Skip to Content

Bursitis Del Tobillo

LO QUE NECESITA SABER:

La bursitis es la inflamación de la bursa en su tobillo. La bursa es una bolsa (saco) llena de líquido que actúa como colchón entre un hueso y un tendón. Los tendones son cordones de tejido resistente que conectan los músculos a los huesos.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Antibióticos: Estos medicamentos ayudan a combatir las infecciones causadas por bacterias. Es posible que deba tomar antibióticos si la causa de su bursitis es una infección.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

El manejo de su síntomas:

  • Plantillas para los zapatos: Los médicos pueden suministrarle plantillas para sus zapatos con un recorte que queda alrededor del área sensible. Es posible que necesite usar zapatos con talón reforzado (en la parte trasera del zapato). Esto le dará un mejor control del talón. Usted puede necesitar otros aditamentos en forma de cuña para levantar su talón y evitar que presione contra la parte trasera del zapato.
  • Descanse: Descanse su tobillo tanto como sea posible, para disminuir el dolor y la inflamación. Empiece a hacer un poco más día a día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.
  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla y colóquelo sobre el tobillo por 15 a 20 minutos, de 3 a 4 veces al día, como se le indique.
  • Calor: El calor facilita la reducción de dolor y rigidez. Aplique calor en su tobillo durante 15 a 20 minutos, de tres a cuatro veces diarias como se lo indicaron.

Fisioterapia:

Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

Prevenir otra lesión al tobillo:

  • Haga estiramientos, calentamiento y enfriamiento: Siempre estire los músculos y haga ejercicios de calentamiento y de enfriamiento antes y después de ejercitarse. Esto le va a ayudar a aflojar sus músculos y disminuirá la tensión en su tobillo. Descanse entre sesiones de ejercicio.
  • Use el calzado apropiado: Use zapatos que le calcen bien y que brinden apoyo a sus pies. Es posible que deba usar plantillas ortopédicas. Las plantillas ortopédicas ayudan a mantener el pie en la posición correcta cuando camina o hace ejercicio.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Su dolor e inflamación aumentan
  • Sus síntomas no mejoran después de 10 días de tratamiento.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide