Skip to main content

Fibrosis Quística

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Dec 2, 2022.

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la fibrosis quística (FQ)?

La FQ es una afección de por vida que afecta los pulmones, el aparato digestivo y otros órganos. Su mucosidad, lágrimas, sudor y saliva se ponen tan espesos y pegajosos que obstruyen los pulmones y el aparato digestivo. La fibrosis quística por lo general causa problemas respiratorios y con la digestión y absorción de los alimentos.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la fibrosis quística?

Podría tener cualquiera de los siguientes signos o síntomas, según los órganos afectados:

  • Infecciones respiratorias frecuentes, como sinusitis, bronquitis o neumonía
  • Tos, sibilancia y falta de aire
  • Dedos en forma de palillo de tambor en las manos o los pies (se agrandan y se ponen romos y redondeados)
  • Debilidad y fatiga
  • El dolor abdominal

¿Cómo se diagnostica la fibrosis quística?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas. El médico también le preguntará si uno de sus padres, hermanos o hermanas tiene FQ. La FQ es un trastorno genético. Es posible que el médico le recomiende asesoramiento genético para conocer las causas de la FQ que padece. Si usted planea tener un bebé, el asesoramiento genético puede mostrar el riesgo de su hijo de tener fibrosis quística. Es posible que usted necesite hacerse alguno de los siguientes estudios:

  • Una prueba de cloruro en el sudor muestra la cantidad de cloruro en el sudor. Esta cantidad estará elevada si tiene fibrosis quística.
  • Los análisis de sangre se pueden emplear para buscar indicios de una infección y comprobar el funcionamiento de los riñones. Puede también que detecten el gen que causa su fibrosis quística.
  • Una radiografía mostrará si los pulmones están inflamados o han aumentado de tamaño. También indicará si sus vías respiratorias están obstruidas y si se ha acumulado líquido.
  • Una broncoscopía es un procedimiento para observar dentro de sus pulmones y buscar algún daño. Se coloca un broncoscopio (tubo delgado con una luz en el extremo) por la boca y se hace llegar a los pulmones por la garganta. Se podría colectar tejido y líquido de sus pasajes aéreos o pulmones para examinarse.

¿Cómo se trata la fibrosis quística?

La FQ no tiene cura. El tratamiento puede ayudarlo a respirar más fácilmente, evitar infecciones o absorber nutrientes.

  • Medicamentos:
    • Los antibióticos contribuyen a combatir o evitar que el niño contraiga una infección causada por una bacteria.
    • Los medicamentos mucolíticos se inhalan para ayudar a diluir la mucosidad en los pulmones, para que pueda expectorarla con mayor facilidad.
    • AINE pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
    • Medicamentos esteroideos contribuyen a bajar la inflamación.
    • Los broncodilatadores ayudan a abrir las vías respiratorias de los pulmones para que pueda respirar con mayor facilidad.
    • Las enzimas pancreáticas ayudan al aparato digestivo a digerir los alimentos y absorber los nutrientes.
    • Los reguladores transmembrana de la fibrosis quística (CFTR) pueden ayudar a mejorar sus síntomas si la causa de la FQ es una determinada mutación proteica. El médico o el especialista en FQ puede darle más información sobre estos CFTR.
  • El oxígeno adicional puede necesitarse si el nivel de oxígeno en su sangre es más bajo de lo normal. Es posible que le administren oxígeno a través de una mascarilla colocada sobre la nariz y la boca o a través de pequeños tubos colocados en las fosas nasales.
  • La cirugía Podría ser necesario si sus órganos, como el hígado o los pulmones, están gravemente dañados. Pida más información a su médico sobre la cirugía.

¿Qué puedo hacer para respirar con mayor facilidad?

  • Haga ejercicios de desobstrucción de las vías respiratorias para ayudar a eliminar la mucosidad y facilitar la respiración. Su médico le enseñará cómo hacer los ejercicios. Estos ejercicios pueden hacerse con máquinas o aparatos para aliviar los síntomas y disminuir el riesgo de infección. El médico también puede recomendar la rehabilitación pulmonar para ayudarlo a mejorar la función pulmonar. La rehabilitación pulmonar ese realiza generalmente 3 veces a la semana por unos cuantos meses.
  • Descanse o duerma con la cabeza elevada para ayudar a mantener las vías aéreas abiertas. Use almohadas o cuñas de espuma para mantener la cabeza elevada.
    Elevación de la cabeza (adulto)
  • Use un humidificador de rocío frío para aumentar el nivel de humedad en el aire de su hogar. Esto podría ayudarle a respirar y expectorar la mucosidad.
  • Sea físicamente activo, según las indicaciones. Pregúntele al médico sobre el mejor plan de actividad para usted. La actividad física puede ayudar a aflojar las secreciones de las vías respiratorias y los pulmones, y permitirle respirar con mayor facilidad.
    Familia hispana caminando como ejercicio
  • No fume. La nicotina y otras sustancias químicas que contienen los cigarrillos y cigarros pueden dañar los pulmones. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Treatment options

The following list of medications are in some way related to or used in the treatment of this condition.

¿Cómo puedo mantenerme saludable?

  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. Debe recibir la vacuna contra la gripe tan pronto como se lo recomienden cada año, generalmente en septiembre u octubre. Aplíquese todas las dosis de la vacuna contra la COVID-19 y las dosis de refuerzo recomendadas. También es recomendable la vacuna contra la neumonía. Pregunte acerca de otras vacunas que pueda necesitar y cuándo recibirlas.
  • Evite la propagación de gérmenes. Evite personas resfriadas o con gripe. Cúbrase la boca al toser. Tosa en un pañuelo desechable o en el pliegue interior del codo para no propagar los gérmenes con sus manos. Lávese las manos frecuentemente. Utilice agua y jabón. Lávese las manos después de usar el baño, cambiarle el pañal a un niño o estornudar. Lávese las manos antes de cocinar o de comer.
    Lavado de manos
  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Es posible que deba comer alimentos con un alto contenido de calorías, grasa, vitaminas o calcio. Consulte con su médico si usted necesita seguir una dieta especial.
    Alimentos saludables

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene dolor en el pecho o dificultad repentina para respirar.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted está tosiendo o tiene sibilancia más de lo acostumbrado.
  • Tiene congestión pulmonar y la mucosidad que expulsa es de un color diferente a la que expulsaba anteriormente.
  • Sus labios o uñas se ponen azules o blancas.
  • Usted tiene dolor abdominal intenso.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Tiene fiebre.
  • Tiene menos apetito que de costumbre o ha bajado de peso sin proponérselo.
  • Usted tiene escalofríos o se siente débil o dolorido.
  • Usted tiene dificultad para dormir.
  • Usted orina menos, tiene la boca seca, los labios agrietados o se siente mareado.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.