Skip to Content

Obesidad Infantil

CUIDADO AMBULATORIO:

Obesidad

es cuando el índice de masa corporal (IMC) de su hijo, para su edad, es 95% o superior. La edad, altura y peso de su niño se utilizan para medir el IMC.

Los riesgos de la obesidad incluyen:

  • Autoestima baja, sufrir acoso, depresión y trastornos de la alimentación
  • Diabetes
  • Enfermedades del corazón, hipertensión y colesterol alto
  • Asma y apnea de sueño (episodios en los cuales su niño deja de respirar cuando duerme)
  • Artritis, dolor en las rodillas y en las caderas
  • Enfermedades del hígado y de la vesícula biliar
  • Periodos menstruales anormales y otros problemas hormonales en niñas
  • Mayor riesgo de obesidad en edad adulta

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene un intenso dolor de cabeza o problemas con la visión.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar durante una actividad física.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo ha perdido el interés en actividades sociales, no quiere volver a la escuela, o lo nota deprimido.
  • Su hijo presenta signos de diabetes, como tener mucha hambre, mucha sed y orinar con frecuencia.
  • Su hijo presenta signos de enfermedad de la vesícula biliar o el hígado, como dolor en la parte superior del abdomen.
  • Su hijo sufre de incomodidad o tiene dolor de caderas o rodillas al caminar.
  • Su hijo presenta signos de apnea de sueño, como somnolencia durante el día, ronca o moja la cama.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento para la obesidad

se centra en disminuir el IMC de su hijo y su riesgo de presentar problemas de salud. En algunos casos, su médico puede sugerir que su hijo mantenga su peso. A medida que el niño crece en altura, disminuirá su índice de masa corporal. Incluso una reducción mínima del índice de masa corporal puede reducir el riesgo de muchos problemas de salud. El médico de su hijo trabajará con usted y su hijo para establecer una meta de pérdida de peso.

  • Reúnase con otros médicos para que los ayuden a usted y a su hijo a comenzar a hacer cambios de estilo de vida. Otros médicos pueden ser un dietista, un fisioterapeuta y un psicólogo.
  • Cambios en el estilo de vida incluyen tomar decisiones para consumir alimentos saludables y realizar actividad física con regularidad.
  • Otros tratamientos pueden ser recomendados por el médico si su niño es mayor y tiene problemas médicos causados por la obesidad. Estos tratamientos se utilizan en conjunto con los cambios de vida para tratar la obesidad severa. Se podrían administrar medicamentos para disminuir la cantidad de grasa que el organismo de su hijo absorbe de los alimentos que consume.

Cambios alimenticios que su familia puede hacer:

  • Cumpla con un horario de 3 comidas al día y 1 o 2 meriendas nutritivas. Las comidas y las meriendas deberían estar entre 2 a 4 horas una de la otra. Solo ofrezca agua entre comidas.
  • Cene junto a su familia tan frecuentemente como sea posible. Solicite la ayuda de su niño al preparar los alimentos. Limite las comidas rápidas y comidas de restaurante ya que en estos sitios por lo general los alimentos tienen un gran contenido de calorías.
  • Reduzca el tamaño de las porciones. Utilice platos pequeños que no midan más de 9 pulgadas de diámetro. Llene la mitad del plato de su niño con frutas y verduras. No coloque las bandejas para servirse en la mesa. No obligue a su hijo a terminar todo lo que hay en su plato.
  • Limite el consumo de gaseosas, bebidas deportivas y jugos de frutas. Estas bebidas azucaradas son altas en calorías. Ofrézcale agua a su hijo como la bebida principal.
  • Empaque almuerzos saludables. Un ejemplo es un emparedado de pavo en pan integral con una manzana, mini zanahorias y leche descremada.

Cambios en las actividades que su familia puede hacer:

  • Anime a su niño para que se mantenga activo por 60 minutos la mayoría de los días de la semana. Busque deportes o actividades que son divertidas para su niño, como montar en bicicleta, nadar, o correr. Haga activides con su niño. Tome un paseo, vaya a jugar bolos o al parque a jugar con su niño.
  • Limite el tiempo de su niño frente a la pantalla. El tiempo de pantalla es la cantidad de tiempo que el niño pasa cada día con la televisión, la computadora, el teléfono inteligente y los videojuegos. Es importante limitar el tiempo de pantalla. Esto ayuda a que su hijo duerma, realice actividad física y tenga interacción social de manera suficiente cada día. El pediatra de su hijo puede ayudar a crear un plan de tiempo de pantalla. El límite diario es, generalmente, 1 hora para niños de 2 a 5 años. El límite diario es, generalmente, 2 horas para niños a partir de los 6 años. También puede establecer límites en los tipos de dispositivos que puede utilizar su hijo y dónde puede usarlos. Conserve el plan en un lugar donde su hijo y quien se encarga de su cuidado puedan verlo. Cree un plan para cada niño en su familia. También puede visitar https://www.healthychildren.org/English/media/Pages/default.aspx#planview para obtener más ayuda con la creación de un plan.
  • Ayude a su hijo a crear una rutina de sueño regular. Asegúrese que su niño duerma por lo menos 8 horas cada noche. Los horarios para ir a dormir que no son consistentes pueden afectar el peso corporal de su niño.

La forma que puede ayudar a su niño:

  • Propóngase metas accesibles y realistas. Un ejemplo de una meta accesible es ofrecer frutas y verduras para acompañar todas las comidas.
  • Enséñele a su niño a elegir alimentos saludables en la escuela y cuando no está en casa. Felicite a su hijo cuando toma decisiones saludables. No haga comentarios sobre dietas o del peso corporal. No permita las burlas en el hogar.
  • No utilice la comida como una forma de premio o castigo para su niño. Los premios pueden ser actividades divertidas o reuniones o eventos sociales con amigos.
  • Trate de no llevar a su casa papitas de paquete, galletas y otros alimentos que no son saludables. Pídale a su hijo ayuda para tomar decisiones saludables mientras hace las compras. Compre refrigerios saludables, como fruta, yogur, nueces y quesos descremados.

Programe una cita con el médico de su hijo como se le haya indicado:

Es posible que su hijo necesite acudir a las consultas de control del peso. Es posible que usted y su niño necesiten reunirse con un nutricionista. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Learn more about Obesidad Infantil (Ambulatory Care)

Associated drugs

Hide