Skip to Content
Get facts about myelofibrosis treatment options here

Sangrado Rectal

LO QUE NECESITA SABER:

El sangrado rectal puede ser causado por estreñimiento, hemorroides o fisura anal. Éste puede también ser causado por pólipos, tumores o condiciones médicas, como colitis o diverticulitis.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Analgésicos: Usted podría recibir medicamento para quitarle o reducir el dolor. No espere a que el dolor sea muy intenso para tomar el medicamento.
  • Suplemento de hierro: El hierro ayuda a su cuerpo a producir más glóbulos rojos.
  • Esteroides: Este medicamento disminuye la inflamación en su recto. Éste puede ser aplicado como una crema, ungüento o loción.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Tome líquidos según sus indicaciones:

Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que necesita tomar todos los días y cuáles le recomienda. Esto puede prevenir deshidratación y estreñimiento.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Su sangrado rectal se detiene por un tiempo, pero ha comenzado nuevamente.
  • Usted tiene náuseas.
  • Usted tiene la piel fría, sudada y pálida.
  • Usted tiene cambios en sus evacuaciones intestinales, como diarrea.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted está respirando más rápido que lo normal.
  • Usted está mareado, aturdido o siente que se va a desmayar.
  • Usted está confundido o no puede pensar con claridad.
  • Usted orina menos de lo normal o no orina nada en absoluto.
  • Su sangrado rectal es constante o pesado.
  • Usted tiene dolor abdominal o calambres fuertes.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide