Skip to Content

Radiculopatía Cervical

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la radiculopatía cervical?

La radiculopatía cervical es una condición muy dolorosa que sucede cuando se oprime o irrita uno de los nervios de la columna vertebral.

¿Cuál es la causa de radiculopatía cervical?

Los cambios en las vértebras (huesos) y discos del cuello pueden aplicar presión en los nervios de la columna vertebral. Los discos son unos cojines esponjosos naturales que se encuentran entre las vértebras y permiten el movimiento de la columna. Lo siguiente puede provocar que se oprima un nervio:

  • Un disco lesionado podría ocurrir si un disco se aplana, se sale o mueve con el tiempo. Una lesión puede también provocar un daño en el disco.
  • La espondilosis cervical es cuando la vértebra del cuello se rompe. Esto normalmente ocurre conforme se avanza de edad.
  • Los crecimientos como los tumores o quistes (bultos llenos de líquido) podrían desarrollarse y presionar el nervio.

¿Cuáles son los signos y síntomas de radiculopatía cervical?

El síntoma mas común es un dolor agudo que va desde el cuello hasta el brazo. Podría presentar dolor en el hombro, el pecho y la mano. El dolor podría empeorar con el movimiento o cuando tose o estornuda. Usted también podría presentar alguno de los siguientes:

  • Sensación de ardor y hormigueo en el cuello o brazo
  • Adormecimiento o debilidad en el brazo o la mano que le dificulta agarrar objetos
  • Dolores de cabeza

¿Cómo se diagnostica la radiculopatía cervical?

El médico le preguntará cómo y cuándo comenzaron los síntomas. Él le va a presionar el cuello con cuidado para revisar si hay sensibilidad y áreas que no tienen la forma correcta. También va a revisarle los brazos y manos para ver si hay adormecimiento o debilidad. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Los exámenes de provocación se realizan para revisar la respuesta a ciertos movimientos. El médico le pedirá que mueva el cuello, hombros y brazos de diferentes formas. Algunos movimientos aumentaran los síntomas, mientras que otros lo harán sentirse mejor.
  • Una radiografía es una imagen de los huesos y los tejidos en el cuello.
  • Imagen por resonancia magnética o tomografía computarizada podrían utilizarse para tomar imágenes del cuello. Las imágenes pueden mostrar problemas y cambios en los nervios, discos y vértebras. Le podrían administrar un tinte para ayudar a que las imágenes se vean mejor. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • A una electromiografía también se le conoce como EMG. Una EMG se realiza para examinar la función de los músculos y de los nervios que los controlan. Se colocan electrodos (cables) en el músculo que se va a examinar. Podrían conectarse agujas a los electrodos y colocarse en la piel. La actividad eléctrica de los músculos y nervios se mide por una máquina que se conecta a los electrodos. Los músculos se examinan mientras están en descanso y en movimiento.

¿Cuál es el tratamiento para la radiculopatía cervical?

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) disminuyen la inflamación y el dolor. Este medicamento puede comprarse sin receta médica. Este medicamento puede causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, asegúrese de preguntarle a su médico si los AINE son seguros para usted. Lea siempre la etiqueta y siga cuidadosamente las instrucciones antes de usar este medicamento.
  • Un medicamento con receta para el dolor se pueden administrar para disminuir el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo antes de tomar este medicamento.
  • Esteroides contribuyen a aliviar el dolor y bajar la inflamación. Estos podrían administrarse como píldora o como inyección en el cuello. Es posible que usted necesite mas de 1 inyección si los síntomas no mejoran después del primer tratamiento.
  • Fisioterapia ayuda a estirar y fortalecer los músculos. El fisioterapeuta puede enseñarle a mejorar la postura y la forma de sostener el cuello. También le podría enseñar a estar activo de una forma segura y a evitar lesiones futuras. Además le puede ayudar a desarrollar un plan de ejercicios que sea seguro para la espalda y el cuello.
  • Cirugía podría utilizarse para tratar al nervio que está oprimido si los otros tratamientos no funcionan después de 6 a 12 meses.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla y colóquela en el cuello por 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique.
  • Descanse cuando sienta que es necesario. Empiece a hacer un poco más día a día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.
  • Use un collarín suave. Es posible que le den un collarín suave para sostener el cuello mientras duerme. Use el collarín solamente como se lo indiquen.
    Collares cervicales
  • Realice estiramientos suaves y ejercicio regularmente. El médico podría recomendarle que haga ejercicios de elongación suaves para ayudar a disminuir la rigidez en el cuello y brazo mientras se recupera. Después de controlar el dolor, usted se podría beneficiar de hacer ejercicio a diario. Pregúntele que clase de ejercicios son seguros para la espalda y el cuello.
  • Revise el área de trabajo. Un área de trabajo cómoda puede ayudarle a evitar tensión en el cuello. Pregúntele a su empleador que realice una revisión ergonómica para revisar la posición del escritorio, silla, teléfono y computadora. Haga cualquier ajuste necesario para su comodidad.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted pierde peso sin proponérselo.
  • El dolor es peor, aún con el medicamento.
  • Una o las dos manos se sienten más adormecidas que antes, o no puede mover los dedos del todo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide