Skip to Content

Polineuropatía Desmielinizante Inflamatoria Crónica

CUIDADO AMBULATORIO:

La polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica

(PDIC) es una condición que afecta a los nervios en su cuerpo. Los nervios tienen una cubierta grasa llamada vaina de mielina que protege las fibras nerviosas. La PDIC puede ocurrir cuando el sistema inmunitario ataca y daña la vaina de mielina. Este daño puede causar debilidad y disminución de sensación en los brazos y las piernas.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Debilidad en los brazos o las piernas que le dificulta caminar o realizar ciertas tareas
  • Hormigueo, entumecimiento o dolor que comienza en los dedos de los pies y las manos
  • Cansancio
  • Contorciones musculares o calambres
  • Pérdida de los reflejos (tiempo de reacción lento, como cuando agarra un objeto que está cayendo)

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene dificultad para respirar.
  • No puede caminar o cuidar de sí mismo.
  • Tiene dolor que no disminuye, incluso después de tomar medicamento.
  • Sus síntomas empeoran rápidamente.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Siente que no puede afrontar su condición.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Tratamiento:

Los signos y síntomas de la PDIC pueden ir y venir con el paso del tiempo, incluso con tratamiento. En el caso de algunas personas, los signos y síntomas pueden desaparecer completamente con el tiempo. El tratamiento ayudará a prevenir el daño permanente a los nervios. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Las inmunoglobulinas se pueden administrar para fortalecer su sistema inmunológico.
  • Esteroides se pueden administrar para disminuir la hinchazón de los nervios.
  • El intercambio plasmático es un procedimiento que separa el plasma de su sangre de las células sanguíneas. El plasma es la parte líquida de la sangre. También se eliminan los anticuerpos que pueden atacar y dañar los nervios. Luego se regresan las células sanguíneas y el plasma saludable a su cuerpo.
  • Medicamento para disminuir el dolor del nervio.

Fisioterapia y la terapia ocupacional:

Su médico puede recomendarle terapia física y ocupacional. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseña habilidades para ayudarlo con sus actividades diarias.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide