Skip to Content

Eritroblastosis Fetal

LO QUE NECESITA SABER:

La eritroblastosis fetal es una afección que hace que los glóbulos rojos de su bebé por nacer se descompongan. Esto podría provocar anemia grave (baja cantidad de glóbulos rojos). Cuando el bebé tiene anemia, los glóbulos rojos no llevan suficiente oxígeno a su cuerpo. Es posible que su bebé necesite más pruebas o tratamiento después de nacer. Acuda a todas las consultas de seguimiento para que los médicos puedan ayudar a su bebé a crecer y desarrollarse bien.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Una cánula intravenosa

es una sonda pequeña que se introduce en la vena del niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

  • Inmunoglobulina ayuda a que sus anticuerpos no dañen los glóbulos rojos del bebé. Es posible que con este tratamiento se evite la necesidad de hacer una exanguinotransfusión.
  • Los medicamentos para aumentar el flujo de bilis ayudan al cuerpo de su bebé a eliminar la bilirrubina de la bilis. La bilis es un líquido producido por el hígado. La bilis lleva la bilirrubina a los intestinos. Su bebé la desecha a través de las evacuaciones intestinales. Este medicamento aumenta el flujo de bilis en los intestinos.

Los análisis de sangre

podrían hacerse con sangre del cordón umbilical cuando nace el bebé. Puede que le coloquen un catéter (tubo pequeño) en lo que resta una vez cortado el cordón umbilical. Es posible que se use para sacar sangre y administrarle líquidos. Podrían usar la sangre para comprobar el tipo sanguíneo, la presencia de anticuerpos, el recuento de glóbulos rojos y el nivel de bilirrubina. Es posible que deban extraerle sangre al bebé más de 1 vez.

Tratamiento:

  • Fototerapia usa la luz para cambiar la bilirrubina a un tipo que el cuerpo del recién nacido pueda eliminar. Se colocarán una o más luces encima del bebé. Se lo acostará boca arriba para que absorba la mayor cantidad posible de luz. También se podría acostar al bebé sobre una almohadilla de luz flexible, o el médico podría envolverlo con esta almohadilla de luz. Le cubren los ojos para protegérselos de la luz.
  • Una exanguinotransfusión es un procedimiento que elimina los anticuerpos que están atacando los glóbulos rojos y parte de la bilirrubina. Se extraerán pequeñas cantidades de la sangre del bebé y se sustituirán por la sangre de un donante. Es posible que se deba hacer este procedimiento más de 1 vez.

RIESGOS:

El bebé podría tener problemas respiratorios o de otro tipo si nació antes de lo esperado. Si no recibe tratamiento, el bebé podría tener anemia que podría ocasionar que no llegue suficiente oxígeno a su cerebro, corazón y demás órganos. El bebé podría contraer hidropesía fetal antes de nacer, una afección que hace que el cuerpo se hinche con líquido. Esto podría causar hemorragia o insuficiencia cardíaca. Si el nivel de bilirrubina sube demasiado, el bebé podría perder el oído o producirse una lesión cerebral y su vida podría peligrar.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el médico de su bebé para decidir el cuidado que usted desea para él.

Learn more about Eritroblastosis Fetal (Inpatient Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.