Skip to Content

Enfermedades De Transmisión Sexual

CUIDADO AMBULATORIO:

Una enfermedad de transmisión sexual (ETS)

significa que se han desarrollado signos o síntomas de una infección de transmisión sexual (ITS). Una ETS ocurre cuando una bacteria o un virus se propagan a través del sexo oral, genital o anal. Algunos ejemplos de estas ETS son el VIH, la clamidia, la sífilis y la gonorrea.

Los signos y síntomas comunes

podrían incluir uno o más de los siguientes, dependiendo de la ETS:

  • Ampollas, verrugas, úlceras o sarpullido en la piel que puede ser doloroso
  • Secreción por el pene, vagina o ano que podría oler mal
  • Fiebre, dolor muscular o ganglios linfáticos inflamados en la ingle
  • Inflamación y picazón
  • Dolor pélvico o abdominal, dolor durante el sexo o cuando orina
  • Dolor de garganta, úlceras en la boca o problemas para tragar
  • Sangrado vaginal o manchado después de una relación sexual (mujeres)

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene inflamación o dolor en los genitales, o sangrado inusual.
  • Tiene dolor en las articulaciones, sarpullido, ganglios linfáticos inflamados o sudoración nocturna.
  • Usted tiene dolor abdominal intenso.

Llame a su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Sus síntomas no desaparecen o empeoran, incluso después del tratamiento.
  • Usted tiene sangrado o dolor durante sus relaciones sexuales.
  • Usted o su pareja femenina puede estar embarazada.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para una ETS

depende de la ETS que tenga. Los antibióticos se pueden administrar para tratar una infección bacteriana. Los antivirales se pueden administrar para tratar una infección viral. Los antifúngicos se pueden administrar para una infección por hongos, como una infección por levaduras. El tratamiento temprano puede disminuir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. El tratamiento temprano también puede evitar la infertilidad.

Ayude a prevenir la propagación de una ITS:

Pídale a su médico más información sobre las siguientes prácticas de sexo seguro:

  • Use un condón masculino o femenino durante el sexo. Esto incluye sexo oral, genital o anal. Use un nuevo preservativo cada vez. Los condones ayudan a prevenir el embarazo y las ITS. Use condones de látex, si es posible. Los condones de piel de cordero (también conocidos como piel de oveja o de membrana natural) no protegen contra las ITS. Se puede usar un condón de poliuretano si usted o su pareja son alérgicos al látex. Los condones deben usarse como una segunda forma de control de la natalidad para prevenir el embarazo y las ITS. No use condones masculinos y femeninos juntos.
  • No tenga relaciones sexuales con alguien que tenga una ITS o ETS. Esto incluye sexo anal u oral.
  • Limite las parejas sexuales. Pregunte sobre el historial sexual de su pareja antes de tener relaciones sexuales.
  • Hágase pruebas de detección de infecciones con regularidad si es una persona sexualmente activa. Las pruebas habituales incluyen clamidia, gonorrea, VIH, hepatitis y sífilis.
  • Informe a sus parejas sexuales si usted tiene una ITS. Su pareja podría necesitar que le hagan pruebas y recibir tratamiento. No tenga relaciones sexuales mientras esté recibiendo tratamiento para una ITS. No tenga relaciones sexuales con una pareja que esté siendo tratada.
  • Pregunte acerca de los medicamentos para reducir el riesgo de algunas ITS:
    • Las vacunas pueden ayudar a protegerlo contra la hepatitis A, la hepatitis B y el virus del papiloma humano (VPH). La vacuna contra el VPH se suele administrar a los 11 años, pero se puede administrar a lo largo de 26 años tanto a mujeres como a hombres. Su médico puede darle más información sobre las vacunas para prevenir las ITS.
    • La profilaxis preexposición (PPE) se puede administrar si usted tiene un riesgo alto de VIH. La profilaxis preexposición se toma todos los días para evitar que el virus infecte completamente el cuerpo.
  • Si usted es mujer, no use duchas vaginales. Las duchas vaginales alteran el equilibrio normal de las bacterias que se encuentran en la vagina. Además de no prevenir o eliminar infecciones vaginales.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Es posible que necesite más exámenes. Si tiene una ETS, puede necesitar un tratamiento inmediato o continuo. Su médico también puede remitirlo a un especialista que pueda proporcionarle un tratamiento específico. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.