Skip to Content

Diarrea Aguda En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

La diarrea aguda

comienza rápidamente y dura poco tiempo, usualmente de 1 a 3 días. Puede durar hasta 2 semanas.

Signos y síntomas que pueden ocurrir con la diarrea aguda:

Su niño podría tener varias evacuaciones intestinales líquidas a lo largo del día. Es posible que también presente cualquiera de los siguientes:

  • Un sarpullido
  • Dolor abdominal
  • Fiebre o escalofríos
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida del apetito
  • Síntomas de deshidratación, como sequedad en la boca y los labios, llanto sin lágrimas, orina de color amarillo oscuro y orinar poco o no orinar

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted no puede despertar a su niño.
  • Su hijo sufre una convulsión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo parece estar confundido.
  • Su hijo vomita con frecuencia y no puede beber ningún líquido.
  • La evacuaciones intestinales de su hijo contienen sangre o moco.
  • Su hijo llora sin lágrimas.
  • Los ojos de su niño, o la fontanela en la cabeza del recién nacido, parecen estar hundidos.
  • Su hijo tiene dolor abdominal severo.
  • Su niño orina menos que de costumbre o su orina es de color amarillo oscuro.
  • Su hijo no tiene pañales mojados durante 6 a 8 horas.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene una temperatura de 102°ºF (38.8 ºC) o mayor.
  • El dolor abdominal de su hijo empeora.
  • Su hijo está mas irritable, molesto o cansado que de costumbre.
  • Su hijo tiene la boca y los labios secos.
  • La piel de su hijo está reseca y fría.
  • Su hijo baja de peso.
  • La diarrea de su niño dura más de 1 o 2 semanas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Tratamiento para la diarrea aguda de su hijo:

La diarrea aguda generalmente mejora sin tratamiento. Es posible que le den medicamentos para combatir una infección a causa de bacterias o parásitos. No le administre a su hijo medicamentos de venta libre para la diarrea, a menos que el médico lo indique.

Controle la fiebre de su hijo:

  • Dele suficientes líquidos a su niño. Esto le ayudará a evitar la deshidratación. Pregunte cuánto líquido debe tomar el niño a diario y qué líquidos le recomiendan. Dé a su bebé más leche materna o fórmula para prevenir la deshidratación. Si usted alimenta a su bebé con fórmula, dele una fórmula libre de lactosa mientras este se encuentra enfermo.
  • Dé a su niño una solución de rehidratación oral como le indiquen. Las soluciones de rehidratación oral contienen la cantidad adecuada y necesaria de agua, sales y azúcar para que el niño restituya el líquido corporal que ha perdido. Pregunte qué tipo de solución de rehidratación oral su hijo necesita y cuánto debe tomar. Se pueden comprar soluciones de rehidratación oral en la mayoría de los supermercados y farmacias.
  • Siga ofreciendo a su niño las comidas que come de manera cotidiana. Su hijo puede seguir consumiendo los alimentos que come de costumbre. Es posible que deba ofrecerle a su niño cantidades más pequeñas que de costumbre. También es posible que tenga que darle alimentos que pueda tolerar. Estos podrían incluir arroz, papas y pan. También incluyen frutas (plátano, melón) y verduras bien cocidas. Evite darle alimentos con un alto contenido de fibra, grasa o azúcar. .

Prevenga la diarrea aguda:

  • Recuérdele a su hijo que se lave bien las manos y de manera frecuente. Asegúrese de que use agua y jabón. Su hijo debe lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer. Usted debe lavarse las manos antes de preparar la comida de su hijo y después de cambiarle el pañal.
  • Mantenga las superficies del baño limpias. Esto ayuda a evitar la propagación de gérmenes que provocan la diarrea aguda.
  • Cocine la carne como se indica antes de dársela a su hijo.
    • Cocine la carne picada a 160 °F.
    • Cocine la carne de ave picada, la carne de ave entera o los cortes de carne de ave a 165 °F como mínimo. Retire la carne del fuego. Deje reposar durante 3 minutos antes de dársela a su hijo.
    • Cocine los cortes enteros de carne que no sea de ave a 145 °F como mínimo. Retire la carne del fuego. Deje reposar durante 3 minutos antes de dársela a su hijo.
  • Coloque la carne cruda o cocida en el refrigerador tan pronto como sea posible. Las bacterias pueden crecer en la carne que permanece a temperatura ambiente durante mucho tiempo.
  • Pele y lave las frutas y verduras antes de dárselas a su hijo. Esto ayudará a eliminar los gérmenes que pudieran estar en los alimentos.
  • Lave los platos que tocaron la carne cruda en agua caliente con jabón. Esto incluye tablas de cortar, utensilios, platos y recipientes.
  • Consulte con el médico de su niño sobre la vacuna contra el rotavirus. Esta vacuna ayuda a evitar la diarrea que causa este virus.
  • Cuando viaje, dele a su hijo solo agua filtrada o tratada. Si usted y su hijo viajan a países fuera de los Estados Unidos y Europa, asegúrese de que el agua potable sea segura. Si no sabe si el agua es segura, usted y su niño solo deben beber agua envasada solamente. No coloque hielo en las bebidas de su hijo.
  • No le de ostras, almejas o mejillones crudos o poco cocidos. Estos alimentos pueden estar contaminados y causar infección.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2018 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide