Skip to Content

Bursitis Del Tobillo

CUIDADO AMBULATORIO:

La bursitis del tobillo

es la inflamación de la bolsa (saco) del tobillo. La bursa es una bolsa (saco) llena de líquido que actúa como colchón entre un hueso y un tendón. Los tendones son cordones de tejido resistente que conectan los músculos a los huesos.

Signos y síntomas comunes de la bursitis de tobillo:

  • Dolor o sensibilidad en la parte trasera del tobillo
  • Cojear
  • Movimiento impedido o rigidez en su tobillo
  • Piel enrojecida, tibia al tacto, inflamada por encima de su tobillo o talón

Llame a su médico si:

  • Su dolor e inflamación aumentan
  • Sus síntomas no mejoran después de 10 días de tratamiento.
  • Tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Medicamentos:
    • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
    • Los antibióticos sirven para prevenir o combatir la infección bacteriana.
    • Una inyección de esteroides ayuda a calmar el dolor y bajar la inflamación.
  • La cirugía puede ser necesaria para extraer la bolsa o parte del hueso del tobillo. La cirugía solamente se realiza en casos en que otros tratamientos no hayan funcionado.

Controle o evite la bursitis de tobillo:

  • Use plantillas en sus zapatos según le indicaron. Los médicos pueden suministrarle plantillas para sus zapatos con un recorte que queda alrededor del área sensible. Es posible que necesite usar zapatos con talón reforzado (en la parte trasera del zapato). Esto le dará un mejor control del talón. Usted puede necesitar otros aditamentos en forma de cuña para levantar su talón y evitar que presione contra la parte trasera del zapato.
  • Descanse su tobillo tanto como sea posible, para disminuir el dolor y la inflamación. Empiece a hacer un poco más día a día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.
  • Aplique hielo sobre el tobillo. El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cubra la bolsa con una toalla antes de aplicarla sobre el tobillo. Aplique hielo durante 15 a 20 minutos, 3 a 4 veces por día, o como se le haya indicado.
  • Aplique calor sobre el tobillo. El calor facilita la reducción de dolor y rigidez. Aplique calor durante 15 a 20 minutos, 3 a 4 veces por día, o como se le haya indicado.
  • Vaya a fisioterapia según las indicaciones. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.
  • Siempre estire los músculos y haga ejercicios de calentamiento y de enfriamiento antes y después de ejercitarse. Esto le va a ayudar a aflojar sus músculos y disminuirá la tensión en su tobillo. Descanse entre sesiones de ejercicio.
  • Use zapatos que le calcen bien y que brinden apoyo a sus pies. Es posible que deba usar plantillas ortopédicas. Las plantillas ortopédicas ayudan a mantener el pie en la posición correcta cuando camina o hace ejercicio.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Bursitis Del Tobillo (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.