Skip to Content

Edema Pulmonar

LO QUE NECESITA SABER:

El edema pulmonar es una acumulación de líquido en los alvéolos (sacos de aire) de los pulmones. Es posible que esto le dificulte la respiración. El edema pulmonar puede poner en peligro su vida si su cuerpo no recibe la cantidad de oxígeno que necesita.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Diuréticos: Se administra este medicamento para extraer el exceso de líquido de alrededor de los pulmones y bajar la presión arterial. Es posible que orine más seguido cuando tome este medicamento.
  • Medicamento para el corazón: Es posible que se administre este medicamento para que su corazón lata más fuerte o más regularmente o para bajar la presión arterial.
  • Vasodilatadores: Los vasodilatadores pueden dilatar los vasos sanguíneos del corazón y los pulmones y de este modo mejorar el flujo sanguíneo. Es posible que esto contribuya a bajar la presión en los vasos sanguíneos y mejorar sus síntomas.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.

Haga una cita de seguimiento con su médico de cabecera o pulmonólogo dentro de 7 a 10 días o según le hayan indicado:

Es posible que deba regresar para hacerse más pruebas. Anote las preguntas que tenga para no olvidarse de hacerlas durante las consultas.

Controle y evite el edema pulmonar:

  • Limite la cantidad de líquido que toma tal como le indiquen: Siga las instrucciones que le dé su médico de cabecera o pulmonólogo acerca de la cantidad de líquido que debe beber a diario. Si toma demasiado líquido, puede aumentar el riesgo de que retenga líquido.
  • Tómese el peso a diario: Pésese todas las mañanas a la misma hora después de orinar y antes de comer. El aumento de peso podrían ser un signo de que su cuerpo está reteniendo líquido.
  • Descanse lo necesario: Retome sus actividades lentamente y haga un poco más de actividad cada día. Es posible que tenga dificultad para respirar cuando esté acostado. Use un triángulo de espuma o alce la cabecera de su cama. Es posible que esto le ayude a respirar mejor cuando esté descansando o durmiendo. Use un dispositivo para inclinar todo su cuerpo o doble el cuerpo a la altura de la cintura. No use un dispositivo que le haga doblar la parte superior de la espalda o el cuello.
  • Coma una variedad de alimentos saludables: Las frutas, verduras, panes de harina integral, productos lácteos con bajo contenido de grasa, los frijoles, las carnes magras y el pescado son algunos alimentos saludables. Es posible que sus síntomas disminuyan y sienta más energía si consume alimentos saludables. Pregunte si debe comer alimentos con un bajo contenido de sal o de grasa.
  • Limite o evite el consumo de bebidas alcohólicas: Tendrá que limitar su consumo de bebidas alcohólicas o evitarlas por completo. El alcohol puede empeorar sus síntomas y hacer que su presión arterial suba. Si tiene insuficiencia cardíaca, el alcohol puede hacer que empeore.
  • No fume ni use drogas: Si fuma, nunca es demasiado tarde para dejar de hacerlo. No use drogas ilícitas, como la cocaína. El tabaco y las drogas puede hacer que su condición y sus síntomas empeoren. Pida información si necesita ayuda para dejar de fumar o de usar drogas.
  • Suba lentamente a las alturas elevadas: Suba despacio para permitir que su cuerpo se acostumbre a la altura. Pregunte a su médico de cabecera cuáles son los síntomas del edema pulmonar de gran altitud. Pregunte qué debe hacer si tiene estos síntomas.

Comuníquese con su médico de cabecera o pulmonólogo si:

  • Tiene fiebre.
  • Aumenta de peso sin razón aparente.
  • Orina más que de costumbre.
  • Se le hinchan las piernas o los pies o la hinchazón empeora.
  • Escucha un silbido al respirar o el silbido es más fuerte.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencia si:

  • Esta respirando muy rápido, transpirando y se siente confundido.
  • Siente dolor en el pecho o dificultad para respirar que empeora.
  • Siente como que su corazón saltea un latido o late rápido.
  • Orina muy poco o nada.
  • Escupe flema rosada y con espuma cuando tose
  • Tiene los labios y las uñas pálidas o de color azul.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide