a la zona de la próstata. Los baños con agua tibia podrían disminuir la llenura y molestia de la próstata.
  • Beba suficiente agua para evitar la deshidratación. Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que necesita tomar todos los días y cuáles le recomienda.
  • No beba alcohol ni coma alimentos picantes hasta que haya terminado el tratamiento de la prostatitis. Limite el consumo de cafeína.
  • Orine con frecuencia. No espere cuando quiera orinar.
  • Puede tener relaciones sexuales si se siente bien.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Tiene fiebre.
  • Usted orina con sangre.
  • Usted no puede orinar.
  • Los síntomas están empeorando o han vuelto después de recibir tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.