Skip to Content
Is it time for a new insulin treatment? Learn more >>

La Diabetes Y El Embarazo

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber sobre la diabetes y el embarazo:

Planifique su embarazo para que sus proveedores de salud pueden ayudarle a tener un embarazo y un bebé saludable. Controle sus niveles de azúcar en la sangre antes y durante el embarazo para disminuir su riesgo de presentar problemas de salud. Su proveedor de salud le puede recomendar que su nivel de hemoglobina o A1C estén menos de 7% antes de quedar embarazada. Durante el embarazo, es posible que sus niveles de A1C necesiten estar menos de 6%.

Busque atención inmediata por el siguiente síntoma:

Su nivel de azúcar en la sangre es mayor de 200 mg/dL y usted tiene dolor de estómago, náuseas, vómitos y está confundida.

¿Cuándo debo comunicarme con mi proveedor de salud?

  • Usted está mareada o temblando.
  • Usted está sudando o tiene dolor de cabeza.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la diabetes y el embarazo incluye

cuidados prenatales. Los medicamentos para la diabetes o la insulina también pueden ser necesarios para ayudar a controlar el azúcar en su sangre. Es probable que su proveedor de salud le revise los niveles de hemoglobina o A1C cada mes, mientras usted esté embarazada. Durante la labor de parto y el alumbramiento, los proveedores de salud revisarán sus niveles de azúcar en la sangre y le administrarán insulina o glucosa durante su labor de parto para mantener su nivel de azúcar en el nivel correcto.

Maneje su diabetes y embarazo:

  • Revise su nivel de azúcar en la sangre. Podría ser necesario revisar su nivel de azúcar en la sangre por lo menos 3 veces al día. Pregunte a su proveedor de salud cuándo y qué tan seguido usted necesita revisar su azúcar en la sangre. Él le indicará dónde deben de estar sus niveles de azúcar en la sangre durante diferentes horas del día. Él puede indicarle que sus niveles de azúcar en la sangre estén entre 60 mg/dL a 99 mg/dL antes de las comidas, a la hora de acostarse y durante la noche. Después de las comidas él prefiere que estén entre 100 mg/dL a 129 mg/dL. Su proveedor de salud le mostrará como utilizar un medidor de glucosa o glucómetro para revisar los niveles.

  • Pregunte sobre los medicamentos. Es peligroso tomar ciertos medicamentos mientras está tratando de quedar embarazada o si queda embarazada. Si usted padece de diabetes tipo 2 y toma píldoras diabéticas, es posible que necesite dejar de tomarlas y comenzar a usar la insulina. La insulina es segura durante el embarazo.
  • Revise su presión arterial con frecuencia. La hipertensión puede causar problemas de salud al igual que con su embarazo. Las lecturas de la presión arterial por lo general se escriben con 2 números. Su presión sistólica (el primer número) debería estar entre 110 y 129. Su presión diastólica (el segundo número) debería estar entre 65 y 79.
  • Mantenga un peso saludable. El aumento de peso recomendado en las mujeres que tiene sobrepeso entre 15 a 25 libras. El aumento de peso recomendado para las mujeres que están obesas entre 10 a 20 libras. Su riesgo de presentar problemas como hipertensión y parto prematuro es mayor si usted tiene sobrepeso.
  • No consuma alcohol. El alcohol es peligroso para el feto. El alcohol también puede aumentar su nivel de azúcar en la sangre y hacer más dificil de controlar su diabetes. Solicite a su proveedor de salud por información si necesita ayuda para dejar de beber alcohol.
  • Ayude a prevenir la hipoglucemia. Su riesgo de presentar hipoglucemia es más alto durante el embarazo porque puede que no perciba los síntomas. Este riesgo es más alto durante el primer trimestre. Coma comidas regularmente y meriendas para evitar la hipoglucemia. Mantenga siempre consigo tabletas de glucosa en caso de que sufra un bajón de azúcar. Si usted no tiene tabletas de glucosa, puede beber leche, jugo o soda regular. Infórmele a su familia de los síntomas de la hipoglucemia para que puedan ayudarle si no puede ayudarse a sí misma. Consulte a su proveedor de salud acerca de cómo sobrellevar su hipoglucemia.
  • Ayude a prevenir la cetoacidosis diabética (CAD). Esta es una condición seria que puede ocurrir cuando su nivel de azúcar en la sangre se sube demasiado. El embarazo aumenta su riesgo de presentar la CAD. Los síntomas de CAD incluyen dolor de estómago, náuseas, vómitos y estar confundida. Su proveedor de salud podría sugerirle que revise los niveles de cetonas en su orina cuando su nivel de azúcar en la sangre es alto. También puede solicitarle que revise sus cetonas regularmente si usted está enferma.
  • Mantenga todas sus citas con sus proveedores de salud. Ellos le van a ayudar a manejar su diabetes durante el embarazo. Es posible que necesite visitas con su proveedor de salud cada 1 a 2 semanas durante el primer y segundo trimestre de su embarazo. Tan pronto se acerque el final de su embarazo, es posible que necesite visitas de control cada semana. Durante estos exámenes, su proveedor podría revisar sus ojos, sus niveles de A1c, y como está usted y su bebé.
  • Tome suplementos de ácido fólico. Comience a tomar ácido fólico antes de embarazarse y continué usándolo por lo menos hasta que tenga 12 semanas de embarazo. El ácido fólico disminuye el riesgo de que su bebe tenga defectos de nacimiento. Pregunte a su proveedor de salud cuanto ácido fólico usted debería tomar.
  • No fume. La nicotina causa daño a su bebé y hace más dificil el controlar su diabetes. No use cigarrillos electrónicos o fume tabaco sin humo en lugar de cigarrillos regulares para ayudarla a dejar de fumar. Estos aún contienen nicotina. Pregunte a su proveedor de salud si fuma y necesita ayuda para dejar de hacerlo.

La nutrición y el embarazo:

La cantidad de calorías que usted necesita, depende de su peso antes de quedar embarazada. Su proveedor de salud o dietista le indicará cuántas calorías usted necesita consumir cada día. Es probable que usted necesite consumir más calorías mientras está embarazada. Si usted tiene sobrepeso, es probable que necesite menos calorías.

La actividad física

o el ejercicio puede ayudarle a mantener estable su nivel de azúcar en la sangre. El ejercicio también sirve para ayudarle a bajar de peso si usted está con sobrepeso. Pregunte a su proveedor de salud cuánto ejercicio necesita hacer cada día. Pregunte qué tipos de actividad física puede hacer sin peligro mientras está embarazada.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide