Skip to Content

Eritroblastosis Fetal

LO QUE NECESITA SABER:

La eritroblastosis fetal también se conoce como enfermedad hemolítica del recién nacido. Esta condición aparece antes de que el bebé nazca. La eritroblastosis fetal se presenta cuando la madre y el bebé tienen diferentes tipos sanguíneos. Cuando la sangre del bebé se mezcla con la sangre de la madre durante el embarazo, el sistema inmunitario de la madre reacciona creando anticuerpos. Los anticuerpos son una parte del sistema inmunitario que combate los gérmenes y las sustancias que no deben encontrarse en el organismo. Estos anticuerpos pueden pasar al bebé por la placenta. Penetran en la sangre del bebé y atacan sus glóbulos rojos, haciendo que se desintegren. Esto podría provocar anemia grave (baja cantidad de glóbulos rojos). Cuando el bebé tiene anemia, los glóbulos rojos no acarrean suficiente oxígeno a su cuerpo.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Haga una cita de seguimiento con el pediatra del bebé como le indiquen:

Anote las preguntas que tenga para no olvidarse de hacerlas durante las consultas del niño.

Análisis de sangre:

Es posible que deban medir los niveles de bilirrubina y glóbulos rojos del bebé después que salga del hospital. Puede que deba llevar al bebé al consultorio del pediatra o a un laboratorio para hacerlo. Es posible que el nivel de bilirrubina del bebé suba mucho una vez que se marche del hospital. Si esto sucede, podría ser necesario volver a llevar al bebé al hospital para que reciba tratamiento.

Comuníquese con el pediatra de su bebé si:

  • Al bebé le viene fiebre.
  • Al bebé le viene ictericia.
  • El bebé no se alimenta bien u orina menos que antes.
  • Tiene problemas para amamantar al bebé.
  • Si lo amamanta, después del cuarto día de vida el bebé:
    • Moja menos de 4 a 6 pañales en un período de 24 horas.
    • Tiene menos de 3 o 4 evacuaciones intestinales en un período de 24 horas.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la condición o cuidado del bebé.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La ictericia del bebé no desaparece o empeora.
  • Al bebé le falta el aliento.
  • El bebé tiene convulsiones.
  • El bebé esta muy irritable, molesto y tiene un llanto agudo.
  • El bebé se ve muy cansado o débil, o duerme más de lo acostumbrado.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide