Skip to main content

Retinopatía Diabética

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética es el daño al ojo causado por niveles altos de azúcar en la sangre que han permanecido por un periodo largo de tiempo. Las paredes de los vasos sanguíneos en la retina se debilitan y derraman sangre. Esto provoca inflamación y problemas de la vista. Con el tiempo, crecen nuevos vasos sanguíneos débiles, gotean sangre y cubren el centro de la retina. La retinopatía diabética puede llevar a la ceguera.

Anatomía del ojo

¿Qué aumenta mi riesgo de retinopatía diabética?

  • Tener diabetes por más de 5 años
  • Una falta de control del azúcar en la sangre
  • Presión arterial alta, colesterol alto, embarazo o enfermedad del riñón
  • Fumar
  • Cirugía en el ojo u otros problemas de los ojos
  • Familiares con retinopatía diabética

¿Cuáles son los signos y síntomas de la retinopatía diabética?

  • Visión borrosa
  • Ver líneas ondulantes de color rojo o negro que parecen una cortina o telaraña
  • Ver destellos de luz o puntos flotantes de color rojo, negro o gris
  • Pérdida de la visión

¿Cómo se diagnostica la retinopatía diabética?

Su médico le examinará ambos ojos. Pueden hacerle pruebas de detección regularmente. Las pruebas de detección significan que lo examinarán para detectar la retinopatía diabética antes de que tenga signos o síntomas. Se lo examinará dentro de los 5 años del diagnóstico de diabetes tipo 1, porque la retinopatía diabética puede tardar 5 años en desarrollarse. Su médico le indicará cuándo debe hacerse la revisión. Necesitará ser revisado inmediatamente después de un diagnóstico de diabetes tipo 2. Si las pruebas de detección muestran que no tiene retinopatía diabética, su médico le dirá con qué frecuencia debe hacerse las pruebas de detección en el futuro. Lo siguiente puede usarse para revisar si tiene retinopatía diabética:

  • La oftalmoscopía indirecta dilatada puede llegar a mostrar el inicio de los daños a su retina. Se usa un lente de aumento para ver su retina y otras partes del ojo. Para dilatar las pupilas se aplican unas gotas oftálmicas (para los ojos).
  • La angiografía fluoresceínica usa un tinte para mostrar el goteo de sangre y el daño en su ojo.
  • La fotografía de fondo puede llegar a mostrar su retinopatía diabética en sí y su severidad.

¿Cómo se trata la retinopatía diabética?

Tal vez no necesite tratamiento si tiene retinopatía diabética leve. Los médicos revisarán sus ojos con regularidad para controlar el daño a sus retinas. Es posible que deba seguir alguno de los siguientes tratamientos:

  • Tratamiento con láser puede reducir la retinopatía diabética y prevenir la ceguera. Este tratamiento puede reducir los nuevos vasos sanguíneos y sellar las áreas en las que estos vasos tienen escapes.
  • El tratamiento con factor de crecimiento antivascular endotelial (anti-VEGF) ayuda a reducir la inflamación y mejora la visión. Durante este tratamiento, el medicamento se inyecta en el vítreo del ojo. El vítreo es el material gelatinoso que llena el interior del ojo.
  • La vitrectomía es la cirugía para la retinopatía diabética severa. Una vitrectomía podría ser necesaria si hay un sangrado que no se detiene en el vítreo.
  • Los medicamentos pueden usarse para controlar la presión arterial y prevenir la enfermedad renal. Los medicamentos también pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol o triglicéridos (ácidos grasos).

¿Qué puedo hacer para prevenir o controlar la retinopatía diabética?

  • Controle su azúcar en la sangre. Mantenga los niveles de azúcar lo más cerca posible de lo normal. Usted podría necesitar revisarse sus niveles de azúcar en sangre 3 veces al día.
    Como revisar su nivel de azúcar en la sangre
  • Hágase el control de la vista por lo menos 1 vez al año. Su oftalmólogo seguramente querrá examinarlo cada 6 meses o con más frecuencia. Si usted está embarazada, asegúrese de acudir para que le hagan un examen de sus ojos durante las primeras 13 semanas de su embarazo. Usted necesitará que le hagan un examen de los ojos con frecuencia durante el embarazo y por 1 año después de dar a luz.
  • Tómese la presión arterial tal como le indicaron. La presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos en los ojos. Esto puede provocar retinopatía. Una presión arterial normal es 119/79 o inferior. Hable con su médico sobre sus metas de presión arterial. Juntos pueden crear un plan para bajar la presión arterial si es necesario y mantenerla en un rango saludable. El plan puede incluir cambios de estilo de vida o medicamentos para bajar la presión arterial.
    Cómo tomar la presión arterial
  • Hable con su médico sobre su nivel de colesterol. Los análisis de laboratorio se usan para medir la cantidad de colesterol en su sangre. Su médico puede ayudarlo a crear un plan para reducir su nivel de colesterol si es necesario. También es probable que usted tenga que hacer cambios en su estilo de vida o tomar medicamentos para controlar su nivel de colesterol.
  • Si es mujer, planifique el embarazo. El embarazo aumenta el riesgo de retinopatía diabética. El embarazo puede empeorar la retinopatía diabética existente y causar problemas serios de visión. Puede reducir el riesgo asegurándose de que su nivel de azúcar en la sangre esté controlado antes de quedar embarazada. Es posible que su médico le recomiende alcanzar un nivel de A1c de 6.5% o inferior antes del embarazo. Hable con su médico sobre las formas de prevenir o controlar la retinopatía diabética durante el embarazo.
  • Realice actividad física con regularidad. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted. Él le indicará cómo controlar su azúcar en la sangre cuando usted se ejercita. Es probable que usted necesite revisarse su nivel de azúcar en la sangre con más frecuencia mientras se ejercita. Tenga a mano una merienda pequeña en caso de necesitarla mientras se ejercita y su azúcar en la sangre baja demasiado. Si tiene retinopatía diabética proliferativa o grave, es posible que no pueda hacer ejercicios duros o entrenamiento de resistencia. Estas actividades aumentan el riesgo de desprendimiento de retina u otros problemas de visión. Es posible que un oftalmólogo necesite ayudarlo con su plan de ejercicios.
    Caminar para ejercitarse
  • No fume. La nicotina puede dañar los vasos sanguíneos en sus ojos y dificultarle el manejo de su diabetes. No use cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo en vez de cigarrillos o para tratar de dejar de fumar. Todos estos aún contienen nicotina. Pida a su médico información si usted fuma actualmente y necesita ayuda para dejar de hacerlo.

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o pídale a alguien que llame si:

  • De repente usted no puede ver.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Su visión borrosa empeora, o empieza a ver doble.
  • Usted ve más puntos flotantes.
  • Usted ve puntos oscuros.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Retinopatía Diabética

Associated drugs

Medicine.com Guides (External)

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.