Skip to Content

Sarcoidosis

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la sarcoidosis?

La sarcoidosis es una condición en la cuál las células inflamadas se acumulan en el tejido y en los órganos. Estas células forman granulomas (bultos) en los pulmones, la piel, los ganglios linfáticos o en los ojos.

¿Qué aumenta el riesgo de sarcoidosis?

La causa de la sarcoidosis no se conoce. La sarcoidosis podría ser una enfermedad autoinmune. Una enfermedad autoinmune sucede cuando las células inmunes producen anticuerpos que atacan las propias células del cuerpo. Lo siguiente podría aumentar el riesgo de sarcoidosis:

  • Ser mujer
  • Tener entre 20 y 40 años de edad
  • Estar con frecuencia expuesto a químicos, metales y sustancias como la arcilla, pinos, pólen o aluminio
  • Los gérmenes como las bacterias, los virus y los hongos
  • Tener familiares o parientes cercanos que padecen sarcoidosis o enfermedades autoinmunes

¿Cuáles son los signos y síntomas de la sarcoidosis?

Los signos y síntomas incluyen pérdida de peso, debilidad, fiebre y fatiga. Los granulomas podrían provocar otros signos y síntomas cuando aparecen en alguno de los siguientes:

  • Cerebro: Usted podría tener problemas para pensar, recordar cosas o controlar los sentimientos y acciones. También podría tener problemas para escuchar, dolores de cabeza y convulsiones.
  • Ojos: Los granulomas en los ojos pueden provocar dolor, inflamación y cambios en la visión.
  • Corazón: Es posible que usted tenga dolor en el pecho, latidos cardíacos anormales o el corazón podría dejar de latir.
  • Pulmones: Usted podría tener tos, dificultad para respirar y hemoptisis (toser sangre).
  • Músculos, huesos y articulaciones: Las articulaciones, los músculos y los huesos podrían estar adoloridos, inflamados, rojos y cálidos.
  • Piel: Los granulomas podrían aparecer como bultos planos o elevados en la piel. Usted también podría tener bultos rojos en la parte frontal de las piernas (eritema nudoso).
  • Otros órganos: Los granulomas en el hígado pueden provocar que la piel se ponga amarilla y ocasionar piedras en los riñones cuando se encuentren ahí. Los granulomas en los intestinos, podrían obstruir el paso de alimentos o sangre y ocasionar dolor y sangrado. Es posible que tenga los ganglios linfáticos inflamados y adoloridos en el cuello, axilas o ingle.

¿Cómo se diagnostica la sarcoidosis?

El médico lo examinará y le preguntará acerca de otras condiciones médicas que usted tenga. Podría preguntar si tiene familiares con sarcoidosis o enfermedades autoinmunes. También podría realizar un examen ocular. Usted puede requerir alguno de los siguientes exámenes:

  • Exámenes de sangre: Estos se realizan para buscar señales de inflamación. También podrían revisar la función del hígado y del riñón.
  • Exámenes de orina: Estos se realizan para revisar si hay sangre en la orina. Esta es una señal de una condición que afecta los riñones.
  • Diascopia: El médico presiona sobre las lesiones de la piel con un placa pequeña de vidrio. Esto le permite al médico examinar cualquier cambio de color de la lesión.
  • Radiografía del pecho: Esto es una imagen de los pulmones y del corazón. Podría mostrar granulomas, líquido y otros problemas.
  • Tomografía computarizada: Esta también se conoce como TAC. Una máquina de rayos x utiliza una computadora para tomar imágenes del cerebro, pulmones, músculos y huesos. Le podrían administrar un tinte antes de tomar las imágenes para ayudar a que los médicos las vean mejor. Informe al médico si alguna vez tuvo una reacción alérgica al tinte de contraste.
  • Imagen por resonancia magnética (IRM): Este examen usa imanes de poder y una computadora para tomar imágenes del cerebro, pulmones, músculos y de los huesos. Es posible que le administren tinte par ayudar a que las imágenes se vean mejor. Informe al médico si alguna vez tuvo una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a una habitación de IRM con objetos metálicos. El metal puede provocar lesiones graves. Informe al médico si tiene algún metal en o sobre el cuerpo.
  • Biopsia: Se extraerá una muestra pequeña de tejido de los pulmones o de otras áreas afectadas y se examinarán. Esto mostrará si los granulomas se provocaron por sarcoidosis.

¿Cómo se trata la sarcoidosis?

Muchas personas con sarcoidosis mejoran sin tratamiento. Usted también podría tener cualquiera de lo siguiente:

  • Medicamentos:
    • Esteroides: Este medicamento se administra para retardar el sistema inmunológico y reducir los síntomas de sarcoidosis.
    • Medicamentos citotóxicos: Estos disminuyen el enrojecimiento, el dolor y la inflamación y ayudan a retardar el sistema inmunológico.
    • AINEs: Estos medicamentos disminuyen la inflamación y el dolor. Usted los puede adquirir sin receta médica. Pregunte al médico cuál medicamento es el adecuado para usted y cuánto tomar. Tómelo como se le indique. Los AINEs pueden provocar hemorragia estomacal o problemas con los riñones si no se toman correctamente.
    • Acetaminofeno: Este medicamento disminuye el dolor y la fiebre. Usted los puede comprar sin receta médica. Pregunte cuánto tomar y con qué frecuencia. Siga las instrucciones. El acetaminofeno puede provocar daño al hígado si no se toma correctamente.
  • Cirugía: Usted podría necesitar una cirugía para extraer los granulomas que provocan los signos y síntomas graves. Los médicos podrían usar láseres (rayos de luz) o dermoabrasión para extraer o suavizar las lesiones de la piel.

¿Cuáles son los riesgos de la sarcoidosis?

La cirugía podría provocar hemorragia o una infección. Si no recibe tratamiento, los granulomas podrían provocar daño adicional a los pulmones. Es posible que usted tenga dificultad para respirar y se sienta muy cansado la mayoría del tiempo. Los granulomas en el cerebro podrían provocar dificultad para pensar, recordar cosas y controlar las acciones y sentimientos. Es posible que usted sufra pérdida de visión o audición o que tenga convulsiones. El corazón podría afectarse y esto podría representar una amenaza para la vida.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Consuma una variedad de alimentos saludables: Los alimentos saludables incluyen a las frutas, los vegetales, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Ejercítese lo suficiente: Consulte con su médico sobre el mejor plan de ejercicios para usted. El ejercicio podría ayudarlo a disminuir la fatiga y a mejorar los síntomas.
  • No fume: Si usted fuma, nunca es demasiado tarde para dejar de hacerlo. El fumar aumenta el riesgo de problemas adicionales del pulmón. Consulte con su médico para mayor información si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

¿Cuándo debería comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Tiene dolor de cabeza intenso y dolor en el cuello.
  • Tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Tiene dolor, enrojecimiento e inflamación en los músculos y en las articulaciones.
  • Tiene comezón en la piel, inflamación o salpullido.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debería buscar cuidado inmediato?

Busque cuidado inmediatamente o llame al 911 si:

  • No tiene sensación en los brazos o en las piernas, o se debilitan.
  • Tiene convulsiones.
  • Repentinamente tiene dificultad para respirar.
  • Tiene dificultad para pensar y recordar cosas.
  • Tiene dolor intenso de pecho.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide