Skip to Content
Get facts about myelofibrosis treatment options here

Púrpura Trombocitopénica En Niños

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la púrpura trombocitopénica?

La púrpura trombocitopénica es un trastorno hemorrágico. El sistema inmunológico de su niño podría crear anticuerpos en contra de sus plaquetas. Las plaquetas son células que ayudan a que la sangre coagule. Los anticuerpos se adjuntan a sus plaquetas, y después su bazo destruye las plaquetas. Usted podría no saber que su niño tiene púrpura trombocitopénica en una etapa temprana de la enfermedad. Los síntomas generalmente son leves, pero la hemorragia podría ser grave algunas veces y representar una amenaza para la vida.

¿Que aumenta el riesgo de mi niño de la púrpura trombocitopénica?

  • Una infección bacteriana o viral reciente
  • Un trastorno del sistema inmunológico
  • Vacunas, como las del sarampión, las paperas y la rubéola
  • Medicamentos como antibióticos y medicamentos para las convulsiones

¿Cuáles son los signos y síntomas de la púrpura trombocitopénica?

Los signos y síntomas de su niño dependerán del conteo de sus plaquetas. El podría sangrar o hacerse moretones más fácilmente o tener manchas pequeñas de color rojo o morado en su piel. Él podría tener sangre en la orina o en las evacuaciones intestinales, o sangrar de sus encías o nariz. Si la púrpura trombocitopénica se agrava las partes suaves (fontanelas) de la cabeza de su niño podrían abultarse. Él podría verse soñoliento o con dificultad para despertar. Él podría vomitar repetidamente o tener una convulsión.

¿Cómo se diagnostica la púrpura trombocitopénica?

  • Los exámenes de sangre se realizan para contar las plaquetas de su niño y el tiempo que tarda su sangre para coagular.
  • Una biopsia de la médula ósea mostrará si la médula ósea de su niño está produciendo plaquetas normalmente.

¿Cómo se trata la púrpura trombocitopénica?

El tratamiento dependerá de los síntomas de su niño. El proveedor de salud de su niño podría recomendarle que él tenga exámenes frecuentes y citas de seguimiento regulares para estar atento a los cambios. Él podría necesitar cualquiera de lo siguiente:

  • Los medicamentos ayudan al sistema inmunológico de su niño y disminuyen la destrucción de plaquetas. También podrían darle medicamentos para ayudarlo a aumentar la producción de plaquetas y a evitar hemorragias.
  • Podrían realizarle una transfusión de plaquetas si las plaquetas de su niño están muy bajas, o si sus proveedores de salud necesitan detener una hemorragia grave.
  • Podría ser necesaria una cirugía para remover el bazo de su niño y detener la destrucción de plaquetas si su condición es grave.

¿Cómo puedo cuidar a mi niño cuando sus plaquetas estén bajas?

Examine la piel de su niño por golpes menores, raspaduras y cortadas. Las lesiones pueden aumentar su riesgo de hemorragias.

  • Tenga precaución con el cuidado de la piel y de la boca. Use una toalla y un cepillo de dientes suaves para evitar que la piel y encías de su niño sangren. Pídale a su niño que use pomada para labios para evitar que sus labios se agrieten.
  • Evite el estreñimiento. El estreñimiento puede aumentar la presión en el cerebro de su niño y podría provocar sangrado. Pregunte al proveedor de salud de su niño cuánto líquido debería tomar. Pregunte acerca de un suavizante de evacuaciones o un laxante si él está estreñido. No use enemas o supositorios.
  • Evite que su niño realice actividades que podrían provocarle rasguños o moretones. Haga que su niño use calzado o zapatos para proteger sus pies de una lesión. Pregunte al proveedor de salud de su niño qué actividades son seguras para él.
  • No le de aspirina o AINEs a su niño. Estos medicamentos pueden provocarle que sangre y se haga moretones más fácilmente.
  • Haga que su niño use una placa de alerta médica o lleve una tarjeta que indique que él tiene púrpura trombocitopénica. Pregunte al proveedor de salud de su niño en dónde conseguir estos artículos.

¿Cuándo debería comunicarme con el proveedor de salud de mi niño?

  • Su niño tiene fiebre.
  • Su niño tiene sangrado en sus encías, boca o nariz.
  • Su niño tiene dolor abdominal.
  • Las evacuaciones intestinales de su niño tienen sangre o están oscuras.
  • Su niño tiene un dolor de cabeza repentino y severo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su niño.

¿Cuándo debería buscar atención médica inmediata o llamar al 911?

  • Su niño tiene una lesión en la cabeza.
  • Su niño tiene una convulsión.
  • Su niño está soñoliento o no se despierta.
  • Su niño está confundido o tiene problemas para ver, hablar o escuchar.
  • Su niño vomita repetidamente.
  • Su niño tiene una parte suave abultada (fontanela) en su cabeza.
  • Su niño tiene debilidad, adormecimiento o problemas repentinos con el equilibrio y movimiento.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide