Skip to Content

La Tifoidea

LO QUE NECESITA SABER:

La tifoidea (también conocida como fiebre tifoidea) es una enfermedad que representa una amenaza para la vida y es causada por una bacteria. Generalmente se propaga a través de alimentos o agua contaminada con evacuaciones intestinales de una persona infectada. También se puede propagar a través del contacto cercano con una persona infectada.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o pídale a alguien que llame si:

  • No responde cuando se le habla, o parece confundido o desorientado.
  • Su bebé tiene fiebre, diarrea o no está receptivo.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Las fontanelas (partes blandas) de su bebé están hundidas, no tiene lágrimas cuando llora o moja menos pañales de lo normal.
  • Su presión arterial se vuelve muy baja repentinamente, usted se siente mareado y nota que hay sangre en sus evacuaciones intestinales.
  • Usted tiene dolor abdominal y náuseas severos y está vomitando.
  • Usted tiene diarrea severa.
  • Usted no orina u orina poco.

Llame a su médico si:

  • Usted está estreñido.
  • Su hijo está inquieto o tiene problemas de alimentación.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Los antibióticos se administran para combatir una infección bacteriana. Es importante tomarse todos los antibióticos para asegurarse de tratar la infección por completo. Su médico tomará muestras de evacuaciones intestinales con el tiempo para revisar si el tratamiento está funcionando.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Controle la tifoidea:

Los signos y síntomas pueden empezar a mejorar en unas 4 semanas. Usted podría seguir estando infectado incluso después del tratamiento. Esto significa que usted puede trasmitir la infección a otras personas. Pregunte a su médico acerca de estas y otras maneras de evitar la propagación de la bacteria hasta que se cure la infección:

  • Pregunte acerca de regresar al trabajo. Es posible que su médico necesite verificar que usted ya no esté infectado antes de que pueda trabajar. Es posible que necesite hacer eso si usted manipula alimentos o trabaja en ciertos centros de atención.
  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos varias veces al día. Lávese después de usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.
    Lavado de manos
  • No cocine ni sirva alimentos a las personas. Su riesgo de propagar la bacteria aumentará si alguien come la comida que usted tocó.
  • Limpie las superficies con frecuencia. Use una toallita desinfectante, una esponja de un solo uso o un paño que pueda lavar y reutilizar. Use limpiadores desinfectantes si no tiene toallitas. Usted también puede elaborar un limpiador desinfectante mezclando 1 parte de blanqueador con 10 partes de agua. En la cocina, limpie las encimeras, las superficies de cocción, y los frentes y el interior del microondas y el refrigerador. En el baño, limpie el sanitario, el área alrededor del sanitario, el lavabo, el área alrededor del lavabo y los grifos. Limpie las superficies de la habitación de la persona, como el escritorio o el tocador.
  • No comparta las toallas o artículos similares. Use toallas, sábanas y utensilios para comer o vasos específicos para usted. No deje que nadie más use esos artículos. Lávelos con frecuencia. Use jabón y agua caliente. Si cualquiera de los artículos está sucio, remójelo en una solución desinfectante antes de lavarlo.

Evite la tifoidea:

  • Pregunte acerca de la vacuna de la tifoidea. Usted puede recibir la vacuna antes de viajar a un país en donde la tifoidea es común. Es posible que necesite la vacuna si manipula la bacteria tifoidea o tiene contacto con una persona infectada. Su médico le indicará cuándo ponerse la vacuna y cuál vacuna necesita. Aún después de recibir la vacuna, usted necesitará tener cuidado con los alimentos y bebidas mientras viaja. Usted todavía puede contagiarse de tifoidea incluso después de recibir la vacuna.
  • Elija los alimentos cuidadosamente cuando viaje. No coma alimentos de vendedores de la calle. Refrigere la comida y solo consuma leche y productos lácteos pasteurizados. No coma frutas o verduras crudas. Quítele la cáscara a las frutas y a las verduras. No se coma las cáscaras. Siempre cocine los alimentos completamente y coma los alimentos cuando estén calientes.
  • Busque agua potable cuando viaje. Solamente tome agua que ha sido tratada. Pida que no le pongan hielo a su bebida o solo coma helado de agua tratada. Tome agua embotellada en vez de agua de la llave. También puede hervir el agua por un minuto antes de tomarla. Las bebidas carbonatadas son más seguras que las no carbonatadas.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Usted necesitará exámenes para asegurarse que ya no tiene la infección. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about La Tifoidea (Aftercare Instructions)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.