Skip to Content

Influenza En Los Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La influenza (gripe) es una infección provocada por el virus de la influenza. La gripe se propaga fácilmente cuando una persona infectada tose, estornuda o tiene contacto cercano con otras personas. Su hijo podría propagar la gripe a otras personas por 1 semana o más después de que aparezcan los signos o síntomas.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo tiene la respiración acelerada, dificultad para respirar o dolor en el pecho.
  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo no quiere que lo sostengan ni le responde a su llamado ni tampoco se despierta.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene fiebre y un sarpullido.
  • Su niño tiene la piel azulada o grisácea.
  • Los síntomas de la gripe de su niño mejoraron, pero luego reaparecieron con fiebre y tos más fuerte.
  • Su hijo no toma líquido, no orina o no se le caen lágrimas cuando llora.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar, tos y vómitos con sangre.

Consulte con su médico sí:

  • Los síntomas de su hijo empeoran.
  • Su hijo presenta nuevos síntomas, como dolor muscular o debilidad.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Los antivirales ayudan a combatir una infección viral.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Manejo de los síntomas de su hijo:

  • Ayude a su hijo a descansar y dormir tanto como sea posible a medida que se recupera.
  • Dé líquidos a su hijo según le indiquen para evitar la deshidratación. Es posible que necesite consumir más líquidos que lo acostumbrado. Pregúntele al médico de su niño cuánto líquido necesita tomar cada día. El agua, jugo de fruta y caldo son buenas opciones.
  • Use un humidificador de rocío frío para aumentar el nivel de humedad en el aire de su hogar. El humidificador facilita la respiración de su niño y ayuda a disminuir la tos.

Prevenga el contagio de la gripe:

  • Indique a su hijo que se lave las manos con frecuencia. Utilice agua y jabón. Insista que se lave las manos después que de que use el baño, tosa o estornude. Use un gel desinfectante si no tiene agua y jabón. Enséñele a no tocarse sus ojos, nariz ni boca a menos que se haya lavado las manos primero.
    Lavado de manos
  • Enseñe a su hijo a cubrirse la boca cuando estornude o tosa. Enséñele a toser en un pañuelo desechable o el interior del codo.
  • Limpie los artículos que se comparten con una solución de limpieza mata gérmenes. Limpie las superficies de las mesas, las manijas de las puertas y los interruptores de la luz. No comparta toallas, cubiertos ni platos con personas con síntomas de una enfermedad. Lave las sábanas, toallas, cubiertos y vajilla con agua y jabón.
  • Use una mascarilla para cubrirse la boca y la nariz cuando esté con su hijo enfermo.
  • Mantenga a su niño en casa si está enfermo. Evite en la mayor medida de lo posible que el niño entre en contacto con otras personas mientras se recupera.
  • Lleve a su hijo para que lo vacunen. La vacuna para la gripe ayuda a prevenir la gripe. Toda persona mayor de 6 meses de edad debería recibir una vacuna contra la gripe anualmente. Reciba la vacuna tan pronto esté disponible, usualmente durante los meses de septiembre u octubre cada año. Su niño necesitará 2 vacunas durante el primer año que recibe la vacuna. Las 2 vacunas deben aplicarse con 4 o más semanas de distancia la una a la otra. Es mejor si se aplica el mismo tipo de vacuna ambas veces.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide