Skip to Content
Is it time for a new insulin treatment? Learn more >>

Diabetes Gestacional

LO QUE NECESITA SABER:

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se desarrolla durante el embarazo y generalmente se presenta en el segundo o tercer trimestre. Este tipo de diabetes causa que sus niveles de azúcar en la sangre se eleven demasiado. Esto puede afectarla a usted y a su bebé nonato. Los niveles de azúcar en la sangre generalmente vuelven a su normalidad después del alumbramiento.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Sus latidos cardíacos son rápidos y débiles o su respiración es rápida y superficial.
  • Usted tiene más sueño de lo normal o se siente confundido.
  • Usted tiene visión borrosa o doble.
  • Su aliento huele a fruta o dulce.
  • Usted está temblando o sudando.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Su nivel de azúcar en la sangre está por debajo de los 70 mg/dL o por encima de los 250 mg/dL y no mejora con el tratamiento.
  • Usted tiene dolor de cabeza o está mareado.
  • Usted cree que su bebé no se está moviendo tanto como normalmente lo hace.
  • Usted tiene más hambre o sed de lo usual.
  • Usted está orinando con más frecuencia de lo normal.
  • Usted tiene malestar estomacal y está vomitando.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Insulina puede necesitarse si usted no controla su diabetes con cambios nutricionales y ejercicios. El uso de insulina es seguro durante el embarazo. Hable con su médico sobre todos los medicamentos que usted está tomando en la actualidad. Algunos medicamentos para la diabetes no son seguros para usarlos durante el embarazo.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su médico si usted piensa que el medicamento no está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Revise su nivel de azúcar en la sangre según indicaciones:

  • A usted le enseñarán cómo revisar una pequeña gota de sangre en un monitor de glucosa (glucómetro). Pregúntele a su médico cuándo y con cuánta frecuencia revisarse los niveles de azúcar en la sangre durante el día. Es posible que necesite controlarse el nivel de azúcar en su sangre por lo menos 3 veces al día.
    Como revisar su nivel de azúcar en la sangre
  • Pregunte a su médico cuáles son los niveles de azúcar adecuados para usted antes y después de las comidas. Es probable que le sugiera que su nivel de azúcar esté por debajo de los 95 mg/dL antes de comer. Es probable que el nivel necesite estar justo o por debajo de los 140 mg/dL 1 hora después de comer o justo o por debajo de los 120 mg/dL 2 horas después de comer. Anote sus resultados y muéstreselos a su médico. Él podría usar los resultados para hacer cambios en sus medicamentos, alimentación o programa de ejercicios.

Revise su presión arterial con frecuencia.

La hipertensión puede provocar problemas de salud al igual que con su embarazo. Las lecturas de la presión arterial por lo general se escriben con 2 números. Su presión sistólica (el primer número) debería estar entre 110 y 129. Su presión diastólica (el segundo número) debería estar entre 65 y 79.

Siga su plan de comidas según indicaciones:

Consulte con un dietista o un médico acerca del mejor plan de alimentación para usted. La dietista le puede recomendar que coma 3 comidas pequeñas y entre 2 a 4 meriendas al día. Controle la cantidad de carbohidratos (como el pan, cereal y frutas) que usted come en cada comida y merienda. Demasiados carbohidratos en 1 sola comida o merienda puede causar que su azúcar en la sangre se eleve a un nivel alto. Su dietista o médico le indicará cuál es la cantidad de carbohidratos que debe comer en cada comida y merienda. Consuma alimentos ricos en fibra, como los verduras y las legumbres (frijoles y lentejas).

Mantenga un peso saludable:

Consulte con su médico cuánto debería pesar. El peso saludable puede ayudarle a controlar su diabetes gestacional. Pida que le ayude a crear un plan para bajar de peso si usted tiene sobrepeso. El aumento de peso recomendado en las mujeres que tiene sobrepeso es entre 15 a 25 libras. El aumento de peso recomendado para las mujeres que están obesas entre 10 a 20 libras. Su riesgo de presentar problemas como hipertensión y parto prematuro es mayor si usted tiene sobrepeso.

Haga ejercicio regularmente:

El ejercicio ayuda a mantener el azúcar en la sangre constante. Realice una actividad física por lo menos 30 minutos, 5 días a la semana. Colabore con su médico para elaborar un plan de ejercicios. Ejercicios de impacto bajo como nadar y montar en bicicleta pueden resultar más seguros y cómodos para usted. Cuando usted camine, utilice zapatos sin tacones con suelas cómodas y acojinadas.

No fume:

La nicotina es peligrosa para usted y su bebé y puede dificultar el control de su diabetes gestacional. No use cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo en vez de cigarrillos o para tratar de dejar de fumar. Todos estos aún contienen nicotina. Pida a su médico información si usted fuma actualmente y necesita ayuda para dejar de hacerlo.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es probable que usted necesite hacerse exámenes de detección de diabetes después de tener a su bebé. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide